Así son y así se llevan Victoria, Magdalena y Carlos Felipe de Suecia: tres hermanos que sufrieron por amor

HERMANÍSIMOS

Así son y así se llevan Victoria, Magdalena y Carlos Felipe de Suecia: tres hermanos que sufrieron por amor

Los tres hijos de los Reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia de Suecia mantienen una relación excepcional y han sabido permanecer unidos en los momentos más complicados frente a su familia.

Así son y así se llevan Victoria, Magdalena y Carlos Felipe de Suecia: tres hermanos que sufrieron por amor

Ser hijo de Reyes no es una tarea fácil y eso lo saben muy bien Victoria, Magdalena y Carlos Felipe de Suecia. Los tres vástagos de Carlos XVI Gustavo y Silvia de Suecia se han visto en ciertas encrucijadas que, de no haber formado parte de la Familia Real, no habrían sido consideradas como tal. No obstante, si por algo se han caracterizado la Heredera al trono y sus hermanos ha sido por su profesionalidad y adaptación a las circunstancias a pesar de que no siempre esto ha sido sencillo. Pero, ¿cómo son realmente los tres hermanos? Y, sobre todo, ¿cómo se llevan?

Victoria de Suecia

Es la mayor de los hermanos y, por lo tanto, la Heredera al trono sueco. Sin embargo, esto no fue siempre así y durante unos meses pasó a ocupar el segundo puesto en la línea de sucesión. Y es que, ante el temor de que tras su nacimiento la Reina no fuera capaz de tener más hijos, se decidió promulgar una normativa que anulara la Ley Sálica que hasta entonces no permitía el ascenso de las mujeres al trono.

Los Reyes de Suecia junto a sus hijos Victoria, Carlos Felipe y MagdalenaLos Reyes de Suecia junto a sus hijos Victoria, Carlos Felipe y Magdalena

De manera que, con todos los trámites iniciados la Casa Real anunció el segundo embarazo de la Reina Consorte, del que nació el Príncipe Carlos Felipe de Suecia. Cuando el único vástago varón nació, pasó a ocupar la primera posición en la carrera al trono, aunque esto apenas duró unos meses. El 1 de enero de 1980 se aprobó definitivamente la legislación y Victoria de Suecia ya sí que sí se postuló como la Heredera a la Corona Sueca.

Estudió en la escuela pública y cuando cumplió la mayoría de edad fue la protagonista de una ceremonia que hizo oficial su nombramiento como Heredera. Desde entonces no solo ha encadenado un compromiso detrás de otro, sino que además ha tenido que hacerlo con grandes dificultades. Y es que, siendo una adolescente sufrió anorexia, un trastorno que ni ella ni la Casa Real intentaron ocultar y que le llevó años de tratamiento hasta que logró curarse casi al completo. En aquella época esta parecía ser la única piedra en el camino de Victoria de Suecia, pero años más tarde ella misma contó que la dislexia que padecía le complicó seriamente su trayectoria escolar.

Victoria y Daniel de Suecia celebran los 10 años de su compromisoVictoria y Daniel de Suecia celebran los 10 años de su compromiso

La hija mayor de Carlos XVI Gustavo de Suecia reveló haber sufrido bullying debido a dicha dificultad y por ello no ha dudado en dar visibilidad a un problema que también afectó a su padre y hermanos. No obstante, la Princesa se repuso y mientras estudiaba, dedicaba tiempo a practicar una de sus grandes pasiones: la equitación. Por otro lado, durante su juventud, Victoria de Suecia vivió su primera gran historia de amor con Daniel Collert durante nada más y nada menos que ocho años. No obstante, ella dijo en más de una ocasión no estar enamorada y no fue hasta 2002 que saliera a la luz su romance con Daniel Westling, el que hasta entonces había sido solo su entrenador personal.

