El Príncipe Harry y Meghan Markle evitan otro reencuentro: no habrá bautizo de Lilibet Diana en Reino Unido

FAMILIA REAL BRITÁNICA

El Príncipe Harry y Meghan Markle evitan otro reencuentro: no habrá bautizo de Lilibet Diana en Reino Unido

Aunque los Duques de Sussex planeaban regresar a Reino Unido para bautizar a su hija Lili, han terminado cambiando de idea.

El Príncipe Harry y Meghan Markle evitan otro reencuentro: no habrá bautizo de Lilibet Diana en Reino Unido

Poco más de un mes después del nacimiento de Lilibet Diana, segunda hija del Príncipe Harry y Meghan Markle, se especuló con un bautizo en Reino Unido. El Duque de Sussex habría comentado cuando estuvo en Londres para la inauguración de la estatua de Lady Di en Kensington Palace que la idea que manejaban era que Lili recibiera el sacramento de la misma forma en la que lo hizo Archie en 2019. Era además una manera de acercarse al resto de la Familia Real Británica y de presentarles a Lili.

Los Duques de Sussex con su hijo Archie y parte de la Familia Real el día de su bautizoLos Duques de Sussex con su hijo Archie y parte de la Familia Real el día de su bautizo

Sin embargo, no parece que vaya a ser así. Una fuente cercana ha señalado que es poco probable que Lilibet Diana sea bautizada en Windsor Castle y que incluso es posible que no haya planes de bautismo a corto plazo. Así lo señala The Telegraph, que confirma que tampoco hay muchas esperanzas que reunir a la dinastía para el bautizo.

Así, cuando llegue el momento de bautizar a Lilibet Diana, si es que no se ha hecho ya, todo apunta a que los Duques de Sussex hayan decidido que su hija sea bautizada en la Iglesia Episcopal de Estados Unidos. De este modo, no sería directamente anglicana como sus padres y su hermano Archie, pero podría unirse a una congregación de la Iglesia de Inglaterra sin necesidad de conversión.

El Príncipe Harry y Meghan Markle muestran su complicidad frente a la Reina Isabel en el centenario de la RAFEl Príncipe Harry y Meghan Markle muestran su complicidad frente a la Reina Isabel en el centenario de la RAF

Para la Duquesa de Sussex, el bautismo no es un trámite que haya que hacer como miembro de la Familia Real Británica. Es una persona muy religiosa que no dudó en convertirse a la fe anglicana antes de su boda con el Príncipe Harry. No era necesario que lo hiciera para entrar en la Familia Real Británica debido a que era protestante, pero quiso hacerlo. La ceremonia fue realizada por Justin Welby, arzobispo de Canterbury, el mismo que les casó el 19 de mayo de 2018.

Ausentes en el homenaje a Lady Di

Esta marcha atrás en su idea original de bautizar a su hija Lili en Reino Unido ha coincidido en el tiempo con otra decisión de los Duques de Sussex que les aleja un poco más de la Familia Real Británica. Debido a que la inauguración de la estatua de Lady Di en The Sunken Garden de Kensington Palace no contó con el centenar de asistentes previstos debido a la pandemia, se buscó otra fecha para cuando la situación sanitaria hubiera mejorado.

El Príncipe Guillermo y el Príncipe Harry ante la estatua de Lady Di en su inauguraciónEl Príncipe Guillermo y el Príncipe Harry ante la estatua de Lady Di en su inauguración

Esa fecha es el 19 de octubre de 2021, día en el que tiene lugar una celebración en Kensington Palace a la que se ha invitado a las personas relacionadas con la Princesa Diana que no pudieron estar el 1 de julio de 2021. El Príncipe Harry, que sí viajó a Londres para descubrir la estatua junto al Príncipe Guillermo, comunicó que ni él ni Meghan Markle estarán en esta celebración. Salvo sorpresas, tampoco habrá reunión navideña, por lo que la Familia Real Británica seguirá sin conocer a Lili, nacida el 4 de junio de 2021.

Te puede interesar