El deseo del Príncipe Harry y Meghan Markle con su hija Lili que les acerca a la Familia Real Británica

LOS SUSSEX

El deseo del Príncipe Harry y Meghan Markle con su hija Lili que les acerca a la Familia Real Británica

Los Duques de Sussex quieren para su hija Lilibet Diana lo mismo que hicieron con Archie.

El deseo del Príncipe Harry y Meghan Markle con su hija Lili que les acerca a la Familia Real Británica

La tensión y el dolor entre los Duques de Sussex y el resto o al menos una parte de la Familia Real Británica no se han ido. Ha habido pasos, gestos e incluso se vio al Príncipe Guillermo y al Príncipe Harry juntos en Kensington Palace para honrar la memoria de su madre en la inauguración de la estatua de Lady Di. De ahí a una reconciliación todavía falta mucho camino por recorrer.

El Príncipe Harry y Meghan Markle abrazan a Archie tras anunciar que esperan su segundo hijoEl Príncipe Harry y Meghan Markle abrazan a Archie tras anunciar que esperan su segundo hijo

Sin embargo, el Príncipe Harry y Meghan Markle quieren tener otro gesto. Si bien rompieron con la Casa Real Británica, se han negado a regresar y tienen intención de quedarse en Estados Unidos de forma permanente, hay tradiciones con las que quieren cumplir, tradiciones que les acercan a la Familia Real Británica y que desean que se sigan realizando con su hija Lili.

Con presencia de la Reina Isabel

Así, el Duque y la Duquesa de Sussex quieren bautizar a Lilibet Diana en la fe anglicana, a la que pertenece el Príncipe Harry desde su bautizo y a la que se convirtió Meghan Markle por decisión propia antes de entrar en la Familia Real Británica. No solo eso, sino como señala Daily Mail, su idea es celebrar el bautizo en Windsor Castle, al igual que hicieron con su hijo mayor, Archie.

Los Duques de Sussex con su hijo Archie y parte de la Familia Real el día de su bautizoLos Duques de Sussex con su hijo Archie y parte de la Familia Real el día de su bautizo

Habría sido el propio Príncipe Harry el que aprovechando su estancia en Reino Unido para la inauguración de la estatua de Lady Di habría comentado a varias personas cercanas su intención de celebrar el bautizo en Windsor. Lo harán cuando la situación haya mejorado y sea posible organizarlo como desean hacerlo, por lo que no les importa esperar al final de la pandemia, o al menos hasta que las circunstancias sean más propicias para celebrar este tipo de eventos.

Cuando Archie fue bautizado en julio de 2019 no se contó con la presencia de la Reina Isabel y el Duque de Edimburgo. Cuando Lili sea bautizada ya no podrá estar el Príncipe Felipe, fallecido casi dos meses antes del nacimiento de su decimoprimera bisnieta, pero sí les gustaría que acudiera la Monarca, con la que a pesar de todo los Sussex mantienen una relación muy cercana. De igual modo estarían presentes el Príncipe Carlos y Camilla Parker, así como los Duques de Cambridge y quizás sus hijos, así como los hermanos de Lady Di y por supuesto Doria Ragland, madre de Meghan Markle.

Te puede interesar