Todo lo que ha contado el Príncipe Harry a James Corden y lo que no habrá gustado a la Familia Real Británica

ENTREVISTA ROYAL

Todo lo que ha contado el Príncipe Harry a James Corden y lo que no habrá gustado a la Familia Real Británica

El Duque de Sussex mostró su lado más simpático y divertido durante su charla con James Corden. La entrevista, muy 'show business' y poco royal, le aleja todavía más de la Casa Real Británica.

Todo lo que ha contado el Príncipe Harry a James Corden y lo que no habrá gustado a la Familia Real Británica

Las entrevistas son habituales para los miembros de la Familia Real Británica, que conversan con los medios con total naturalidad, se manejan bien con las conversaciones telemáticas, que no dudan en publicar en su totalidad, participan en documentales y son muy abiertos, unos más que otros, y siempre dentro de unos límites. Hay sin embargo entrevistas cuyo recuerdo horroriza a Buckingham Palace, como la de 1995 en la que Lady Di confesó que eran tres en su matrimonio o la de 2019 que costó al Príncipe Andrés su pertenencia a la Casa Real Británica.

El Príncipe Harry en un acto en Buckingham Palace tras el SussexitEl Príncipe Harry en un acto en Buckingham Palace tras el Sussexit

La de los Duques de Sussex a Oprah Winfrey que emite CBS el 7 de marzo de 2021 no les gusta, como tampoco les habrá hecho mucha gracia la que el Príncipe Harry ha concedido a James Corden. No les gustará el contenido ni la entrevista en sí misma, porque lo cierto es que gracia tiene, y mucha. El Príncipe Harry se ha mostrado abierto, espontáneo, desenvuelto y carismático. Se maneja bien ante las cámaras aunque haya expresado lo contrario en anteriores ocasiones. Sin duda, a nivel de imagen, es una forma de ganar puntos al menos en Estados Unidos, pero no en Reino Unido, donde lo primero que no ha gustado en Buckingham Palace es el momento en el que se ha emitido.

La Reina Isabel y la vacunación

En la Casa Real Británica se tiene claro que cuando hay alguien que tiene que tener el protagonismo, es una norma que no se puede romper, y más cuando se trata de la Reina Isabel. La Monarca participó en una videollamada junto a personal del NSH, el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido. Durante la charla, mostró todo su respaldo a la campaña de vacunación y elogió la rapidez con la que se está llevando en Reino Unido. La estrategia de este país pasa por vacunar a más gente, pero inoculando solo una dosis y espaciando más hasta el segundo pinchazo. En España se ha apostado por inmunizar por completo.

También comentó que se siente protegida ahora que ha sido vacunada (lo fue el 9 de enero de 2021 y se desconoce si recibió la pauta completa), que el pinchazo no le dolió nada, y lo más importante de su mensaje, manifestó para los que tienen dudas, que piensen en otras personas antes de en sí mismos. Así, la Reina mandó un mensaje a favor de la vacunación, mientras que poco después, el protagonismo recayó en su nieto. Que no gustó es evidente, si bien el Duque de Sussex no tiene la culpa.

Su visita a la casa de 'El príncipe de Bel-Air'

Volviendo a la entrevista, comenzó con una presentación de James Corden, que fue a buscar al Duque de Sussex en un autobús turístico para recorrer Los Angeles. Pidió al Príncipe Harry que pagara antes de entrar, aunque él le contestó que no era posible porque la realeza no suele ir con dinero en los bolsillos. Reconoció además que no suele montar en autobuses, y menos en ese tipo de autobuses turísticos. También que no había visitado mucho Los Angeles, algo lógico teniendo en cuenta que la pandemia no lo ha permitido. Luego vino la comedia al traer James Corden un carrito con té y pastas para hacer un homenaje a tan ilustre entrevistado. El toque cómico puede no agradar en Buckingham Palace, pero no es nada grave. Por cierto, le gusta el té con un poco de leche y azúcar. Sin embargo, un frenazo que huele a guion provocó no solo que el Príncipe Harry soltara un taco, sino que le diera tanto la risa que escupiera el té, y eso es muy poco royal, al menos cuando hay una cámara delante.

