Todo lo que han contado el Príncipe Harry y Meghan Markle en su entrevista a Oprah Winfrey

LA GRAN ENTREVISTA

Todo lo que han contado el Príncipe Harry y Meghan Markle en su entrevista a Oprah Winfrey

No mentía Oprah Winfrey cuando comentó en un avance de la entrevista que los Duques de Sussex habían dicho cosas impactantes.

Todo lo que han contado el Príncipe Harry y Meghan Markle en su entrevista a Oprah Winfrey

Lo primero de todo, pedir perdón por tan pretencioso titular. Dos horas de entrevista del Príncipe Harry y Meghan Markle a Oprah Winfrey en CBS dieron para mucho, para demasiado, y aquí hay un extenso resumen, sí, pero un resumen al fin y al cabo. La entrevista fue emitida el 7 de marzo de 2021 en Estados Unidos, llegando un día más tarde a Reino Unido a través de ITV, que se hizo con los derechos tras ganar la competición. CBS pagó a la productora de Oprah Winfrey entre 7 y 9 millones por los derechos de la entrevista, aunque lo ha recuperado con creces con la venta a Reino Unido y con la publicidad. Ha sido un negocio redondo para todos, salvo para Buckingham Palace. En el caso de los Sussex, un portavoz señaló que no cobraron nada, si bien otras fuentes hablan de algo menos de 6 millones.

El Príncipe Harry y Meghan Markle se miran durante su entrevistaEl Príncipe Harry y Meghan Markle se miran durante su entrevista | Foto: CBS

Sea como fuere, guste, no guste, haya sido un error o un acierto, les genere críticas, alabanzas o las dos cosas, la entrevista ha sido un bombazo absoluto. Grabada en el jardín de casa de Gayle King, presentadora amiga tanto de Meghan Markle como de Oprah Winfrey, el protagonismo recayó en buena parte en la Duquesa de Sussex en esta entrevista calificada como de "sin restricciones", si bien se acabó uniendo el Príncipe Harry, que tenía mucho que añadir y no decepcionó, o al menos no a la audiencia, que se estima en 17 millones de personas en Estados Unidos.

El por qué del Sussexit

Mucha gente se pregunta a qué se debió su salida de la Casa Real Británica, y si bien ya lo han explicado en alguna ocasión incluso en primera persona, con las palabras del Duque de Sussex en su entrevista a James Corden, ambos quisieron volver a explicarlo. "Nunca dejamos a la familia y solo queríamos tener el mismo tipo de rol que tienen otros. Hay miembros mayores de la familia. Dijimos específicamente que estábamos dando un paso atrás de ese puesto. Estábamos diciendo: 'Está bien, esto no está funcionando para todos. Estamos sufriendo mucho, no pueden brindarnos la ayuda que necesitamos. Damos un paso atrás", señaló Meghan Markle, que recordó que hay miembros de la Familia Real Británica que tienen títulos reales, que viven en residencias reales y que participan en actos cuando se les necesita, pero que al mismo tiempo se ganan la vida, como querían hacer los Duques de Sussex, que deseaban ser financieramente independientes para no depender solo de la Casa Real Británica. Eso sí, su primer planteamiento fue renunciar al Sovereign Grant, que les aportaba un 5 por ciento de sus ingresos, pero nada de los fondos del Ducado de Cornualles, los verdaderamente importantes. De todos modos, al no recibir dinero del contribuyente esperaban sentirse más libres y no tener las mismas ataduras y responsabilidades oficiales y no oficiales que hasta entonces. Por otro lado, lo que cuenta no es realmente así. En el caso de las Princesas Beatriz y Eugenia de York, que cumplen los requisitos de los que hablan con los títulos, las residencias reales y los actos, las hijas de los Duques de York no tienen agenda oficial y no forman parte de la Casa Real Británica, sino que acuden de vez en cuando a actos más públicos y familiares como las Garden Parties y Trooping the Colour.

