Las presencias en el homenaje al Duque de Edimburgo: las que se esperaban, las que sorprendieron y un regreso

REUNIÓN ROYAL

Las presencias en el homenaje al Duque de Edimburgo: las que se esperaban, las que sorprendieron y un regreso

Después de un funeral reducido debido a la pandemia, el Príncipe Felipe fue homenajeado ante un gran número de invitados en la Abadía de Westminster casi un año después de su muerte.

Las presencias en el homenaje al Duque de Edimburgo: las que se esperaban, las que sorprendieron y un regreso

Aunque el Duque de Edimburgo tuvo un funeral a la altura de su posición y con toda la pompa que tan bien maneja la Familia Real Británica, la pandemia provocó que solo 30 familiares pudieran acudir a despedirse del Príncipe Felipe. Estaba claro que cuando la situación mejorase, se organizaría un acto para rendir homenaje al Duque de Edimburgo al que pudieran acudir no solo la Familia Real Británica y sus parientes más cercanos, sino autoridades, personalidades, representantes de entidades con las que trabajó y miembros de Casas Reales extranjeras.

Asistentes al homenaje al Duque de EdimburgoAsistentes al homenaje al Duque de Edimburgo

La fecha elegida fue el martes 29 de marzo de 2022 y el lugar, la Abadía de Westminster, escenario de los grandes acontecimientos de la Familia Real Británica junto a la Capilla de St George de Windsor Castle, donde se celebró su funeral el 17 de abril de 2021. Hasta allí se desplazaron 500 representantes de los patrocinios y organizaciones benéficas del Duque de Edimburgo, representantes del Gobierno de Reino Unido, las Fuerzas Armadas y las Administraciones Delegadas, Altos Comisionados Reales, representantes de los Territorios de Ultramar, representantes de la Casa de la Reina y del Duque de Edimburgo, representantes de las Afiliaciones Regimentales del Duque en el Reino Unido y la Commonwealth, el clero y otras confesiones, así como Doyin Sonibare, Gold Award Holder del Premio Duque de Edimburgo, que rindió homenaje durante el servicio religioso.

Y por supuesto, la Familia Real Británica. Algunas presencias eran lógicas, otras generaban duda y algunas han supuesto una sorpresa, mientras que otra ha significado un regreso. Empecemos por este último caso. El Príncipe Andrés fue apartado de la Casa Real Británica de forma definitiva cuando prosperó la demanda civil por abuso sexual presentada contra él por Virginia Giuffre. No recuperará su posición, pero al haber llegado a un acuerdo con la víctima que desactivó el juicio, y teniendo en cuenta que se trataba de un homenaje a su padre, la Reina Isabel no solo estimó que su hijo debía estar presente, sino que tenía que contar con un papel relevante.

La Reina Isabel del brazo del Príncipe Andrés en el homenaje al Duque de EdimburgoLa Reina Isabel del brazo del Príncipe Andrés en el homenaje al Duque de Edimburgo

Ambos viajaron juntos en coche desde Windsor a pesar de que se especulaba con un traslado en helicóptero. La Reina, que era una presencia dudosa debido a su salud, estaba decidida a rendir homenaje al Duque de Edimburgo, y así lo hizo, escogiendo al Duque de York no solo para apoyarle públicamente, sino porque es el único de sus hijos que permanece divorciado, motivos por lo que pensó que no habría nadie mejor no solo para compartir viaje con él, sino para agarrarle del brazo para recorrer la distancia entre la entrada de The Poet's Corner y su sitio de honor en la Abadía de Westminster. La Monarca llevaba un bastón para apoyarse, y aunque camina con más dificultad que nunca, no tuvo problemas en recorrer sola la distancia desde el sitio del Príncipe Andrés hasta el de la Reina, colocada junto al Príncipe Carlos. Durante la ceremonia se emocionó y hasta se le escapó alguna lágrima.

No faltaron otros miembros de la Familia Real Británica como los Armstrong-Jones al completo, la descendencia de la Princesa Margarita. Estuvieron por tanto David Armstrong-Jones con sus hijos Charles y Margaret, así como Lady Sarah Chatto con su marido, Daniel Chatto, y sus vástagos Arthur Chatto, Samuel Chatto. Los Duques de Gloucester, el Duque de Kent y algunos de sus descendientes como Lady Helen Taylor y su hijo Cassius Taylor o Lady Amelia Windsor, así como el Príncipe Michael y la Princesa Michael de Kent, Lord Frederick Windsor y Sophie Winkleman, Lady Gabriella Windsor y Tom Kingston o James Ogilvy, su esposa Julia, su hija Flora Ogilvy y su yerno Timothy Vesterberg, tampoco se perdieron el tributo.