La comedia siguió al desplazarse a la casa de 'El príncipe de Bel-Air', aquella serie de tanto éxito protagonizada por Will Smith. El Duque de Sussex reconoció haber visto la serie y se animó a cantar la sintonía. Eso tampoco es muy royal y seguramente a las altas instancias de Buckingham Palace les habrá horrorizado, aunque eso no fue nada teniendo en cuenta que al llegar a la casa y abrirles con toda la amabilidad la dueña (algo pactado, por supuesto), pidió pasar al baño porque tenía que hacer sus necesidades (menores). Y entonces apareció Meghan Markle vía videollamada. James Corden pidió el teléfono al Príncipe Harry para poder hablar con la Duquesa de Sussex. Por supuesto, ella estaba esperando la llamada, y ante la propuesta de Corden de que se mudaran a esa casa, contestó que ya habían tenido bastantes mudanzas. Lo cierto es que en 5 años, Meghan Markle ha vivido en Toronto, en Kensington Palace, en Frogmore Cottage, en Vancouver, en Beverly Hills y finalmente en Santa Barbara. Con ese historial, lógico que no quiera ni oír hablar de moverse. Por cierto, llamó al Príncipe Harry Haz (pronunciado Has), otra forma de referirse a su marido además de H.

Sin reproches a 'The Crown'

De nuevo en el autobús, Corden quiso saber cómo se había dado cuenta de que Meghan Markle era la mujer de su vida: "En la segunda cita. Fue solo el hecho de que congeniáramos y nos sintiéramos cómodos el uno con el otro. Salir conmigo o con cualquier miembro de la Familia Real, supongo, es un poco al revés. Todas las citas son cenas o ver la tele juntos o charlar en casa. Luego, cuando te conviertes ya en pareja te atreves a salir a cenar, ir al cine y todo lo demás. Al final pasamos mucho tiempo los dos solos, en lugar de ir a casa de los amigos o salir a cenar, donde había otras distracciones. No había distracciones y eso fue genial, fue algo increíble. Pasamos de cero a 100 en los dos primeros meses", comentó el Duque de Sussex, haciendo referencia a la importancia de mantener el noviazgo en secreto el mayor tiempo posible. ¿Esto molesta? No debería. Quizás haya entrado en detalles, pero no debería ofender a nadie.

El Príncipe Harry participa en la presentación de un cuento en el que aparecen su padre y su abuelaEl Príncipe Harry participa en la presentación de un cuento en el que aparecen su padre y su abuela

Lo que sí molestará no es que el Príncipe Harry haya dicho que ve con Meghan Markle 'Jeopardy', un concurso de televisión, o Netflix, algo lógico teniendo en cuenta que han firmado un jugoso acuerdo con la plataforma para producir sus propios contenidos. No, lo que molesta es lo que ha dicho sobre 'The Crown', tema que sacó con acierto James Corden, pensando que hasta el Príncipe Carlos ha mostrado su rechazo de forma indirecta. "Es una ficción vagamente basada en la realidad. No es del todo preciso, pero sí te da una idea de esta forma de vida, de la presión o de la familia". Señaló que en 'The Crown' se muestra cómo el deber se antepone a todo lo demás, y manifestó que se siente más cómodo viendo 'The Crown' porque pretende ser una ficción, que leyendo sobre lo que la prensa escribe sobre él, sobre su mujer o sobre su familia, porque se supone que los medios dicen la verdad. Para cerrar el tema, ha desvelado que le encantaría que el actor que le interpretase llegado el caso fuera Damian Lewis, el que fuera protagonista de 'Homeland'. Bueno, en realidad dijo Daniel Lewis, aunque fue corregido por el presentador. James Corden añadió entonces que él podría ser el Príncipe Guillermo, lo que provocó las risas de ambos.

