Los 20 momentos más icónicos de las 20 temporadas de 'Keeping Up With The Kardashians'

FIN DE UNA ERA

Los 20 momentos más icónicos de las 20 temporadas de 'Keeping Up With The Kardashians'

Tras 20 temporadas, 14 años y casi 300 episodios, la serie que vio nacer a la mediática familia Kardashian-Jenner dice adiós dejando para el recuerdo una lista casi infinita de momentazos.

Los 20 momentos más icónicos de las 20 temporadas de 'Keeping Up With The Kardashians'

Un 14 de octubre de 2007 llegaba a la pequeña pantalla estadounidense 'Keeping Up With The Kardashians'. Este reality show mostraría al mundo como es la vida de la ya por aquel entonces familia Jenner a la que pertenecía uno de los nuevos rostros de la prensa rosa: Kim Kardashian, mano derecha de Paris Hilton y protagonista de uno de los escándalos del momento tras filtrarse públicamente un vídeo sexual junto a uno de sus exnovios.

Únicamente precedidas por la fama que había atesorado su padre, Robert Kardashian, abogado de O.J. Simpson en su mediático juicio, las por aquel entonces tres hermanas mayores, Kourtney, Kim y Khloé, dedicaban sus días a ser dependientas de su propia tienda, 'DASH'. Desde entonces han pasado 14 años, 20 temporadas, más de 10 spin-offs, varios programas especiales y casi 300 episodios. Más de una década que han dado para muchos y grandes momentos en la vida de las hermanas que, además de convertirse en un auténtico imperio multimillonario, han pasado por un sinfín de cosas buenas y malas y que han hecho de las delicias de sus espectadores.

Así que, coincidiendo con el fin de una era, repasamos los 20 momentos más icónicos que nos han regalado las hermanas Kardashian-Jenner a lo largo de las 20 temporadas de 'Keeping Up With The Kardashians'.

Kim haciéndose selfies mientras Khloé va a ingresar en prisión

Fue en marzo de 2007 cuando Khloé Kardashian fue detenida por conducir bajo los efectos del alcohol. Un año más tarde era condenada a 30 días de prisión por violar libertad condicional. Si bien todo lo que gira en torno a la tercera de las hermanas quedó en una simple anécdota (salió de prisión apenas 3 horas después porque el aforo estaba completo), para el recuerdo quedará el viaje en coche de toda la familia para acompañarla durante el cual Kim estuvo haciéndose selfies con una cámara digital para, después, compartirlas en su página web.

Las operaciones estéticas de Kris Jenner

Si bien las operaciones estéticas que se han hecho o se han dejado de hacer las hermanas Kardashian-Jenner han sido desde siempre tema de debate, la única que siempre ha sido muy clara con todos sus retoques ha sido Kris Jenner. Desde los inicios del reality, la matriarca ha estado al 100% entregada al show llegando incluso a permitir que las cámaras grabasen algunas de sus operaciones dejando para el recuerdo algunas imágenes que pueden ser desagradables para los más sensibles. Por motivos más que obvios, es difícil encontrarlas fácilmente en internet, aunque en este vídeo del cirujano plástico Anthony Youn pueden verse las más impactantes de su lifting facial.

Kim Kardashian llorando

Algo que también quedará para el recuerdo será el rostro de Kim Kardashian mientras llora. Su particular expresión en sus momentos más angustiosos fue fuente infinita de memes en internet y motivo de burla incluso por parte de sus hermanas. Y si bien al principio fue algo que la propia televisiva no llevó bien, finalmente acabó sacándole rédito con sus famosos Kimojis.

"Kim, hay gente que se está muriendo"

Y qué momento más icónico de Kim Kardashian llorando que cuando uno de sus pendientes de diamantes fue a parar al fondo de océano. Esta aparente escena romántica que en realidad mostraba ya como la relación de la empresaria con Kris Humphries hacía aguas -nunca mejor dicho- dejará para el recuerdo una de las frases más icónicas de Kourtney Kardashian, protagonista secundaria en todo esto, pero sin duda con el guión más potente. "Kim, hay gente que se está muriendo", fue lo único que dijo al respecto del drama que su hermana estaba montando por perder uno de sus pendientes. Para quien no lo sepa, el pendiente acabó apareciendo y aquí paz y después gloria.

