Todo lo que implica la renuncia del Príncipe Harry y Meghan Markle: así será su vida, su labor y su financiación

OTRO CAMINO

Todo lo que implica la renuncia del Príncipe Harry y Meghan Markle: así será su vida, su labor y su financiación

La redefinición del papel de los Duques de Sussex modifica su forma de financiarse, su vida y su trabajo. Otras cosas no cambiarán.

Todo lo que implica la renuncia del Príncipe Harry y Meghan Markle: así será su vida, su labor y su financiación

El 8 de enero de 2019 será recordado como el día en el que los Duques de Sussex comunicaron unilateralmente su salida de la Casa Real Británica, o mejor dicho, cómo quieren redefinir su papel a partir de ese momento. En el comunicado emitido por el Príncipe Harry y Meghan Markle manifestaron su decisión de abandonar su compromiso a tiempo completo con la Corona y su idea de trabajar fuera de la representación institucional para ser financieramente independientes. No había vuelta atrás.

El Príncipe Harry y Meghan Markle en la Casa de Canadá en LondresEl Príncipe Harry y Meghan Markle en la Casa de Canadá en Londres

No tardó en llegar otro comunicado, este escueto y firmado por la Casa Real Británica, que ponía de manifiesto que había discrepancias: "Las discusiones con el Duque y la Duquesa de Sussex están en una fase inicial. Entendemos su deseo de adoptar un enfoque diferente, pero se trata de cuestiones complicadas que llevará un tiempo resolver".

Las preguntas han sido muchas, y buscando resolverlas, los Duques de Sussex han respondido a una serie de cuestiones sobre cómo será su vida, si seguirán representando a la Corona, cómo se han financiado hasta el momento del comunicado o cómo cambia su relación con la prensa.

Financiación

"A medida que retrocedan en su papel como miembros principales de la Familia Real Británica y ya no reciban fondos a través de The Sovereign Grant, se convertirán en miembros de la Familia Real con independencia financiera, algo que esperan con ansia", aseguran el escrito en relación al Príncipe Harry y Meghan Markle. Añaden que si se quedara todo como está no tendrían permitido trabajar fuera de la representación institucional: "Valoran la capacidad de obtener un ingreso profesional, que en la estructura actual tienen prohibido hacer. Para los Duques de Sussex no es posible obtener ingresos de forma privada, algo que empezará a cambiar.

La Reina Isabel, el Príncipe Carlos, Camilla Parker, los Duques de Cambridge y los Duques de Sussex en el homenaje al Príncipe de GalesLa Reina Isabel, el Príncipe Carlos, Camilla Parker, los Duques de Cambridge y los Duques de Sussex en el homenaje al Príncipe de Gales

The Sovereign Grant cubre el cinco por ciento de los gastos de los Duques de Sussex y hasta 2020 ese dinero se había destinado para cubrir su oficina. Una vez completada la transición desean liberarse de ese presupuesto que sufragan los contribuyentes. The Sovereign Grant reemplazó en 2012 a la Lista Civil y está encargado de mantener residencias y oficinas oficiales, motivo por el que el Príncipe Harry y Meghan recibían esta cantidad. En cuando al 95% restante, se trata de los ingresos generados por el Ducado de Cornualles que el Príncipe de Gales asignó al Príncipe Harry en su momento. Desde que los Príncipes Guillermo y Harry establecieron sus oficinas, se ha derivado cierta cantidad de dinero para sufragar su labor oficial bajo la supervisión del Príncipe Carlos, que es a quien le corresponde gestionar los ingresos del Ducado de Cornualles. Los Duques de Sussex dejarán de percibir el cinco por ciento que recibían de The Sovereign Grant, pero salvo que el Príncipe de Gales lo estimara conveniente, seguirán ingresando el 95 por ciento restante.

La pareja real ha querido matizar que la financiación pública "nunca se ha utilizado, ni se utilizará para gastos privados de los Duques de Sussex, y que tampoco reciben ningún privilegio fiscal". Los viajes privados se han pagado y se pagarán de su bolsillo, mientras que los desplazamientos derivados de su apoyo a la Corona se cargaran al fondos públicos destinados para tal fin. Para dar ejemplo, tomarán vuelos comerciales y vehículos poco contaminantes siempre que sea posible por razones de seguridad. Precisamente la seguridad la tienen cubierta, ya que sean miembros importantes o secundarios de la Familia Real Británica, el Ministerio del Interior tiene que asignarles escoltas.