Ambos se conocieron en el mismo gimnasio y, a decir verdad, su relación no ha sido precisamente un camino de rosas. Desde que comenzaran a salir, Westling no gozó de la aprobación de la Familia Real y por ello Victoria de Suecia estuvo durante años enfrentada con su padre, principal opositor al romance. Esto fue lo que provocó una primera ruptura de la pareja en 2006. No obstante, los dos se reencontraron y al año siguiente retomaron su historia prometiendo la Heredera que solo se casaría por amor. Finalmente, el monarca dio su brazo a torcer y en 2010 se casaron en la Catedral de San Nicolás en una emocionante ceremonia que la Princesa Victoria quiso culminar con esta frase dirigida al pueblo sueco: "Ante todo quiero agradecer al pueblo sueco haberme dado a mi Príncipe".

Los Príncipes Victoria y Daniel de Suecia junto a sus dos hijos haciendo adornos navideñosLos Príncipes Victoria y Daniel de Suecia junto a sus dos hijos haciendo adornos navideños

El 23 de febrero de 2012 el matrimonio daba la bienvenida a su primogénita, la Princesa Estela de Suecia. Así, la pequeña se convertirá en la Heredera al trono una vez que su madre pase a ocupar la Corona Sueca. Sin embargo, la Duquesa de Östergötland no es la única hija de los futuros Reyes, sino que cuatro años después llegó al mundo el Príncipe Oscar. Con ellos Victoria de Suecia se ha dejado ver de lo más relajada y espontánea y lo cierto es que no duda en implicarles, sobre todo a la pequeña Estela, en la vida pública de palacio.

Carlos Felipe de Suecia

Es el mediano de los tres hermanos y, como ya hemos comentado, su puesto de Heredero apenas le duró unos pocos meses hasta que en 1980 se aboliera definitivamente la Ley Sálica. Acudió a la misma escuela que su hermana Victoria, y al igual que ella hiciera con mayor edad, él se trasladó hasta Estados Unidos para cursar sus estudios universitarios en la Kent School de Connecticut. No obstante, dos años después regresó a su país natal y allí, entre 2003 y 2006, se licenció en Diseño Gráfico, para tiempo después completarlo con sus estudios de Economía.

Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist, muy cómplices en un partido de hockeyCarlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist, muy cómplices en un partido de hockey

El único vástago varón de los Reyes Suecos ha ejercido desde muy joven una importante labor de representación de la Corona y, dado este papel, lo cierto es que sus relaciones personales siempre han estado supeditadas al juicio tanto de su familia como del pueblo sueco. En este sentido, la que parecía tener todas las papeletas de convertirse en próximo miembro de la realeza era Emma Pernald, una amiga de su hermana Magdalena, con la que estuvo durante casi una década.

Sin embargo, Sofia Hellqvist aterrizó en la vida del Príncipe para poner todo del revés. La joven era conocida en su país por haber participado en algunos realities y haber posado en ropa interior. Fueron estos los motivos que llevaron a gran parte de la población y de su propia familia a renegar de esta relación, como ya le pasara a su hermana Victoria con Daniel Westling. Ahora bien, parece que la situación se tranquilizó y poco a poco Hellqvist empezó a tomar parte de los círculos reales hasta que finalmente el 13 de junio de 2015 pasaron por el altar en la Capilla Real del Palacio de Estocolmo.

Carlos Felipe y Sofía de Suecia en una actividad familiar con sus dos hijosCarlos Felipe y Sofía de Suecia en una actividad familiar con sus dos hijos

Años más tarde, los Duques de Värmland todavía tuvieron que hacer frente a las habladurías sobre su unión, pero ellos hicieron oídos sordos y han centrado su labor en numerosos proyectos sociales como representantes de la Casa Real. Sin embargo, si hay algo que les cambió sin duda la vida fue la llegada en 2016 de su primer hijo, el Príncipe Alejandro, al que se sumaría tan solo un año más tarde el Príncipe Gabriel, que vino al mundo el 31 de agosto de 2017.