"You are doing amazing, sweetie"

Si de algo ha estado siempre orgullosa Kris Jenner es que sus cinco hijas (no puede decir lo mismo de Rob) han estado siempre dispuestas a trabajar para levantar un imperio millonario a costa de sus apellidos. Por eso, pese a las dudas, para la momager más famosa del mundo fue motivo de orgullo ver cómo su hija era capaz de desnudarse delante de la cámara para una sesión de fotos pese a que no era algo que, de primeras, le hiciese especial ilusión. "Lo estás haciendo genial, cariño", le decía mientras tomaba fotografías del por aquel entonces momento más importante de su carrera como celebrity. Esto hecho sería, en cambio, objeto de crítica por parte de Kanye West durante uno de sus crisis mediáticas en la que cargó sin miramientos contra su suegra y abuela de sus hijos.

"No sea tan jodidamente grosera"

Las cosas se pusieron feas entre las hermanas Kardashian casi desde el principio. La fama galopante de Kim Kardashian en las primeras temporada que venía acompañada también de grandes cantidades de dinero hicieron que otros miembros de la familia -ahá, Khloé- se sintiesen a la sombra de la famosa del 'klan'. Sin duda en gran momento se produjo cuando Kim se iba a comprar, por fin, el coche de sus sueños. Tras ser abandonada por el resto de la familia en el concesionario, esta pilló a su hermana pequeña hablando mal de ella, así que no dudó en tomarse la justicia por su mano y liarse a bolsazos (como si de Margarita Seisdedos se tratase) con su hermana para callarle la boca.

La boda de Khloé y Lamar en 9 días

9 días, ese fue el tiempo que pasó desde que Lamar Odom le pidió matrimonio a Khloé Kardashian hasta que se dieron el 'sí, quiero' en una romántica boda por todo lo alto. Apenas había pasado un mes desde que se conocieron, así que los tiempos estaban en general bastante apurados. Esta boda dio el pistoletazo de salida a 4 años de feliz matrimonio y para tres más de turbulento divorcio.

El vídeo erótico de Khloé para Lamar

Pero si de algo se avergüenza Khloé no es de su matrimonio con Lamar, sino de lo que llegó a hacer por este. Para poner solución a sus un largo tiempo separados por motivo de las obligaciones profesionales del jugador de baloncesto, la empresaria tuvo la 'brillante' idea de grabarse un vídeo erótico para que este pudiese verlo cada vez que la echase de menos. Un vídeo que, además de grabar su mejor amiga y por aquel entonces asistente Malika, también recogieron las cámaras de 'Keeping Up With The Kardashians'.

Un hecho del que, pese al romanticismo del momento, Khloé no ve con muy buenos ojos pasado el tiempo. Ella misma se mostró un poco casada de él y de las repeticiones que se hicieron a lo largo del último episodio del programa que se emitió el pasado 10 de junio: "Por qué tiene que repetir el puñetero momento de los caramelos en la bañera", escribía ella misma en su cuenta de Twitter.

La boda de Kim que cuando se emitió ya se estaban divorciando

Pero si el compromiso de Khloé con Lamar Odom fue rápido, casi tanto lo fue el matrimonio de Kim Kardashian con Kris Humphries. Si bien su relación nunca pareció lo suficientemente estable como para pasar por el altar, la empresaria y el también jugador de baloncesto se empeñaron en tener su gran boda hollywoodiense con un sin fin de invitados y mucho glamour (hortera a la antigua usanza). Pero su tiempo como marido y mujer fue tan fugaz -pidieron el divorcio 72 días después-, que cuando llegaron a emitirse los capítulos de 'Keeping Up With The Kardashians' sobre los preparativos ya se vieron obligados a incluir un rótulo que anunciaba la ruptura de la pareja. Eso sí, Kim no consiguió divorciarse oficialmente del también jugador de baloncesto hasta apenas unas semanas antes de que naciese su primera hija, North West, fruto de su relación con Kanye.