El Príncipe Carlos, Camilla Parker, los Duques de Cambridge, los Principes Jorge, Carlota y Luis y los Duques de SussexEl Príncipe Carlos, Camilla Parker, los Duques de Cambridge, los Principes Jorge, Carlota y Luis y los Duques de Sussex

Para reafirmarse con su decisión de trabajar al margen de la Institución, los Duques de Sussex señalan que otros miembros de la Familia Real obtienen ingresos privados al margen de su compromiso con la Corona. En este caso se encuentran el Príncipe Michael y la Princesa Michael de Kent, mientras menores de la Casa Real Británica que tienen que autofinanciarse. Olvidan otro caso, el de los Condes de Wessex, que intentaron hacer lo mismo con resultados catastróficos que provocaron que la Reina Isabel les obligara a representar a la Corona a tiempo completo.

Así, los Duques de Sussex seguirán obteniendo rentas del Ducado de Cornualles e ingresarán por los trabajos al margen de la Corona que realicen. A todo esto hay que sumar que cuentan con una fortuna que supera los 30 millones de euros. El mayor monto viene del patrimonio del Príncipe Harry a través de las herencias de Lady Di y de la Reina Madre, más lo que ha ganado como miembro de la Familia Real Británica a tiempo completo y el citado fondo proveniente del Ducado de Cornualles. En cuanto a ella, ha obtenido una fortuna con su trabajo en la serie 'Suits', más lo que facturó en otros trabajos anteriores como actriz. Además, está el dinero que se genera para los intérpretes en concepto de derechos de imagen cuando la serie se vuelve a emitir. Seguridad económica no les va a faltar.

Compromiso con la Corona

Desde que el Príncipe Harry y Meghan Markle se casaron el 19 de mayo de 2018, ambos representaron a la Corona a tiempo completo. No era posible nada más. Al completar su transición, seguirán participando activamente en acto oficiales representando a la Reina Isabel tanto en Reino Unido como en los países de la Commonwealth: "Continuarán haciéndolo con orgullo apoyando a sus patrocinadores y llevando a cabo trabajos para la Casa Real dentro del Reino Unido o en el extranjero, según lo solicitado".

El Príncipe Harry mira con cariño a la Reina Isabel ante Meghan Markle en los Queen's Young Leaders AwardsEl Príncipe Harry mira con cariño a la Reina Isabel ante Meghan Markle en los Queen's Young Leaders Awards

Su compromiso con la Monarca y con la Corona es máximo. No solo alaban la Monarquía, aseguran que el coste para los contribuyentes de tener Monarquía es de una libra al año, mientras que la existencia de la Familia Real Británica genera enormes ingresos derivados del turismo. "El Duque y la Duquesa de Sussex creen profundamente en el papel de la Monarquía y tienen un compromiso inquebrantable con la Reina. Su labor seguirá reflejando su sentido del deber hacia la Corona".

En cuanto a la Commonwealth, ejercen como presidente él y vicepresidenta ella de The Queen's Commonwealth Trust. Asimismo, el Príncipe Harry fue designado por la Reina como Embajador de la Juventud de la Commonwealth en 2017. Su labor no se extingue y seguirán trabajando incansablemente a favor de la Mancomunidad de Naciones derivada del antiguo Imperio Británico.

Frogmore Cottage seguirá siendo su hogar

Los Duques de Sussex han explicado que dejaron Nottingham Cottage en los terrenos del Palacio de Kensington al quedarse pequeño para formar una familia. Si se mudaban al Apartamento 1 de Kensington Palace sería necesario haber invertido 4 millones de libras en unas reformas que califican de necesarias y entre las que destaca la eliminación de asbesto. "Esta residencia no habría estado disponible para ellos hasta el cuarto trimestre de 2020". Por ello, la Reina ofreció a los Duques de Sussex Frogmore Cottage, que estaba en proceso de reforma y estaría lista antes del nacimiento de su hijo Archie Harrison, como finalmente sucedió. "El costo de renovación equivalía al 50 por ciento de la propiedad originalmente sugerida para su residencia oficial propuesta en el Palacio de Kensington". Sumado a que el coste de la reforma era menor, se optó por la mudanza a Frogmore Cottage. La renovación fue pagada por The Sovereign Grant por el compromiso de la Casa Real Británica con el mantenimiento de los palacios históricos, aunque "los gastos relacionados con muebles y accesorios en la residencia propiedad de Su Majestad la Reina fueron financiados por los recursos privados de los Duques de Sussex".