Los Duques de Sussex en su entrevista con Oprah WinfreyLos Duques de Sussex en su entrevista con Oprah Winfrey | Foto: CBS

El Príncipe Harry recordó entonces a Lady Di: "Mi mayor preocupación era que la historia se repitiera y lo he dicho antes en numerosas ocasiones de manera muy pública. Lo que estaba viendo era la historia repitiéndose. Estoy realmente aliviado y feliz de estar sentado aquí, hablando contigo con mi esposa a mi lado porque no puedo ni imaginarme cómo debe haber sido para ella pasar por este proceso sola hace tantos años. Porque ha sido increíblemente difícil para nosotros dos, pero al menos nos tenemos el uno al otro", reconoció. Sobre si el adiós fue cosa de Meghan Markle, algo que la prensa británica vio así al llamarlo Megxit en lugar de Sussexit, esto fue lo que dijo ella: "¿Te imaginas el poco sentido que tiene eso? Dejé mi carrera, mi vida, dejé todo porque le amo". Tampoco pensaron que todo iba a terminar así: "Nuestro plan era hacer esto para siempre", señalando además que cuando entró en la Familia Real Británica les hizo saber que estaba allí para servir a la Corona de la manera que le pidieran.

Oprah Winfrey quiso saber si se arrepentían de algo tras el Sussexit. El Príncipe Harry lo tenía claro: "No. Estoy orgulloso de nosotros, estoy orgulloso de mi esposa. Ella dio a luz a Archie durante una época que fue tan cruel y muy mala. Todos los días la veía llorar mientras daba de mamar a Archie. Hicimos lo que teníamos que hacer", sentenció. Por su parte, la Duquesa de Sussex sí se arrepiente de algo: "Lo que lamento es haberles creído cuando dijeron que estaría protegida. Y lamento creer eso porque creo que si realmente hubiera visto que no estaba sucediendo, habría podido hacer más. Creo que se suponía que no debía verlo. No se suponía que debía saberlo y ahora, como estamos del otro lado, no solo hemos sobrevivido, sino que estamos prosperando", comentó, haciendo referencia a esa vida que no era vida cuando solo sobrevivían, unas declaraciones realizadas en el documental de ITV 'Harry & Meghan: An African Journey' de otoño de 2019.

Los Markle, entre la traición y la indiferencia

La mayor parte de la entrevista ha versado sobre ellos mismos o sobre la Familia Real Británica, pero teniendo en cuenta los problemas que Meghan Markle ha tenido con su propia familia, estaba claro que Oprah Winfrey iba a preguntarle por los escándalos y ataques protagonizados por sus parientes, o al menos por dos de ellos: su padre y su medio hermana. Primero reconoció que no sabía si se sentía cómoda hablando de esto, pero finalmente logró hacerlo.

"Había tal obsesión con cualquier cosa relacionada con mi mundo, y eso incluía acechar a mis padres. Hice todo lo posible para protegerlos a ambos de este frenesí mediático. Durante más de un año, los tabloides británicos trataron de encontrar el rastro de mi padre", y finalmente lo consiguieron, no como su madre, que siempre se mantuvo al margen: "Ella ha permanecido en un digno silencio durante cuatro años mientras veía cómo pasaba por esto". Dijo haberse sentido traicionada cuando su padre le mintió sobre su montaje con los paparazzi antes de la boda, el escándalo que provocó su ausencia en Windsor Castle. Reconoce además que le llamaron para decirle que si necesitaba protección, lo harían, aunque supusiese un despliegue que no permitiera autorización para que sus futuros hijos recibieran protección. Thomas Markle lo negó todo y finalmente se supo que estaba implicado. "Miro a Archie, pienso en ese niño, y realmente no puedo imaginarme haciendo algo que lastime intencionadamente a mi hijo. No puedo imaginarlo. Así que es difícil para mí aceptar eso", señaló muy dolida.

Preguntada por el libro de su medio hermana Samantha, fue clara y contundente: "Creo que sería difícil 'contarlo todo' cuando no me conoces. Esta es una situación muy diferente a la de mi padre. Cuando hablas de traición, la traición proviene de alguien con quien tienes una relación. Crecí como hija única, lo que todos a mi alrededor saben. Y me hubiera encantado tener hermanos, por eso estoy tan feliz de estar embarazada porque Archie los tendrá. La última vez que la vi debe haber sido hace al menos 18, 19 años, y antes de eso, 10 años antes", comentó la Duquesa de Sussex, que añadió que su hermana volvió a usar su apellido de soltera, Markle, cuando se conoció que Meghan estaba saliendo con el Príncipe Harry: "Creo que eso lo dice todo", sentenció Meghan Markle.