El regalo de la Reina a los Sussex

Lo que vino después gustará y no gustará en Buckingham Palace. Que haya dicho que la primera palabra de Archie ha sido crocodile (cocodrilo), remarcando que tiene tres sílabas (en inglés) no hace daño a nadie, sino todo lo contrario. Que diga que el octavo bisnieto de la Reina Isabel y el Duque de Edimburgo es divertido, que tiene una personalidad increíble, y que canta canciones es hasta positivo para su imagen. Ahora ya, que cuente el regalo navideño de la Reina, ya no se toma demasiado bien en el continente vecino. "Mi abuela nos preguntó qué quería Archie para Navidad, y Meg dijo 'Una plancha para gofres', Así que nos envió una plancha de gofres para Archie", contó el Príncipe Harry, que añadió que la Duquesa de Sussex se encarga de hacer el desayuno con comida orgánica y utiliza la máquina de gofres. El Príncipe Harry comentó que él le pone a los gofres yogur y mermelada, aunque hay opciones más saludables. A pesar de su corta edad, Su hijo se levanta pidiendo gofres, por lo que es evidente que el regalo es un éxito. Contarlo, ya no tanto.

La Reina Isabel, el Príncipe Harry y Meghan Markle en los Queen's Young Leaders AwardsLa Reina Isabel, el Príncipe Harry y Meghan Markle en los Queen's Young Leaders Awards

También dijo que habla con sus abuelos por Zoom, y que gracias a esta plataforma siguen estando en contacto a pesar de la enorme distancia que les separa: "Mis abuelos saben cómo usar el zoom, hemos hecho zoom varias veces, han visto a Archie corriendo". Claro, que también reveló que al Duque de Edimburgo no se le dan tan bien las nuevas tecnologías, o no las entiende tanto, algo lógico para alguien que nació en 1921: "En lugar de presionar el botón para salir de la llamada, simplemente cierra la pantalla". De nuevo más risas, y mientras tanto en Buckingham Palace estarán lamentando la sinceridad del Duque de Sussex, que aquí es solo un nieto que se toma con humor la forma con la que su abuelo usa unas tecnologías que hasta hace poco le resultaban totalmente ajenas.

Sobre el Sussexit

El gran momento llegó pasado el minuto 10 de vídeo, cuando salió el Sussexit: "Nunca fue una huida, fue dar un paso atrás en vez de rendirse. Como se ha podido ver, no es un entorno fácil. Todos sabemos cómo puede ser la prensa británica. Destruyó mi salud mental. Es tóxico", reconoció el Príncipe Harry, que aprovecha la ocasión para lanzar una pullita a la prensa sensacionalista británica.

El Príncipe Harry y Meghan Markle, muy enamorados en su reaparición tras el SussexitEl Príncipe Harry y Meghan Markle, muy enamorados en su reaparición tras el Sussexit

"Lo que haría cualquier marido o padre es sacar a su familia de todo esto. Pero no hemos huido. No importa qué decisiones tomen de la otra parte, pero nunca hemos huido, y en lo que a mí respecta, siempre contribuiré. Mi vida es el servicio público. Este donde esté, siempre será así". Esto se supone que no ha sentado bien teniendo en cuenta lo que pasó (hay que dejar claro que la entrevista fue grabada antes). El 19 de febrero de 2021 Buckingham Palace anunció que los Duques de Sussex no volverían a la Casa Real Británica y que por tanto eran despojados de honores militares y de una serie de patrocinios a los que tenían que decir adiós. Unas palabras sobre lo que implica o no implica el servicio público fueron contestadas por los Sussex a través de un portavoz, dejando claro lo que piensa sobre lo que es el servicio público. El Duque de Sussex ha puesto de manifiesto que siempre se dedicará a servir, aunque no sea representando a la Corona.

Con todo ello, es de esperar que hay comentarios, chistes o situaciones que no gustan a Buckingham Palace, pero hay que tener en cuenta que el Príncipe Harry ha salido de la Casa Real Británica para no volver y ha encontrado otro camino. Se ha mostrado divertido y cercano, y desde luego en ese momento no sabía que iba a robar protagonismo a la Reina, ni que el Duque de Edimburgo iba a estar ingresado. Además, ha dado a conocer más detalles sobre su vida familiar que siempre son bien recibidos, así que poniendo todo en una balanza, el Príncipe Harry ha acertado.

Te puede interesar