Primer plano del Príncipe Harry y Meghan Markle en dirección a Frogmore House tras su bodaPrimer plano del Príncipe Harry y Meghan Markle en dirección a Frogmore House tras su boda

A pesar de que en su comunicado comentan que vivirán entre Reino Unido y Norteamérica, sin especificar si será en Canadá, en Estados Unidos o en ambos países, los Sussex aseguran que mantendrán su residencia en Frogmore Cottage siempre y cuando la Reina Isabel les siga dando permiso: "Continuarán utilizando Frogmore Cottage como su residencia oficial, ya que seguirán apoyando a la Monarquía. Servirá también para que su familia siempre tenga un lugar al que llamar hogar cuando estén en Reino Unido".

Relación con los medios de comunicación

La guerra de los Sussex contra determinados medios de comunicación ha pesado en su decisión. A partir de la primavera de 2020, la pareja ofrecerá un acceso abierto a su trabajo. En relación a ello, se invitará a prensa especializada en función del compromiso, se seguirá compartiendo información a través de las redes sociales y se dará acceso a medios de comunicación rigurosos. Dejarán de participar en el Royal Rota System, establecido cuatro décadas antes de la entrada de Meghan Markle en la Familia Real Británica y que favorece a medios como The Daily Express, The Daily Mail, The Daily Mirror, The Evening Standard, The Telegraph, The Times y The Sun. "El Duque y la Duquesa han optado por revisar su política de medios para reflejar tanto su próximo cambio como miembros de la Familia Real con independencia financiera, como su deseo de remodelar y ampliar el acceso a su trabajo".

Los Duques de Sussex participando en una mesa redonda sobre igualdad de género en el Castillo de WindsorLos Duques de Sussex participando en una mesa redonda sobre igualdad de género en el Castillo de Windsor

"Los corresponsales de la Casa Real en Gran Bretaña son considerados internacionalmente como fuentes creíbles sobre la labor y la vida privada de la Familia Real Británica. Este concepto erróneo impulsa la cobertura que a menudo llega a otros medios de todo el mundo, lo que provoca que se propaguen noticias poco rigurosas", aseguran los Sussex, que acusan no a los corresponsales, sino a equipos editoriales. Pese a todo ello, no están en contra de los medios, sino de determinado tipo de prensa que les ha hecho daño y recuerda que han colaborado con diversas cabeceras: "El Duque y la Duquesa creen en una industria de medios libres y fuertes que defiende la precisión y fomentan la inclusión, la diversidad y la tolerancia. Los Duques de Sussex han colaborado con organizaciones de medios que incluyen Time Magazine, National Geographic, The Daily Telegraph y Vogue UK, entre otros. Sus Altezas Reales reconocen que sus roles como miembros de la Familia Real despiertan interés, y agradecen las noticias precisas y honestas". Finalmente, aseguran que como todo el mundo, valoran su privacidad personal y familiar.

La incógnita de su Fundación y su trabajo privado

Los Duques de Sussex empezaron a marcar su camino cuando la Royal Foundation se rompió en dos. Los Duques de Cambridge se quedaron con ella, mientras que el Príncipe Harry y Meghan Markle iniciaron el proyecto en el que tantas esperanzas han puesto. Es precisamente su labor en esta entidad y el trabajo privado que puedan desarrollar lo que supone la gran incógnita de esta vida distinta y que se irá viendo conforme pase el tiempo.

Los motivos de la decisión

Así, queda claro que los Duques de Sussex tienen una manera de hacer las cosas que choca con la rigidez de la Casa Real Británica. Quieren mejorar el mundo y para ello prefieren sentirse libres y trabajar tanto en los proyectos que estimen con su fundación caritativa como a través de los patrocinios que ostentan como miembros de la dinastía Windsor. Son conscientes de que tienen potencial para hacer dinero que destinar no a sus arcas privadas, o eso se espera, sino a las labores que consideran que son necesarias en el mundo y que pueden canalizar mediante su fundación. Además, sienten que serán más libres si no pueden ser criticados por ser mantenidos por los impuestos de los contribuyentes británicos.

El Príncipe Harry y Meghan Markle en su viaje oficial a SudáfricaEl Príncipe Harry y Meghan Markle en su viaje oficial a Sudáfrica

Saben que están sujetos a unas normas, pero quieren reinterpretar algunas, como la relación con los medios de comunicación. Les han afectado las críticas y no han sido felices en un momento de su vida en el que deberían haberlo sido. Por ello optan por vivir entre los dos lados del océano Atlántico y seguir representando a la Corona, pero marcando sus límites. Quieran o no, les espera una vida en la que serán entre royals y celebrities, con todo lo bueno y todo lo malo que ello implica.

Te puede interesar