El reproche del Príncipe Carlos a 'The Crown' y la inexactitudes de la cuarta temporada de la serie

FAMILIA REAL BRITÁNICA

El reproche del Príncipe Carlos a 'The Crown' y la inexactitudes de la cuarta temporada de la serie

El Príncipe de Gales está molesto por cómo se le retrata a él y su relación con Lady Di. Además, hay una serie de inexactitudes y licencias creativas.

El reproche del Príncipe Carlos a 'The Crown' y la inexactitudes de la cuarta temporada de la serie

No hay duda de que 'The Crown' es uno de los grandes éxitos de Netflix, y no solo en cuanto a audiencia y repercusión, sino también con respecto a la calidad de un producto bien producido, dirigido e interpretado que hace las delicias no solo de los fans de la realeza, sino de aquellas personas interesadas en las series de televisión. Sin embargo, la Familia Real Británica tiene otra opinión de 'The Crown' al ser parte afectada.

Emma Corrin y Josh O'Connor en la cuarta temporada de 'The Crown'Emma Corrin y Josh O'Connor en la cuarta temporada de 'The Crown'

Si durante las tres primeras temporadas los Mountbatten-Windsor se han sentido molestos con algunas escenas, la cuarta ha hecho estallar al Príncipe Carlos. El Príncipe de Gales sabía que no iba a salir bien parado cuando la serie mostrara su tormentoso matrimonio con Lady Di, pero quizás no imaginaba que su imagen iba a resentirse todavía más, sobre todo teniendo en cuenta que pensaba que había lograr dejar el pasado atrás.

El principal reproche que el Príncipe de Gales tiene para Netflix y que ha expresado a través de sus amigos es que no solo están explotando el dolor de la Familia Real Británica para hacer dinero con 'The Crown', sino sobre todo que presentan como hechos reales la versión que dan de lo ocurrido, que no tiene por qué ser fiel a lo que pasó.

Se acusa a 'The Crown' de ofrecer entretenimiento sin tener en cuenta que se está mostrando lo que sufrieron los miembros de la Familia Real Británica, y más concretamente el Príncipe de Gales y Lady Di. También se puede ver el papel de Camilla Parker en esta historia de tres, otro momento doloroso que la Duquesa de Cornualles tampoco querría recordar: "Están contando cosas que pasaron en momentos muy difíciles de hace tres décadas sin pensar en los sentimientos de nadie. No es justo, especialmente cuando muchas de las cosas que se muestran no sucedieron así", señala una de las fuentes a Daily Mail. En ese sentido, estas fuentes señalan que se debería advertir que algunas escenas han sido recreadas libremente por el bien de la serie y que no se corresponden con la realidad para que así los espectadores no crean que todo sucedió tal cual lo están viendo en 'The Crown': "El público no debe dejarse engañar pensando que esta es una descripción precisa de lo que realmente sucedió". En ese sentido es importante que la gente sepa que lo que está viendo es una recreación más o menos fiel de lo que pasó, pero no deja de ser una ficción basada en hechos reales.

El hecho de mostrar a un Príncipe Carlos insensible y egoísta frente a una inocente Lady Di no ha gustado al Príncipe de Gales. Tampoco sale bien parada Camilla Parker, que siempre ha tenido que lidiar con la imagen de mala de la película, a pesar de que incluso el Príncipe Harry habló bien de ella, respaldando así públicamente a la Duquesa de Cornualles no solo como madrastra, sino también como consorte del Príncipe Carlos. Tampoco le habría gustado al Príncipe Guillermo, al que no solo duele ver a los dos actores que interpretan a sus padres haciéndose tanto daño, sino al que tampoco le gustan que el público vea los problemas que tuvo Lady Di con la bulimia, ni el sufrimiento que tan desgraciado matrimonio causó no solo a sus progenitores, sino también a sus hijos.

El Príncipe Carlos y Lady Di, distanciadosEl Príncipe Carlos y Lady Di, distanciados

Además, esto ha hecho cuestionar el acuerdo del Príncipe Harry y Meghan Markle con Netflix, que les reportará más de 100 millones a cambio de trabajar con la plataforma produciendo una serie de contenidos que generen un impacto positivo. Sin embargo, a algunos miembros de la dinastía no les sienta bien que los Duques de Sussex hagan negocios con quienes contribuyen a perjudicar la imagen de la Corona. De todos modos, es posible que el Príncipe Harry y Meghan Markle hayan puesto en práctica aquello de 'si no puedes con tu enemigo, únete a él', sellando así una alianza muy provechosa para ambas partes.