Grosero no es lo mismo que racista

El Príncipe Harry y Meghan Markle están en contra del odio que generan las redes sociales, así como de la toxicidad de determinados medios de comunicación de Reino Unido. Los Duques de Sussex no se sintieron respaldados cuando se quejaron del acoso que sufrían, ante lo que se les dijo que no era nada nuevo y que otros antes que ellos, o particularmente que ella, habrían sufrido de la misma forma. El problema es que no fue de la misma forma, o eso es lo que considera Meghan Markle: "Los miembros de su familia dicen, 'bueno, esto es lo que nos ha pasado a todos'.

Se comparó su experiencia con lo que se decía de la Duquesa de Cambridge cuando le llamaban Waity Katie por todo el tiempo que estuvo esperando antes de casarse con el Príncipe Guillermo: "Aunque imagino que fue difícil, y lo hago, no puedo imaginar cómo se sintió, esto no es lo mismo. Y si un miembro de esta familia dice 'todos hemos tenido que lidiar con cosas que son groseras, groseras y racistas no son lo mismo. E igualmente, también ha tenido un equipo de prensa que oficialmente lo defiende, especialmente cuando saben que algo no es cierto. Y eso no sucedió para nosotros". Esto lleva al siguiente punto.

Meghan silenciada y las mentiras de Buckingham Palace

"Palacio mintió sobre mí para proteger a otros miembros de la realeza", acusó Meghan Markle, a la que se dijo que no podía defenderse, ni ella ni las personas de su entorno, y que se limitaran a no hacer comentarios, ese 'never complain, never explain' (no te quejes, no expliques) tan británico que no pudo asumir la Duquesa de Sussex. "Fue solo una vez casados, y cuando todo comenzó a empeorar, cuando comprendí que no solo no me estaban protegiendo, sino que estaban dispuestos a mentir para proteger a otros miembros de la familia. Pero no estaban dispuestos a decir la verdad para protegernos a mí y a mi marido".

Meghan Markle en su entrevista a Oprah WinfreyMeghan Markle en su entrevista a Oprah Winfrey | Foto: CBS

Eso deja claro que no se mantuvo en silencio porque quiso, sino que fue silenciada. "No sé cómo puede esperar que después de todo este tiempo sigamos callados si hay un papel activo que la Firma (término con el que se conoce a la Casa Real Británica) ha estado jugando en perpetuar falsedades sobre nosotros. Y eso viene con el riesgo de perder cosas, hay mucho que ya se ha perdido", comentó. "Siempre he valorado la independencia. Siempre he sido franca, especialmente sobre los derechos de las mujeres, y esa es la triste ironía de los últimos cuatro años, he abogado durante tanto tiempo para que las mujeres usen su voz y me quedé en silencio". Pero no se va a quedar callada, no va a permanecer en silencio: "No voy a vivir mi vida con miedo".

Pensamientos suicidas

Ya no vive con miedo, pero sí lo tuvo, y mucho. Una de las revelaciones más impactantes fue que tuvo pensamientos suicidas y que obtuvo el apoyo del Príncipe Harry, pero no de la Casa Real Británica, a quien pidió ayuda sin lograr nada. "Estaba realmente avergonzada de tener que decirlo en ese momento y de tener que admitírselo especialmente a Harry, porque sé las pérdidas que ha sufrido. Pero sabía que si no decía... simplemente no quería vivir más, no quería estar viva, y ese fue un pensamiento constante muy claro, real y aterrador ". La Duquesa de Sussex pidió ayuda a la Casa Real Británica, pero le dijeron que no podían hacer nada por ella: "Fui a la institución y dije que necesitaba ir a algún lugar para obtener ayuda. Y dije que nunca me había sentido así antes. Necesito ir a alguna parte. Y me dijeron que no podía, porque no sería bueno para la institución. Nunca hicieron nada, así que tuvimos que encontrar una solución". Habló con recursos humanos, pero tampoco obtuvo lo que esperaba: "Mi corazón está contigo porque veo lo mal que lo están pasando, pero no hay nada que podamos hacer porque no eres una empleada".

