Las contradicciones entre el Príncipe Harry y Meghan Markle y la Casa Real Británica con Lilibet Diana

LOS SUSSEX

Las contradicciones entre el Príncipe Harry y Meghan Markle y la Casa Real Británica con Lilibet Diana

Mientras los Sussex dicen que sí consultaron la elección del nombre de Lilibet con la Reina, la Casa Real Británica asegura que no.

Las contradicciones entre el Príncipe Harry y Meghan Markle y la Casa Real Británica con Lilibet Diana

Ya dijeron el Príncipe Harry y Meghan Markle en la entrevista que dieron a Oprah Winfrey que una cosa era la Casa Real Británica y otra los miembros de la Familia Real Británica, y aunque los Duques de Sussex también han tenido problemas con sus parientes, no hay duda de que el mayor conflicto se ha dado con los trabajadores de alto nivel de Buckingham Palace. El nacimiento de su segunda hija no ha servido para calmar las aguas, sino todo lo contrario.

El Príncipe Harry y Meghan Markle muestran su complicidad frente a la Reina Isabel en el centenario de la RAFEl Príncipe Harry y Meghan Markle muestran su complicidad frente a la Reina Isabel en el centenario de la RAF

El 4 de junio de 2021 Meghan Markle dio a luz. Dos días más tarde, el Duque y la Duquesa de Sussex anunciaron que habían sido padres de una niña a la que han llamado Lilibet Diana, y que será conocida como Lili. El primer nombre es un homenaje a la Reina Isabel, que tenía como apodo Lilibet desde la infancia debido a que cuando era pequeña no era capaz de pronunciar Elizabeth.

Lo que dicen unos, lo que dicen otros

El homenaje fue bien visto por unos y mal visto por otros. De acuerdo con fuentes cercanas a los Sussex, el Príncipe Harry y Meghan Markle consultaron a la Reina Isabel la idea de ponerle a su bisnieta Lilibet como primer nombre, y que ella no puso ninguna objeción porque de haberlo hecho hubieran dado marcha atrás. En ese casi quizás hubiera sido tan fácil como llamar a la niña directamente Lili.

Sin embargo, fuentes de la Casa Real Británica han asegurado a BBC que no fue así y que el Duque y la Duquesa de Sussex no preguntaron a la Monarca sobre la conveniencia o no de llamar a la niña Lilibet, de lo que se deriva que no se pidió permiso explícito a la Reina Isabel para poner como nombre el apodo de su bisabuela. De nuevo, las contradicciones entre una parte y otra.

En ese sentido, y haciendo hincapié precisamente en la idea de la diferencia que existen entre la Familia Real y la institución, Omid Scobie, coautor de 'Meghan&Harry. En Libertad', señaló que personas cercanas al Príncipe Harry confirman que habló con la Familia Real antes del anuncio, por lo que la información de BBC en base a las fuentes de la Casa Real Británica evidencia la poca idea que tienen los asistentes reales sobre los asuntos privados de los Duques de Sussex.

Te puede interesar