Cuando Lilibet encontró a Lili: la bisnieta a la que la Reina Isabel II pudo conocer tres meses antes de su muerte

LLEGÓ EL DÍA

Cuando Lilibet encontró a Lili: la bisnieta a la que la Reina Isabel II pudo conocer tres meses antes de su muerte

La Reina Isabel y Lilibet Diana se conocieron en persona con motivo del Jubileo de Platino, haciendo realidad uno de los encuentros más esperados.

Cuando Lilibet encontró a Lili: la bisnieta a la que la Reina Isabel II pudo conocer tres meses antes de su muerte

El Jubileo de Platino de la Reina Isabel se presentó como uno de los momentos más esperados de 2022 para la Familia Real Británica, especialmente tras el Sussexit, algo que había separado no solo los caminos del Príncipe Harry y Meghan Markle con la Casa Real Británica, sino también la relación de Archie y Lilibet con el resto de su familia. Sin embargo, la vuelta de los Duques de Sussex para las celebraciones del Jubileo suponía un reencuentro familiar.

La Reina Isabel saludando junto a Carlos y Camilla y los Cambridge en Trooping the Colour 2022 por el Jubileo de PlatinoLa Reina Isabel saludando junto a Carlos y Camilla y los Cambridge en Trooping the Colour 2022 por el Jubileo de Platino

Un momento que permitió que la pequeña Lilibet Diana, que por aquel momento estaba a punto de cumplir un año, conociera a su abuelo, el Rey Carlos, y a su bisabuela, la Reina Isabel II. Nacida en California, la monarca del Reino Unido no había tenido oportunidad de conocer personalmente a su bisnieta por lo que, gracias a su Jubileo de Platino, pudo ponerle cara antes de fallecer en el Castillo de Balmoral.

Tras el Saludo de la Bandera tuvo lugar una gran reunión y un gran almuerzo entre los miembros de la Familia Real Británica, entre ellos, el Príncipe Harry y la Duquesa de Sussex, que fueron invitados por la Reina al Palacio de Buckingham para pasar juntos una velada con todos los Windsor. Un momento muy especial para la monarca donde finalmente pudo conocer a su bisnieta cuyo nombre, Lilibet Diana, es en honor tanto de la Reina como de la madre del Príncipe Harry.

Meghan Markle con Lilibet Diana en su fiesta de cumpleaños acompañadas de unas amigasMeghan Markle con Lilibet Diana en su fiesta de cumpleaños acompañadas de unas amigas

Además, dicho encuentro se producía coincidiendo con una doble celebración en la que la hija pequeña de los Duques de Sussex cumpliera un año. El cumpleaños de Lili fue un evento que no se celebró por todo lo alto, sino que mantuvo el perfil privado siguiendo con los deseos del Príncipe Harry y Meghan Markle de mantener la vida de sus dos hijos en secreto tras marcharse a Estados Unidos, un día familiar y con amigos que pasaron en Frogmore Cottage.

Lo que si ocurrió fue la felicitación pública de cumpleaños a Lilibet aunque con algunos miembros de la Familia Real que no se pronunciaron. Tras conocer a su bisnieta, la Reina Isabel, a través de la cuenta del Palacio de Buckingham, no dudó en felicitarle el cumpleaños, aunque de manera algo distinta al resto de felicitaciones y sin incluir una fotografía de la pequeña.

Lilibet Diana en la fiesta de su primer cumpleañosLilibet Diana en la fiesta de su primer cumpleaños

Fue un momento de importancia para la Familia Real Británica, pero en especial para la Reina, que no solo no conocía a la pequeña, sino que también pudo volver a ver a su bisnieto Archie. La presencia de los dos hijos de los Duques, aunque no gozó de fotografías con el resto de los Windsor, sí que permitió volver a ver a la pequeña Lilibet en unas fotografías que dejaban ver mejor sus rasgos y parecidos con los miembros de su familia. De hecho, hasta el momento de su cumpleaños los Duques de Sussex solo habían una fotografía de Lilibet aprovechando la felicitación de Navidad para presentar a su hija.

Fueron muchos los que, durante ese momento tan esperado, echaron de menos una fotografía de familia o la presencia de Archie y de Lili en las celebraciones del Jubileo de Platino de la Reina Isabel. Sin embargo, lo más trascendente de esta ocasión es que la Reina por fin pudo conocer a la hija del Príncipe Harry, un momento que el Duque recordará especialmente, ya que tuvo lugar poco antes de la muerte de su abuela e hizo que su hija pequeña pudiera conocer a la Reina Isabel antes de fallecer.

La Reina Isabel como bisabuela

Con la visita del Príncipe Harry y Meghan Markle al Castillo de Windsor, la Reina Isabel sumó un bisnieto más, siendo doce los bisnietos que conoció durante sus 96 años de vida. Así, además de los hijos de los Duques de Sussex, la Reina pudo conocer a los tres hijos del Príncipe Guillermo y Kate Middleton, el Príncipe George, la Princesa Charlotte y el Príncipe Louis, que estuvieron muy presentes en las distintas celebraciones del Jubileo de Platino. Además, también pudo conocer a las dos hijas de Peter Phillips y Autumn Kelly, los hijos de Zara Phillips y Mike Tindall, la hija de la Princesa Beatriz de York y al hijo de la Princesa Eugenia de York.

La Reina Isabel y el Duque de Edimburgo junto a siete de sus bisnietosLa Reina Isabel y el Duque de Edimburgo junto a siete de sus bisnietos

Aunque los más pequeños no han podido pasar tanto tiempo con su bisabuela, especialmente Archie y Lilibet tras la marcha de sus padres a Estados Unidos, los recuerdos de la Reina Isabel como abuela son muchos y muy positivos, algo que han transmitido en alguna ocasión sus familiares más cercanos. Además, al conocer a Lilibet Diana, la Monarca pudo cumplir uno de sus mayores deseos y que vino como regalo añadido a los 70 años de reinado que la Reina Isabel, la Familia Real Británica al completo y el resto del Reino Unido celebraron en junio de 2022.

Un encuentro muy aplazado

La segunda hija de los Duques de Sussex nació en el Hospital de Santa Barbara Cottage en California. Un nacimiento que se encargó de anunciar la agencia de prensa de los Duques y con el que afirmaron que todo había ido bien y en el que sacaron a la luz el significativo nombre de Lili. Además, en una entrevista con Ellen DeGeneres, Meghan Markle afirmó que todos estaban muy contentos con su nueva vida, especialmente tras la llegada de su hija, por lo que no parecía que la pequeña Lili fuera a conococer pronto a su bisabuela.

El Príncipe Harry y Meghan Markle con su hijo Archie en SudáfricaEl Príncipe Harry y Meghan Markle con su hijo Archie en Sudáfrica

Siguiendo con su distanciamiento de la Familia Real, los Duques de Sussex aseguraron que no iban a bautizar a Lilibet en Reino Unido, por lo que el encuentro de la Reina y su bisnieta se aplazó todavía más. A pesar de ello, con motivo de la cercanía del Jubileo de Platino, el Príncipe Harry concedió sus primeras palabras sobre su hija, confirmando que quería que conociera a su bisabuela: "Es lo que estoy tratando de hacer, estoy intentando conseguir que mis hijos la conozcan", afirmó el Príncipe. Una intención por parte del Duque de Sussex que finalmente pudo hacerse realidad unos meses después permitiendo que la Reina cumpliera uno de sus sueños.

Te puede interesar