Las inexactitudes de la cuarta temporada de 'The Crown'

Entre las inexactitudes de 'The Crown' estarían algunas escenas fuertes del Príncipe Carlos gritando a Lady Di, o la conversación en la que el Príncipe Carlos llama traidor a Lord Mountbatten por no haberle apoyado y haberse puesto de lado de otros miembros de la Familia Real Británica en lo que respecto a su relación con Camilla Parker. Eso también ha molestado al Príncipe de Gales, que tenía en su tío Dickie a un abuelo o incluso a un padre. También hay otra escena acusada de falsa en la que el Duque de Edimburgo amenaza a Lady Di cuando ella sugiere que va a romper con el Príncipe de Gales.

Otros errores que destaca Daily Mail es con respecto al almuerzo entre Lady Di y Camilla Parker en un restaurante de Londres llamado 'Ménage a trois' después de que los Príncipes de Gales se comprometieran. En realidad se vieron más tarde, cuando ya había habido boda. En ese encuentro no hubo discusiones y fue un almuerzo distendido. Así al menos lo recuerda Antony Worrall Thompson, antiguo chef de 'Ménage a trois.'

Otra escena puesta en duda tiene que ver con el descubrimiento de Lady Di del diseño del Príncipe Carlos para una pulsera con las iniciales G y F como regalo para Camilla. Estas letras corresponden a Gladys y Fred, los apodos que se pusieron Carlos y Camilla. En la serie, esta revelación provoca que Lady Di diga a la Reina que la boda no puede celebrarse y se enfrenta al Príncipe Carlos en los ensayos nupciales en la Catedral de St Paul. Esto no fue realmente así. Lo que hizo el Príncipe fue regalar a Camilla Parker una pulsera con esas iniciales, que en realidad eran de Girl Friday, que era como la llamaba. De todos modos, esta versión también se pone en duda y no tiene mayor importancia si eran unas iniciales u otras. Lo que sí la tiene es la reacción de Lady Di, que ni fue a hablar con la Reina, ni montó un espectáculo en St Paul.

Lady Di y Camilla Parker BowlesLady Di y Camilla Parker Bowles

Otros detalles con poca importancia apuntan a que si bien el Príncipe Carlos conoció a Lady Di en Althorp, residencia de los Spencer a la que había sido invitado por Lady Sarah, hermana de Diana, no hay evidencias de que la hubiera visto disfrazada para una función teatral. Otro tema Spencer, aunque esta vez distorsionado, es el papel de Lady Fermoy, abuela de Lady Di y buena amiga de la Reina Madre. En 'The Crown' se la muestra como consejera de su nieta, a la que dio unas clases sobre cómo debía comportarse como miembro de la Familia Real Británica. Sin embargo, Lady Fermoy nunca le dio clases de nada, aunque sí le dio algún consejo sobre el matrimonio.

Y hay más. Aunque 'The Crown' deja ver a una ofendida Lady Di al tener que separarse durante dos semanas del Príncipe Guillermo durante la gira que realizó con el Príncipe Carlos por Australia en 1983, no hay evidencias de que fuera así. De hecho, la Princesa Diana no pensó en que les acompañara su primogénito hasta que el Primer Ministro de Australia en aquel momento, Malcolm Fraser, lo sugirió. Otro curioso detalle maquillado por 'The Crown' es cuando la Reina hace referencia a la amante bailarina que tuvo el Príncipe Felipe. Entre la lista de amantes del consorte hay aristócratas, actrices, una cantante y una escritora, pero no hay evidencias de que una bailarina hubiera estado entre sus relaciones extramatrimoniales.

Tampoco sería cierto que el Príncipe Andrés eligió como padrino de boda al Príncipe Eduardo para que el Príncipe Carlos notara lo que se sentía cuando se dejaba a alguien al margen, ni que expresó que su hermano mayor estaba celoso de su éxito militar y de su popularidad y que sin duda sentía que sería mejor heredero que él. En ese sentido, a la prensa británica le parece que esto es exagerado incluso para el Duque de York. De todos modos, en el caso del conflicto Gales-York algo de eso hay y el tiempo lo ha demostrado.

Te puede interesar