Sin instrucción

La Reina Letizia, Máxima de Holanda o Mary de Dinamarca recibieron una gran preparación para ser miembros de sus respectivas Familias Reales. Vale que Meghan Markle no será Reina, sino que entró como consorte de un príncipe real, pero alguna preparación debería haber recibido. Ella dice que ninguna. "A diferencia de lo que se ve en las películas, no hubo clases sobre cómo hablar, cómo cruzar las piernas, como ser de la realeza", se quejó la Duquesa de Sussex, que recuerda que por las noches se metía en Google para saber más, y también para aprenderse el Himno Nacional, algo que nadie pensó que podía no conocer teniendo en cuenta que es estadounidense, así como otros himnos religiosos: "A nadie se le ocurrió decir: 'Oh, eres estadounidense, no lo vas a saber'. Necesito aprender estos tres himnos para la iglesia, todo esto es televisado. Quería que estuvieran orgullosos de mí ", reconoció.

Meghan Markle en un momento de su charla con Oprah WinfreyMeghan Markle en un momento de su charla con Oprah Winfrey | Foto: CBS

Más curioso resulta que la persona que le enseñó a hacer una reverencia antes de conocer a la Reina fue Sarah Ferguson. Meghan Markle se acercó al Royal Lodge, donde la Duquesa de York vive junto al Príncipe Andrés. El Príncipe Harry quiere mucho a la madre de sus primas Beatriz y Eugenia de York, por lo que no es extraño que quisiera que conociera a Meghan Markle. La Duquesa de York le preguntó si sabía hacer la reverencia, y como le contestó de forma negativa, le enseñó. El resultado fue positivo, pero la Duquesa de Sussex dice que no se acuerda bien. No sabía eso ni sabía todo lo que tenía que saber sobre el Príncipe Harry y la Familia Real Británica y todo lo que implica, o al menos eso dice ella. En todo esto podría haber actuado el Príncipe Harry. ¿No le explicó quién era? ¿No le dijo lo que implicaba realmente dejarlo todo para entrar en la Familia Real Británica? Está visto que no, o efectivamente ella fue muy ingenua.

El viaje que lo cambió todo

El Príncipe Harry reconoció que la Familia Real ofreció una buena bienvenida a Meghan Markle, pero que las cosas empezaron a torcerse durante la gira que los Duques de Sussex realizaron por Oceanía en octubre de 2018. Según el Príncipe Harry, ver cómo triunfaba Meghan Markle recordó a cómo lo hizo Lady Di en Australia en 1983: "Meghan fue espectacular con la gente. Eso a la Familia Real le trajo recuerdos y no les gustó". Esto es sin duda un dardo hacia el Príncipe Carlos, que se puso muy celoso por cómo la Princesa Diana acaparaba toda la atención y le eclipsaba. "Mi padre, mi hermano, Kate y el resto de la familia le dieron una buena acogida, pero eso cambió después de la gira por Australia. Fue la primera vez que vieron lo increíble que era Meghan en el trabajo".

Buenas palabras para la Reina Isabel

Meghan Markle solo tiene buenas palabras para la Reina Isabel y quiere dejarla al margen de las polémicas: "Es difícil para la gente distinguir porque es un negocio familiar. Está la familia, y luego están las personas que dirigen la institución. Esas son dos cosas separadas. Es importante poder dividir eso porque la Reina, por ejemplo, siempre ha sido maravillosa conmigo".

La Reina Isabel y Meghan Markle muy cómplices durante un acto en CheshireLa Reina Isabel y Meghan Markle muy cómplices durante un acto en Cheshire

Contó que la Monarca le regaló unos pendientes y un collar de perlas cuando realizaron su primer acto oficial juntas en junio de 2018 en Cheshire, y que le gustaba pasar tiempo con la Reina: "La Reina siempre ha sido maravillosa conmigo. Siempre me ha gustado estar con ella. Fue cálida y acogedora". En ese sentido habla también el Duque de Sussex, que dice que la respeta mucho y que su vínculo es muy fuerte: "He hablado más con mi abuela en el último año que en muchos, muchos años. Mi abuela y yo tenemos una relación muy buena y un buen entendimiento".

No hizo llorar a Kate Middleton

Meghan Markle no hizo llorar a Kate Middleton como se publicó en noviembre de 2018, sino todo lo contrario: "Fue al revés. Ella me hizo llorar a mí". La Duquesa de Sussex comentó además que su cuñada entendió que se había portado mal, admitió su culpa, se disculpó y le mandó una nota y unas flores. "No estoy compartiendo esta información sobre Kate para desprestigiarla de ninguna manera. La semana de la boda fue muy complicada y ella estaba molesta por algo. No creo que sea justo para ella entrar en detalles porque se disculpó. Y la perdoné. Es una buena persona".