Peter Phillips y sus hijas Savannah e Isla Phillips en el homenaje al Duque de EdimburgoPeter Phillips y sus hijas Savannah e Isla Phillips en el homenaje al Duque de Edimburgo

Por supuesto estuvieron las Princesas Beatriz y Eugenia con sus respectivos maridos, Edoardo Mapelli Mozzi y Jack Brooksbank, y los cuatro Wessex al completo. Lady Louise-Mountbatten-Windsoy y James Mountbatten-Windsor son bastantes invisibles a nivel público, pero no podían faltar a este tributo acompañando al Príncipe Eduardo y Sophie de Wessex.

La Princesa Ana y Sir Timothy Laurence fueron otros de los invitados, al igual que los hijos de la Princesa Real, que sí sorprendieron. Peter Phillips acudió con sus dos hijas, Savannah e Isla Phillips, que rindieron homenaje a su bisabuelo. Lo mismo Zara Phillips y Mike Tindall, que llegaron con su hija mayor, Mia Grace.

Zara Phillips y Mike Tindall con su hija Mia Tindal en el homenaje al Duque de EdimburgoZara Phillips y Mike Tindall con su hija Mia Tindal en el homenaje al Duque de Edimburgo

Y para presencias que sorprendieron también las del lado Cambridge. El Príncipe Guillermo y Kate Middleton se presentaron con sus hijos mayores, el Príncipe Jorge y la Princesa Carlota, con edad suficiente para poder acudir, mientras que el Príncipe Luis se quedó en Kensington Palace. Los dos niños iban de la mano de sus padres y se portaron muy bien. Y por supuesto el Príncipe Carlos y Camilla estuvieron allí, con la Duquesa de Cornualles vestida de verde oscuro al igual que la Reina Isabel, la Princesa Ana, la Reina Letizia y Beatriz de Holanda, homenajeando de esta forma al 'Verde Edimburgo', el color del Príncipe Felipe. Otra invitada de la familia, aunque más lejana, fue India Hicks, sobrina segunda del Duque de Edimburgo al ser hija de su prima Lady Pamela Mountbatten, hija a su vez de Lord Mountbatten.

Cónclave royal

En cuanto a los extranjeros, se dejaron ver, además de los sobrinos alemanes del Duque de Edimburgo, los Reyes Felipe y Letizia, los Reyes Felipe y Matilde de Bélgica, los Reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda acompañados de la Princesa Beatriz, los Reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia con la Princesa Cristina, la Reina Margarita de Dinamarca, el Príncipe Alberto de Mónaco, la Gran Duquesa de Luxemburgo, el Príncipe El Hassan bin Talal y la Princesa Sarvath El Hassan, la Reina Ana María de Grecia, el Príncipe Pablo de Grecia, la Princesa Marie Chantal de Grecia, el Príncipe Felipe de Grecia, la Princesa Nina de Grecia, Margarita y Radu de Rumanía, Alexander y Katherine de Serbia y el Príncipe Kyril de Bulgaria.

La Gran Duquesa de Luxemburgo, Ana María de Grecia, Pablo y Marie Chantal de Grecia, Felipe de Grecia y Nina Flohr y Margarita de Rumanía en el homenaje alLa Gran Duquesa de Luxemburgo, Ana María de Grecia, Pablo y Marie Chantal de Grecia, Felipe de Grecia y Nina Flohr y Margarita de Rumanía en el homenaje al

De todos ellos, la sorpresa vino de la mano de Cristina de Suecia, cuya presencia no se había anunciado previamente, así como la de Felipe de Grecia y Nina Flohr, que no son tan habituales en este tipo de actos, pero que quisieron despedir al Duque de Edimburgo y así presentar a Nina de Grecia a las Casas Reales que no acudieron a su boda el 23 de octubre de 2022. Estos y todos los demás estuvieron presentes en este servicio que celebró la vida, obra y legado del Duque de Edimburgo.

Te puede interesar