Khloé, Kris y el papel higiénico en casa de Kim

No todo fueron dramas en la vida de las mediáticas hermanas. Quien sabe si por la necesidad de llenar minutos de metraje, pero lo cierto es que por ello o no dejaron también momentazos para el recuerdo. Fue también durante el primer embarazo de Kim cuando madre e hija decidieron ahogar las penas con un poco de agua con misterio para después ir a llenarle el jardín de papel higiénico y espuma de afeitar a Kim Kardashian. Un venganza que esta misma se cobró años y temporadas más tarde.

Las borracheras de Kris Jenner

Si en algo también se ha entregado Kris Jenner (si hay en algo que no lo haya hecho) es en las fiestas de la familia. Desde la temporada primera la madre de las hermanísimas ha dejado también imágenes para el recuerdo como cuando decidió beber aupada por un grupo de jóvenes amigos de Rob Kardashian, cuando se tatuó tras unos chupitos de tequila o las veces que le sacó el mayor rendimiento posible a las catas de vino con sus hijas.

"¿Es eso es una gallina?"

Este es, sin duda, uno de los momentos que ha dado para más burlas en la historia del programa. Kris Jenner llega a casa con un regalo sorpresa para Kylie: Un cerdo vietnamita. Como en cualquier casa, la mománager la llama por megafonía para que acuda al hall de la mansión. Mientras baja las escaleras, la por aquel entonces todavía no empresaria ni multimillonaria decía: "¿Es eso una gallina?". Una pregunta que fue repitiendo hasta alcanzar a ver que, efectivamente, no era una gallina. Rompiendo una lanza a favor de Kylie, temporadas más tarde se descubriría que tiene una miopía que le impedía ver bien más allá de su propia nariz.

Los labios de Kylie Jenner

Si por algo ha sido conocida la menor de las hermanas Kardashian y en torno a lo que ha conseguido crear un imperio multimillonario eso han sido sus labios. En cambio, durante un tiempo fueron el mayor dolor de cabeza para ella. Siendo sus labios finos uno de sus mayores complejos, la joven decidía todavía siendo menor de edad operárselos para que fuesen más gruesos. Un hecho que, por supuesto, no pasó desapercibido por sus ya millones de fans y la propia prensa. En cambio, no quiso hacerle frente públicamente.

Durante varios capítulos la joven se mostraba agobiaba huyendo de las preguntas de la prensa llegando en varias ocasiones a mentir descaradamente asegurando que se trataba todo de algunos trucos de maquillaje. Fueron finalmente los consejos de sus hermanas y sus mensajes motivacionales los que hicieron que, finalmente, acabase reconociendo que llevaba relleno.

La transición de Caitlyn

Si algo marcó un antes y un después en la vida de las hermanas Kardashian-Jenner esa fue la transición de Bruce Jenner a Caitlyn. Además de dar para unos cuantos capítulos especiales en el reality con los que mostraron al mundo como una familia vive un momento tan importante como este y animaban a la gente a apoyarse tanto como lo hicieron ellas (broncas mediante), lo cierto es que luego fue también fuente de muchos desencuentros. Si Bruce siempre vivió a la sombra de las mujeres de la familia, Caitlyn no estaba dispuesta a hacer lo mismo. Con el nuevo yo del padre de Kendall y Kylie (así se han referido siempre ellas con el consentimiento de la propia Caitlyn) el que fue segundo marido de Kris Jenner también decidía romper su silencio y sacar a relucir los trapos sucios de su matrimonio que poco o nada tenían que ver con la realidad, matizaba entre lágrimas la propia mománager en su reality show.

