Mako de Japón, víctima de una injusta Ley Sálica con la que sus padres están de acuerdo

TODO POR AMOR

Mako de Japón, víctima de una injusta Ley Sálica con la que sus padres están de acuerdo

La nieta mayor del Emperador Akihito renunciará a su estatus para casarse con un plebeyo con el que sale desde hace 5 años.

Mako de Japón, víctima de una injusta Ley Sálica con la que sus padres están de acuerdo

Mako de Japón y Kei Komuro en el anuncio de su compromisoMako de Japón y Kei Komuro en el anuncio de su compromiso

La Princesa Mako anunció su compromiso en una ceremonia en la que estuvo su prometido, Kei Komuro, con el que planeaba casarse desde mayo. Sin embargo, la pareja ha esperado hasta obtener la bendición del Emperador, que ha dicho al matrimonio de su nieta ante la felicidad que desprende pese al dolor que le produce que salga de la Familia Imperial y abandone su vida anterior.

Un amor contra viento y marea

La que todavía es Alteza Imperial era consciente de que algún día perdería su estatus, pero mientras ha podido ha trabajado para servir a la nación mientras ejerce como investigadora en un museo de Tokio. Parece que pese a todo no le importa tanto todo a lo que tiene que renunciar por amor, algo que no ocurre en el caso de los hombres, ya que tanto su abuelo, como su padre y su tío se han casado con plebeyas. La Ley Sálica que le discrimina, sí gusta a sus progenitores, ya que gracias a ella, su hijo Hisahito será algún día Emperador de Japón en vez de su prima Aiko. De todos modos, si no se modifica la Ley y Hisahito solo tiene hijas, habría un grave problema en la sucesión.

Mako de Japón y Kei Komuro, muy enamorados en su compromisoMako de Japón y Kei Komuro, muy enamorados en su compromiso

Ajena a todo, la Princesa Mako ha recordado que se conocieron cinco años atrás en una reunión informativa de la Universidad Internacional Cristiana de Tokio en la que ambos estudiaban. Ella se fue a Edimburgo y él a California, pero siguieron juntos, y en diciembre de 2013, Kei Komuro le pidió matrimonio. La boda se espera para otoño de 2018, cuando el Emperador Akihito ya haya abdicado y el nuevo Jefe del Estado sea su tío Naruhito.

Te puede interesar