La hípica, el deporte de los famosos

DEPORTE DE FAMOSOS

La hípica, el deporte de los famosos

Miembros de la realeza, de la aristocracia y herederos de imperios empresariales. Ese es el perfil de los famosos que se dedican a la equitación.

Su amiga Athina Onassis también se dedica a la hípica profesional, y compite por todo el mundo acompañada por su marido, Doda Miranda, que también es jinete. La joven heredó una fortuna de su abuelo, el armador griego Aristóteles Onassis.

Cayetano Martínez de Irujo, el jinete aristócrata

Dentro de la alta sociedad también destacan José Bono Rodríguez, hijo del expresidente del Congreso José Bono, y Carolina Aresu, sobrina de Ana Obregón, que han elegido la hípica profesional como forma de ganarse la vida.

Cayetano Martínez de Irujo en un concurso de saltos hípicos en SalamancaCayetano Martínez de Irujo en un concurso de saltos hípicos en Salamanca

Cayetano Martínez de Irujo no solo se encarga de los negocios de la Casa de Alba, sino que es jinete. El Conde de Salvatierra hizo de su afición una profesión, para lo cual tuvo que irse de España una temporada. Su propia madre, la Duquesa de Alba, no entendía que su hijo hubiera elegido esa opción, debido a que lo consideraba más un hobby que un trabajo, aunque finalmente dio su brazo a torcer y apoya desde entonces al quinto de sus seis hijos.

Jessica Springsteen, hija del cantante Bruce Springsteen, no tiene nada que envidiar a los citados famosos que se dedican a la hípica, que tendrán que ir haciendo hueco a otra celebrity a la que no se le da nada mal la hípica, Destry Spielberg, hija de Steven Spielberg, que a sus 17 años promete.

La Infanta Elena compitiendo en el Concurso de Saltos de Sevilla 2012La Infanta Elena compitiendo en el Concurso de Saltos de Sevilla 2012

La relación entre hípica y realeza

La realeza es una habitual en las competiciones hípicas. En España la Infanta Elena compite de forma ocasional en pruebas. No es su actividad principal, ya que la Duquesa de Lugo es profesora de inglés, trabaja para la Fundación Mapfre y participa en actos oficiales como miembro de la Familia Real Española. Con todo ello, siempre saca tiempo para dedicar tiempo a un deporte al que profesa un amor que heredó de su abuela, la Condesa de Barcelona.

La madre del Rey Don Juan Carlos también inoculó la pasión por la equitación a su hija mayor, la Infanta Pilar, que siente una especial devoción por los caballos y la práctica de este deporte y que ha ejercido como presidenta de la Federación Hípica Internacional. Victoria de Marichalar, hija de la Infanta Elena, también disfruta montando a caballo.

Zara Phillips a lomos de High Kingdom con la medalla de plata conseguida en Londres 2012Zara Phillips a lomos de High Kingdom con la medalla de plata conseguida en Londres 2012

En la realeza internacional hay otros ejemplos de amazonas. Una de las más destacadas es Zara Phillips. La hija de la Princesa Ana de Inglaterra y nieta de la Reina Isabel II y del Duque de Edimburgo forma parte del Equipo Olímpico Británico y consiguió una medalla de Bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, un gran honor para la Familia Real. Solo ha dejado la competición debido a su embarazo.

En la misma tesitura se encuentra Carlota Casiraghi, una consumada amazona que solo abandonó la equitación a causa de su estado de gestación. La hija de la Princesa Carolina de Mónaco destaca principalmente en las competiciones de saltos, y además es muy amiga de las citadas amazonas Marta Ortega y Athina Onassis.

Carlota Casiraghi participando en el Concurso de Hípica de Monte-CarloCarlota Casiraghi participando en el Concurso de Hípica de Monte-Carlo

Finalmente se encuentran la Princesa Haya de Jordania, presidenta de la Federación Hípica Internacional desde 2006 en sustitución de la Infanta Pilar de España. La hija del fallecido Rey Hussein I de Jordania ha sido deportista olímpica. Lo mismo ha ocurrido con la Princesa Natalia zu Sayn-Wittgenstein-Berleburg, sobrina de la Reina Margarita II, que compite con el Equipo Olímpico de Dinamarca.

Te puede interesar