Magdalena de Suecia

La hija pequeña de los Reyes ha sido sin duda la más diferente de los tres hermanos. Al ser la última en la línea de sucesión no ha sentido la presión o la responsabilidad que sí caía sobre sus hermanos mayores y, por ello, era frecuente verla en fiestas y eventos de lo más exclusivos en distintas partes del mundo. Al igual que Victoria y Carlos Felipe de Suecia, completó sus estudios básicos en Suecia, pero al cumplir la mayoría de edad decidió trasladarse hasta la capital británica para mejorar su inglés.

Magdalena de Suecia en su adolescenciaMagdalena de Suecia en su adolescencia

Es el miembro de la Familia Real Sueca con mayor formación, pues así lo acreditan sus numerosos cursos relacionados con el derecho o la informática, así como sus estudios universitarios en Historia del Arte y Arquitectura. La Princesa ha sido siempre la más despegada del círculo familiar y así lo demuestra el hecho de que haya sido la que más rifirrafes haya tenido con sus hermanos a cuenta de sus relaciones amorosas.

No obstante, ella tampoco lo ha tenido fácil en este ámbito. Durante años mantuvo un romance con el abogado Jonas Bergstom, con quien de hecho llegó a anunciar su compromiso en 2009. El joven era el yerno ideal y los preparativos de la boda ya estaban en marcha, cuando en 2010 un comunicado de la Casa Real anunció que el gran día quedaba cancelado tras conocerse que Bergstom había sido infiel a la Princesa.

Magdalena de Suecia y Chris O'Neill con sus hijos Leonor y Nicolás en el 40 cumpleaños de Victoria de SueciaMagdalena de Suecia y Chris O'Neill con sus hijos Leonor y Nicolás en el 40 cumpleaños de Victoria de Suecia

En aquel momento Magdalena de Suecia lo pasó muy mal y, quizás para alejarse del terremoto que semejante noticia provocó en su país, la joven decidió marcharse a Estados Unidos poniendo así tierra de por medio. Y lo cierto es que no le fue nada mal, porque allí conoció a Chris O'Neill con quien inició una relación en 2011. En muy poco tiempo él pasó a formar parte de la familia y el 8 de junio de 2013 sellaron definitivamente su historia de amor con una romántica boda que se celebró en el Palacio Real, mismo lugar donde más tarde lo haría su hermano Carlos Felipe.

Desde entonces, el matrimonio ha vivido a caballo entre Reino Unido, Estados Unidos y Suecia, una situación que ha sido objeto de numerosas críticas por parte de la ciudadanía, que piensan que la Princesa debería implicarse más en sus deberes reales. No obstante, O'Neill y Magdalena de Suecia han conseguido formar una entrañable familia junto a sus tres hijos, las Princesas Leonor (2014) y Adrienne (2017), así como el Príncipe Nicolás (2015).

La relación entre los tres hermanos

Los tres hijos de los Reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia de Suecia mantienen una estupenda relación y así lo demuestran derrochando complicidad en cada uno de los actos familiares en los que coinciden. Pero no solo ellos, sino que sus respectivas parejas también disfrutan de tan excepcional relación, pues con una actitud especialmente cómoda se les ha podido ver a todos ellos en numerosos compromisos tanto públicos como privados.

La Familia Real Sueca en la apertura del ParlamentoLa Familia Real Sueca en la apertura del Parlamento

No obstante, esto no siempre ha sido así. Y es que, Magdalena de Suecia fue especialmente dura con sus dos hermanos a cuenta de sus respectivas parejas. Con la Heredera no fue tan destacada la oposición a su romance con Daniel Westling, pero con Sofia Hellqvist no parecía importarle que hubiera trascendido a la vida pública su particular cruzada con la que ha llegado a convertirse en su cuñada.

No fue una situación sencilla, pero si algunos medios de comunicación han coincidido en algo es que Victoria de Suecia tuvo un papel muy relevante a la hora de poner fin a este conflicto familiar. Y es que, la hermana mayor ejerció como tal y no solo fue el principal apoyo de Hellqvist en aquellos momentos tan tensos, sino que además intercedió por ella ante su hermana para que finalmente terminara aceptándola como un miembro más de la Familia Real.

Te puede interesar