Lo que no entiende es que se busque siempre la narrativa de héroe y villano y que haya que enfrentar siempre a dos mujeres, algo que dijo que es lo que busca la prensa: "Si me amas, no tienes que odiarla. Y si la amas, no tienes que odiarme". Recuerda que fue ahí cuando empezó la destrucción de su persona y echa en cara a la Casa Real Británica que se le protegiera, lo que se une con que Buckingham Palace mintió para proteger a otros miembros de la Familia Real: "Todos en la institución sabían que no era cierto, que era Kate quien me había hecho llorar a mí". Añadió que fue complicado para ella que le culparan por algo que no hizo y que se imagina que su cuñada también querrá que se sepa la verdad.

Sobre el Príncipe Carlos y el Príncipe Guillermo

Meghan Markle ha sido clara y quizás hasta conciliadora. No quiere guerras con los Cambridge. No se puede decir que el Príncipe Harry no lo sea, pero sí ha sido más contundente al hablar sobre su padre y su hermano. Es además el Príncipe de Gales el que sale más perjudicado, como suele ocurrir con él. Esto enlaza con el respeto del Duque de Sussex a Isabel II y el haber negado que el anuncio del Sussexit aquel 8 de enero de 2020 fue algo unilateral: "No, no sorprendí a mi abuela. Tengo demasiado respeto por ella". Tuvo tres conversaciones con la Monarca sobre este tema y dos con el Heredero: "Antes de que dejara de atender mis llamadas". El Príncipe Carlos le pidió que le contara sus planes por escrito y así hizo pero se sintió ignorado por su padre, lo que cree que pasó: "porque me tomé el asunto de forma personal. Sentía que tenía que hacer esto por mi familia. No fue una sorpresa para nadie. Es realmente triste que llegara a ese punto, pero tenía que hacer algo por mi propia salud mental, la de mi esposa y la de Archie también. Me siento realmente decepcionado porque él ha pasado por algo similar, sabe cómo se siente el dolor y Archie es su nieto. Al mismo tiempo, siempre le querré. Pero hay mucho dolor, y arreglar esa relación seguirá siendo una de mis prioridades". Al Príncipe de Gales no le han gustado las palabras de su hijo. Lógico.

El Príncipe Carlos, el Príncipe Harry y el Príncipe Guillermo en un recuerdo a Lady DiEl Príncipe Carlos, el Príncipe Harry y el Príncipe Guillermo en un recuerdo a Lady Di

Con respecto al Príncipe Guillermo, con el que ya reconoció un distanciamiento en octubre de 2019, vuelve a decir sin entrar mucho en detalles que siguen teniendo una relación poco fluida Es mi hermano, hemos pasado por un infierno juntos, tenemos una experiencia compartida. Pero estamos en caminos diferentes. La relación es distante en este momento. Pero el tiempo todo lo cura. Ojalá". Por si fuera poco, ha señalado que siente pena por el Príncipe de Gales y el Duque de Cambridge, porque él se sentía atrapado y ha podido salir, aunque para ello tuvo que conocer a Meghan Markle:" Estaba atrapado, pero no sabía que lo estaba", hasta que conoció a su mujer y todo cambió: "Nuestros mundos chocaron de la manera más asombrosa". Sin embargo, su padre y su hermano también están atrapados, pero "no pueden irse. Y siento una gran compasión por ellos".

'Sin dinero' y sin seguridad gratuita

El dinero no es un problema para el Príncipe Harry y Meghan Markle, que pueden tener la tranquilidad de contar con unas cuentas muy saneadas. Ellos deseaban ser financieramente independientes al margen de la Casa Real Británica, aunque no pensando en irse del todo, sino representar a la Corona en determinados actos y combinarlo con carreras profesionales. Su idea era renunciar al 5 por ciento de sus ingresos que les suministraba el Sovereign Grant, pero no de los fondos del Ducado de Cornualles, rentas que recibe el Heredero y con las que se financia a sí mismo, a Camilla Parker, a los Cambridge y hasta que se fueron, a los Sussex.

