Del motivo por el que Archie no es príncipe a la acusación de Harry y Meghan de racismo a la Familia Real Británica

LOS SUSSEX

Del motivo por el que Archie no es príncipe a la acusación de Harry y Meghan de racismo a la Familia Real Británica

La Duquesa de Sussex explicó el verdadero motivo de la ausencia de títulos de Archie, además de reconocer el miedo de la Familia Real Británica al color que pudiera tener su hijo.

Del motivo por el que Archie no es príncipe a la acusación de Harry y Meghan de racismo a la Familia Real Británica

Cuando nació Archie y se anunciaron sus nombres, se especificó que no habría títulos para él y ni siquiera sería conocido como Conde de Dumbarton, título subsidiario al de Duque de Sussex y que puede utilizar su hijo y heredero. Para que hubiera sido Príncipe de Sussex hubiera sido necesario que la Reina lo expresara mediante una Carta Patente tal y como hizo antes del nacimiento del Príncipe Jorge para asegurar que todos los hijos del Príncipe Guillermo y Kate Middleton tuvieran dignidad principesca.

Los Duques de Sussex presentando a su hijo Archie Harrison a la Reina Isabel, el Duque de Edimburgo y Doria RaglandLos Duques de Sussex presentando a su hijo Archie Harrison a la Reina Isabel, el Duque de Edimburgo y Doria Ragland

Debía ser así por la Carta Patente emitida por el Rey Jorge V en 1917 en la que se especificaba que tendrán título de Príncipe o Princesa los hijos del Rey o Reina, los hijos del Príncipe de Gales, los vástagos de los hijos varones del Monarca, así como el primogénito del primogénito del Príncipe Heredero. Archie sería príncipe automáticamente cuando el Príncipe Carlos fuera Rey. No se hizo nada entonces y no se hará cuando llegue ese momento, y menos después del Sussexit.

Si bien se dio a entender que Archie no tendría títulos debido a la decisión de sus padres de criar a su hijo al margen de la Casa Real Británica para que tuviera una infancia más normal y sin tener que cumplir con ciertas normas no escritas, algo al estilo de los Condes de Wessex, que renunciaron a que sus vástagos sean príncipes a pesar de que legalmente tienen derecho a ello, no fue así, o al menos no fue del todo así.

Archie Harrison Mountbatten-Windsor en su primer acto oficial en SudáfricaArchie Harrison Mountbatten-Windsor en su primer acto oficial en Sudáfrica

Para saberlo ha habido que esperar a la entrevista que el Príncipe Harry y Meghan Markle concedieron a Oprah Winfrey. Meghan Markle comentó que le dolió que la Casa Real Británica negara directamente el título de Príncipe a su hijo, además de no querer proporcionarle seguridad: "Cuando estaba embarazada estábamos con la conversación de 'No se le dará seguridad, no se le dará un título'. Si bien para ellos no era importante ni dejaba de serlo que su hijo tuviera dignidad principesca, el problema es que le estaban diciendo que su bebé no estaría a salvo, no sería protegido. La Duquesa de Sussex explicó además que no entendía por qué querían cambiar lo establecido en el caso de Archie, temiendo que fuera porque no es completamente de raza blanca.

Preocupación por el color de Archie

La Duquesa de Sussex dejó atónita a la presentadora en ese momento, y tras la emisión a todo el mundo, al revelar que la Familia Real Británica estaba preocupada por el color de piel que tendría Archie, bisnieto de la Reina Isabel y nieto del Príncipe Carlos y siguiente Rey. Meghan Markle es hija de un hombre blanco y una mujer negra, por lo que es birracial. Eso preocupaba al menos a alguien, o eso es lo que dijo la Duquesa de Sussex y confirmó el Príncipe Harry.

El Príncipe Harry y Meghan Markle durante su entrevista con Oprah WinfreyEl Príncipe Harry y Meghan Markle durante su entrevista con Oprah Winfrey | Foto: CBS

Meghan Markle se negó a decir qué miembro de la Familia Real Británica había realizado el comentario sobre su preocupación por el color que pudiera tener Archie por lo perjudicial que resultaría para esa persona: "Creo que eso sería muy perjudicial para ellos. Eso me lo transmitió Harry. Fueron las conversaciones que la familia tuvo con él". En su conversación con Oprah dio a entender que si Archie era demasiado oscuro podría haber supuesto un problema. El propio Duque de Sussex, que se unió posteriormente a la conversación, fue preguntado por Oprah sobre este asunto, y reconoció que era cierto: "Nunca voy a compartir esa conversación, pero en ese momento fue incómoda. Estaba sorprendido". Zanjaron así el tema, si bien ahora todo el mundo se pregunta quién o quiénes estaban preocupados por el color de piel que tendría Archie y que sería un problema que el niño fuera demasiado oscuro. Quizás por eso, y ante las especulaciones, horas después Oprah Winfrey señaló que intentó descubrir quién era el autor del comentario, y aunque el Duque de Sussex se negó a desvelar su identidad, sí dejó claro que no partió ni de la Reina Isabel ni del Duque de Edimburgo.

Te puede interesar