Duque de Edimburgo

Duque de Edimburgo

Nombre Felipe

Apellidos de Mountbatten y de Grecia y Dinamarca

Profesión Realeza

Edad 98 años (10 Junio 1921) Géminis

Nació en Mon Repos (Corfú), Grecia

Biografía de Felipe de Mountbatten y de Grecia y Dinamarca

El Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, nació el 10 de junio de 1921 en la villa Mon Repos en Corfú, una isla griega del mar Jónico. Vino al mundo allí porque hasta que la Familia Real Griega fue expulsada definitivamente del país, los Glücksburg -dinastía que reinó durante más de 100 años- veraneaban en este palacio. Su Alteza Real el Príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, títulos y tratamiento que le correspondían por nacimiento, fue el quinto y último hijo (único varón) del Príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca y de la Princesa Alicia de Battenberg. Fue bautizado en la iglesia de San Jorge en su isla natal. Estudió en un colegio de Alemania y en otro al norte de Escocia. Tuvo cuatro hermanas, las Princesas Margarita, Teodora, Cecilia y Sofía de Grecia y Dinamarca, todas ellas casadas con Príncipes alemanes, y en el caso de Cecilia de Grecia y Dinamarca, dueña de un triste destino al morir junto a su esposo, el Gran Duque Heredero Jorge Donato de Hesse, y dos de sus tres hijos, en un accidente de avión que tuvo lugar en 1937.

Su infancia no fue nada fácil, entre el exilio que padeció la Familia Real Griega, y el desapego de sus padres, que terminados separados. Su padre murió cuando el Príncipe Felipe tenía 23 años tras llevar una vida disipada, mientras que su madre fue diagnosticada con esquizofrenia. Por su parte, sus hermanas, todas mayores, se habían casado muy pronto y ya hacían sus vidas. Con este panorama, terminó haciéndose cargo de él su tío Lord Mountbatten, que consiguió que entrara en la Marina Real de Reino Unido. Felipe cambió el orden de sus apellidos, teniendo cuidado en que fuera Mountbatten, traducción del alemán Battenberg, mal visto desde la I Guerra Mundial.

En 1939 conoció a la Princesa Isabel, que se enamoró perdidamente de él. Cuando ella fue lo bastante mayor, y pese a que no todo el mundo en la corte apoyaba este matrimonio, se anunció el compromiso entre la heredera de Reino Unido y el Príncipe Felipe. Para casarse tuvo que renunciar a su religión, la ortodoxa griega, y a su lealtad a Grecia, por esto perdió su título de Príncipe de Grecia y Dinamarca. A cambio, su suegro, Jorge VI, le nombró Duque de Edimburgo, Conde de Merioneth y Barón de Greenwich con tratamiento de Alteza Real, además de caballero de la Orden de la Jarretera y gran maestre de la Orden del Imperio Británico. Finalmente, el 20 de noviembre de 1947 se celebró la boda entre Isabel de Inglaterra y el Duque de Edimburgo, el primer gran enlace real tras la II Guerra Mundial. Es padre de cuatro hijos, el Príncipe Carlos (1948), la Princesa Ana (1950), el Príncipe Andrés (1960) y el Príncipe Eduardo (1964), que a su vez le han dado ocho nietos y cinco bisnietos.

Tras su matrimonio siguió sirviendo en la Marina Real, lo que llevó a la pareja a Malta. De vuelta en Londres asumieron más funciones oficiales, sobre todo en vista de que la salud del Rey Jorge VI se debilitaba. En febrero de 1952, los Edimburgo estaban de viaje oficial en Kenia, destino elegido dentro de una larga gira que les mantuvo semanas lejos de Reino Unido. Allí recibieron la noticia de la muerte de Jorge VI, Isabel era desde el 6 de febrero de 1952 la Reina de Inglaterra. Al contrario que hizo la Reina Victoria con el Príncipe Alberto, no le dio título de Príncipe consorte, y menos de Rey consorte. El segundo plano en el que estaba provocó su enfado, unido a no poder dar su apellido a sus hijos. Todo ello provocó una enorme crisis en la pareja que se solucionó cuando Isabel II le dio más papel institucional y le nombró Príncipe de Reino Unido en 1957.

En su vida como miembro de la Familia Real Británica, el Duque de Edimburgo también es patrocinador de muchas organizaciones como los Premios Duque de Edimburgo y el Fondo Mundial para la Naturaleza. Además es el rector de la Universidad de Cambridge, y también lo fue de la de Edimburgo. Ahora es su hija Ana la que le relevó en el cargo. Es una persona muy concienciada con el medio ambiente. Es patrón de casi 800 entidades y a lo largo de siete décadas ha participado en más de 20.000 actos oficiales.

En mayo de 2017, cuando le faltaba un mes para celebrar los 96 años, la Casa Real Británica anunció que el Duque de Edimburgo abandonaba su agenda oficial, abriendo la puerta a participar en actos concretos con la Reina Isabel o en acontecimientos públicos de gran relevancia. Nunca quiso retirarse, pero su avanzada edad le ha llevado a retirarse ya con 96 años cumplidos tras una larga vida de servicio a la Corona.

Noticias de Duque de Edimburgo

Fotos de Duque de Edimburgo

Síguenos en redes