El Príncipe Harry en su entrevista a Oprah WinfreyEl Príncipe Harry en su entrevista a Oprah Winfrey | Foto: CBS

Si bien se pensaba que el Príncipe Carlos iba a sostenerles económicamente durante un año, no fue así. El Príncipe Harry contó a Oprah que les cortaron los fondos en el primer trimestre de 2020, lo que les llevó a moverse rápido y a firmar sus contratos con Netflix y Spotify para sostenerse, o mejor dicho, para mantener y ampliar su fortuna. Penurias no han pasado. Se han comprado una espectacular mansión de en torno a 14 millones en Montecito (California), y cuentan con una fortuna estimada en 35 millones, de los que sobre 30 provienen de la herencia que el Príncipe Harry recibió de Lady Di, de la que dijo que estaría "triste y enfadada por cómo salió todo, pero creo que todo lo que ella querría sería que seamos felices". Reconoce además que todo lo que han podido hacer es gracias a ella: "Sin eso, no hubiéramos podido hacer todo esto. Todo lo que quería era dinero suficiente para conseguir seguridad y mantener a mi familia a salvo", añadió.

Para conseguir mantener a su familia a salvo no necesitaba solo romper los lazos con Buckingham Palace, sino contar con seguridad. Reino Unido no quería pagar, Canadá tampoco, y Estados Unidos todavía menos, así que lo han estado costeando ellos, algo que se han tomado muy mal: "Nunca pensé que, como príncipe nacido en la familia, me iban a quitar la seguridad", apuntó el Duque de Sussex. "Pedí a la familia que al menos mantuvieran la seguridad de Harry, incluso si no me brindaban seguridad a mí y a Archie", comentó Meghan Markle.

Racismo y sin título para Archie

Eso de que Archie no tuviera seguridad enlaza con un pasaje de la entrevista muy duro. Meghan Markle reveló que cuando estaba embarazada, en la Casa Real Británica le comunicaron que su hijo no podría ser príncipe ni recibiría seguridad. "¿Era importante para ti que fuera Príncipe?", le preguntó Oprah: "El título más importante que tengo es el de mamá. Pero la idea de que el único miembro de color, no fuera a ser tratado como el resto... No tienen derecho a quitárselo. Quieren cambiar lo establecido por Archie. ¿Por qué?", preguntó la Duquesa de Sussex, que no tiene razón por completo. Cuando nació Archie se comunicó que no habría títulos para él y ni siquiera sería conocido como Conde de Dumbarton, título subsidiario al de Duque de Sussex al que tiene derecho automático. Sin embargo, para que hubiera sido Príncipe de Sussex hubiera sido necesario que la Reina lo expresara mediante una Carta Patente tal y como hizo antes del nacimiento del Príncipe Jorge para asegurar que todos los hijos del Príncipe Guillermo y Kate Middleton tuvieran dignidad principesca.

Los Duques de Sussex presentando a su hijo Archie Harrison a la Reina Isabel, el Duque de Edimburgo y Doria RaglandLos Duques de Sussex presentando a su hijo Archie Harrison a la Reina Isabel, el Duque de Edimburgo y Doria Ragland

Esto es así porque en una Carta Patente emitida por el Rey Jorge V, abuelo de Isabel II, en 1917 quedaba claro que serán Príncipe o Princesa los hijos del Rey o Reina, los hijos del Príncipe de Gales, los vástagos de los hijos varones del Monarca, así como el primogénito del primogénito del Príncipe Heredero. Archie sería príncipe automáticamente cuando el Príncipe Carlos fuera Rey y no antes de no mediar la Reina. Se dio a entender que Archie no tendría títulos debido a la decisión de sus padres de criar a su hijo al margen de la Casa Real Británica para que tuviera una infancia más normal y sin tener que cumplir con ciertas normas no escritas, como los Condes de Wessex, que renunciaron a que sus hijos sean príncipes a pesar de que legalmente tienen derecho a ello, o los Phillips, que ni siquiera son Lord y Lady por el rechazo de sus padres a un título nobiliario para Mark Phillips que hubiera compartido con la Princesa Ana. Parecía que su decisión iba en esta línea, pero no.

De hecho, en la entrevista que el Príncipe Harry y Meghan Markle concedieron a Oprah Winfrey, Meghan Markle dijo que le dolió que la Casa Real Británica negara directamente el título de Príncipe a su hijo, así como la seguridad: "Cuando estaba embarazada estábamos con la conversación de 'No se le dará seguridad, no se le dará un título', dando por hecho que el problema era la raza y no que Archie esté ya lejos en la línea sucesoria.

