Así ha sido el bautizo de Julian de Suecia: tradiciones, pocos cambios, reunión familiar y todos los honores

BAUTIZO REAL

Así ha sido el bautizo de Julian de Suecia: tradiciones, pocos cambios, reunión familiar y todos los honores

Pese a ser el primer nieto del Rey Carlos XVI Gustavo nacido fuera de la Casa Real Sueca, no se ha notado a la hora de la celebración de su bautizo.

Así ha sido el bautizo de Julian de Suecia: tradiciones, pocos cambios, reunión familiar y todos los honores

El gran acontecimiento para la Familia Real Sueca en el verano de 2021 no era su reencuentro tras tanto tiempo sin ver a Magdalena de Suecia y Chris O'Neill y sus hijos debido a la pandemia, como tampoco la celebración del cumpleaños de la Princesa Victoria, que cada 14 de julio festeja su día por todo lo alto en Solliden. Nada de eso, el gran acontecimiento era el bautizo de Julian de Suecia, tercer hijo de los Príncipes Carlos Felipe y Sofia.

Carlos Felipe y Sofia de Suecia y sus hijos Alejandro, Gabriel y Julian de Suecia en el bautizo de Julian de SueciaCarlos Felipe y Sofia de Suecia y sus hijos Alejandro, Gabriel y Julian de Suecia en el bautizo de Julian de Suecia

El 14 de agosto de 2021, la Capilla Real del Palacio de Drottningholm acogió el bautizo del Duque de Halland, nacido el 26 de marzo de 2021 y que por tanto tenía casi cinco meses en el momento de recibir las aguas bautismales traídas de Öland, una tradición desde el bautizo de la Princesa Victoria. Este 'retraso' ha sido una de las diferencias con respecto a sus hermanos y primos, así como que el servicio religioso no haya sido retransmitido en directo. Sin embargo, en su momento se anunció que sí sería grabado y emitido al día siguiente en SVT en un especial de 45 minutos. Salvo esos detalles, así como que haya sido el primer nieto del Rey Carlos XVI Gustavo que nace sin ser miembro de la Casa Real Sueca, no ha habido muchas diferencias con respecto a los bautizos de sus hermanos y primos, que en el momento de ser bautizados eran Altezas Reales y formaban parte de la Casa Real Sueca.

A las 11:00 horas comenzaron a llegar los invitados al bautizo. Fueron algo más de 80 entre miembros de la Familia Real Sueca, los padres, las hermanas, la abuela y el cuñado de Sofia Hellqvist, así como amigos de los Duques de Värmland y por supuesto los padrinas y madrinas elegidos por Carlos Felipe y Sofia de Suecia para su hijo Julian. Ellos son Johan Andersson y Stina Andersson, matrimonio muy amigo de la Princesa Sofia, Jacob Högfeldt, amigo del Príncipe Carlos Felipe de sus tiempos en el internado de Lundsberg, Patrick Sommerlath, primo hermano de Carlos Felipe de Suecia al ser hijo de Walter Sommerlath, hermano de la Reina Silvia, y Frida Vesterberg, socia de Sofia Hellqvist en Project Playground.

Julian de Suecia con sus padres, hermanos y padrinos en su bautizoJulian de Suecia con sus padres, hermanos y padrinos en su bautizo

No faltaron sanitarios, trabajadores de la Casa Real Sueca que fueron llamados a participar en este día tan especial, así como Andreas Norlén, representante del Parlamento, y su esposa, Helena Norlén, y el Viceprimer Ministro Morgan Johansson. El gran ausente fue el Primer Ministro, Stefan Löfven, que aunque suele ser habitual en los bautizos de los miembros de la Familia Real, esta vez no ha asistido y ha enviado a su segundo. Precisamente Morgan Johansson ha señalado que tanto el Gobierno como el Parlamento, el Riksdag, han obsequiado al octavo nieto del Rey con un perro de tela diseñado por Kajsa Lindström. Otra de las presentes ha sido la gobernadora de Halland, Brittis Benzler, por ser Julian de Suecia titular de este ducado.

A las 12:00 horas comenzó el bautizo, al que ya habían llegado la Princesa Magdalena y Chris O'Neill, acompañados por sus hijos, la Princesa Leonor, el Príncipe Nicolás y la Princesa Adrienne, que ya empezó a dar muestras de que en el bautizo no iba a estar precisamente calmado. Por supuesto aparecieron la Princesa Victoria y el Príncipe Daniel con sus hijos Estela y Oscar de Suecia, los Reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, así como los más esperados: Carlos Felipe y Sofia de Suecia con sus hijos mayores, el Príncipe Alejandro y el Príncipe Gabriel, y con el pequeño y protagonista del día, el Príncipe Julian.

Carlos Felipe y Sofia de Suecia con su hijo Julian de Suecia en su bautizoCarlos Felipe y Sofia de Suecia con su hijo Julian de Suecia en su bautizo

Todos estaban felices, pero quien más radiante estaba era la Princesa Sofia, que lució un vestido largo en crudo con flores bordadas y un enorme lazo para recoger su cabello. Fue la Duquesa de Värmland la encargada de llevar en brazos al Príncipe Julian, que a su vez portaba el traje de cristianar con su nombre bordado que utiliza la Familia Real Sueca desde 1906 y que han llevado sus hermanos, su padre, sus tíos, primos y su abuelo antes que él. Otra tradición que ha seguido adelante sea o no sea el bebé Alteza Real. También hubo desfile de la Guardia Real con susto incluido cuando uno de sus miembros se ha desmayado, parece que a consecuencia del calor. Afortunadamente pronto logró recuperarse.

Almuerzo privado en lugar de recepción

La ceremonia, que duró unos 45 minutos, fue oficiada por el obispo Johan Dalman, ayudado por el pastor Michael Bjerkhagen. Durante el servicio religioso, en el que se cantaron los Salmos 289 y 201 y sonó 'Hey brother' de Avicii y la canción 'Little Beautiful You' que le dedicaron Charlotte Runevret y Anders Neglin, se pudo ver la pila bautismal adornada con flores, así como la corona de Federico Adolfo, que se suele utilizar para los bautizos reales. No fue una misa larga, pero no eso no evitó que los principitos más espontáneos mostraran algo de sueño, como el Príncipe Gabriel y la Princesa Adrienne, que protagonizaron los momentos más divertidos. Tampoco estuvo demasiado quieto el Príncipe Alejandro, que se acercó a la pila junto al Príncipe Gabriel para tomar agua para el bautismo de sy hermano. Siguiendo la tradición, el Rey Carlos Gustavo obsequió a su nieto con la Real Orden de los Serafines, al igual que hizo con sus siete nietos mayores. Una vez más, no ha habido diferencias con respecto a los demás pese a la pérdida de posición en la Casa Real Sueca y del tratamiento de Alteza Real.

La Familia Real Sueca y la familia de Sofia de Suecia en el bautizo de Julian de SueciaLa Familia Real Sueca y la familia de Sofia de Suecia en el bautizo de Julian de Suecia

Al término del bautizo, los invitados salieron para poder ser fotografiados, pudiendo tomarse imágenes del Príncipe Julian con sus padres, hermanos y padrinos, así como una foto con la Familia Real Sueca y los Hellqvist. Posteriormente, los Reyes ofrecieron un almuerzo privado en Drottningholm que sustituyó a la tradicional recepción en honor al príncipe o princesa que se bautiza. No fue por su posición, o mejor dicho por la falta de ella, sino debido a la pandemia que se optó por un formato más reducido para evitar riesgos.

Te puede interesar