Archie Harrison Mountbatten-Windsor en su primer acto oficial en SudáfricaArchie Harrison Mountbatten-Windsor en su primer acto oficial en Sudáfrica

Pero esto no es lo peor. La Duquesa de Sussex reveló que al menos un miembro de la Familia Real Británica estaba preocupada por el color de piel que tendría Archie. Meghan Markle es hija de un hombre blanco y una mujer negra, por lo que es birracial. Eso preocupaba al menos a alguien de la dinastía, que tenía miedo de lo oscuro que podría ser el hijo o los hijos que pudieran tener. Meghan Markle se negó a decir qué miembro de la Familia Real Británica había realizado el comentario : "Creo que eso sería muy perjudicial para ellos. Eso me lo transmitió Harry. Fueron las conversaciones que la familia tuvo con él". Tampoco lo hizo el Duque de Sussex, aunque reconoció que era cierto: "Nunca voy a compartir esa conversación, pero en ese momento fue incómoda. Estaba sorprendido". Después de la emisión de la entrevista, Oprah Winfrey dijo que esas palabras no salieron de la boca de la Reina Isabel ni del Duque de Edimburgo. Ahora bien, los Sussex han dejado en el aire la identidad de quien hizo ese comentario racista, lo que deja una sombra de duda sobre todos que va en la línea de salvar a sus abuelos, pero no a los demás.

La boda secreta

"¿Sabes? Tres días antes de nuestra boda nos casamos. Nadie lo sabe", confesó Meghan a Oprah: "Llamamos al arzobispo y le dijimos: 'Este espectáculo es para el mundo, pero queremos una unión solo con nosotros'. Los votos que hemos enmarcado en nuestra habitación son esos". Y así, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, les casó el 16 de mayo de 2018. La boda no tendría validez como tal porque ni siquiera había testigos, por lo que legalmente estarían unidos desde el 19 de mayo de 2018. Sin embargo, ambos tuvieron lo que quisieron: una boda de ellos solo para ellos.

La felicidad de Archie en California

Cuando se casaron, no imaginaban que los hijos que tuvieran acabarían viviendo en California. Desde 2020, los Sussex residen en Estados Unidos, concretamente en Montecito, donde viven felices. Están encantados con la vida que llevan allí, Archie crece libre y contento y va sumando recuerdos: "Tenemos un espacio al aire libre donde podemos pasear con Archie en familia y con los perros. Hacemos caminatas o bajamos a la playa, que está muy cerca".

Meghan, Archie y uno de sus perros en la playaMeghan, Archie y uno de sus perros en la playa | Foto: CBS

Lo que más me gusta es poner su asiento de bebé y llevarlo de paseo en bicicleta. Es algo que nunca pude hacer cuando era pequeño. Le veo extendiendo los brazos y diciendo 'palmera' o 'casa'". El Príncipe Harry le contó a James Corden que la primera palabra de su hijo había sido 'cocodrilo', aunque ya sabe decir también 'Conduce con cuidado'. La familia es feliz en su vida, una vida sin privilegios reales, pero sí con otros muchos.

Una niña para los Sussex

Esa familia crece en 2021 y será de cuatro. Los Duques de Sussex comunicaron emocionados que serán padres de una niña, que nacerá en verano de 2021 y que la segunda será también la última. Tendremos dos como máximo", había dejado claro el Príncipe Harry a Jane Goodall en 2019, y así será. No habrá más Sussex después de la niña que vendrá al mundo en verano de 2021. "Tener un hijo, uno o dos, ya habría sido impresionante, pero tener un niño y luego una niña... ¿Qué más puedes pedir? Ahora tenemos nuestra familia, nos tenemos a nosotros cuatro y nuestros dos perros", señaló.

La felicidad de Harry y Meghan al revelar que esperan una niñaLa felicidad de Harry y Meghan al revelar que esperan una niña | Foto: CBS

Una historia con final feliz

"En cierto modo, esto es solo el comienzo", dijo Meghan Markle muy sonriente ante una receptiva Oprah Winfrey. "¿Entonces tu historia con el príncipe tiene un final feliz?", le preguntó: "Sí, lo tiene. Más grande que cualquier cuento de hadas que hayas leído". Y colorín colorado, este cuento no ha terminado.

Te puede interesar