"Es la mayor perra que he conocido en mi vida"

Kendall Jenner puede que sea la hermana más discreta de todas, pero su temperamento ha protagonizado grandes momentos. Este hecho ocurría con motivo de los premios ESPY 2015 donde Caitlyn Jenner recibiría un premio honorífico tras su transición. Sus dos hijas acudían a apoyar a su padre y los nervios estaba a flor de piel. Mientras se preparaban en casa de Kylie Jenner, Kendall asaltaba el armario de su hermana para coger algo prestado para luego ir a cenar. Algo que no le pareció bien a la pequeña ya que "está cogiendo mi vestido marrón favorito", ahí es nada. Tras una sonora bronca, la modelo acabó definiendo a su propio hermana como "la mayor perra que he conocido en mi vida". Tras esto, sonrisas en el photocall y adiós muy buenas.

Kylie Jenner no sabe hacer la colada

Sin duda fue Kylie Jenner la que más 'problemas de ricos' ha regalado a la audiencia para hacer chistes sobre ello. Recién cumplidos los 18 años, la joven decidía independizarse al igual que había hecho su hermana Kendall. Tras varios años ya trabajados, la joven decidía comprarse su primera casa. Una decisión que, en cambio, no veían tan bien sus hermanas mayores. Para ello no dudaron en hacerle un simple cuestionario para saber si estaba preparada para dar este gran paso. Unas preguntas tan sencillas sirvieron para descubrir que Kylie no sabía poner una lavadora, ni tenía plancha, muchos menos sabía que hacía falta un seguro para el hogar ni qué facturas tenía que pagar.

"¿Vas a arrebatarme el día más importante de mi vida?"

Kendall Jenner había conseguido el sueño de su carrera: desfilar para Victoria's Secret. A pesar de haberlo logrado ya, la modelo prefería no estar rodeada de su familia en un día tan importante para evitar críticas sobre si lo había conseguido o no gracias a su apellido. Un deseo que no cumplió su padre quien se adelantó y confirmó su asistencia sin el consentimiento de su hija. Un hecho que, por supuesto, sacó lo peor de Kendall Jenner. "¿Vas a arrebatarme el día más importante de mi vida? Gracias. ¡No, no puedes venir! Apareces luego en la puta fiesta de después", se escucha gritar a la joven mientras sus hermanas no pueden articular palabra.

El robo de Kim en París

En 2016 el mundo del famoso klan cambió para siempre. Kim Kardashian sufría un robo a mano armada en su apartamento en París durante la Semana de la moda. Un robo valorado en más de 9 millones de dólares que, además, trajo consigo muchos problemas psicológicos para la empresaria. Por supuesto, las cámaras del programa filmaron el antes y el después de los hechos. Fue entonces cuando, para siempre, las hermanas Kardashian-Jenner empezaron a valorar todavía más el importante papel que tenía la seguridad en sus vidas y, además, el gran estrago que podía ocasionarles la sobrexposición en las redes sociales.

Las broncas de Kim y Koutney

Y si el bolsazo de Kim a Khloé podría parecer excesivo, con el tiempo las cosas no se relajaron, todo lo contrario. De nuevo, la más famosas de las hermanas se veía involucrada en una fuerte pelea, esta vez con Koutney. La mayor de todas no estaba dispuesta a cambiar su rutina diaria como madre por una sesión de fotos para la postal navideña de la familia, algo que acabó con los nervios de Kim al verse incapaz de compaginar su vida personal con la profesional, repleta hasta los topes. De esta fuerte bronca salió la famosa frase de Kim a Kourtney: "Estás fuera de la sesión de fotos, eres la que menos le interesa a la gente", unas declaraciones que abrieron un fuerte cisma en la familia llegando Kourtney a reconocer que se avergonzaba de tener esa familia.

Pero las cosas no se relajaron con el tiempo. Un par de temporadas después ambas llegaron incluso a las manos. De nuevo era Koutney la que ponía problemas a sus hermanas, esta vez porque no estaba dispuesta a mostrar tanto su vida privada delante de las cámaras del programa, algo que obligaba a Khloé y a Kim a tener más horas de grabación. Una aparentemente pacífica conversación con Khloé y Kendall delante acabó con las dos hermanas mayores literalmente a manotazo limpio.

Las infidelidades de Tristan

Y si su primer matrimonio con Lamar Odom le trajo bastantes dolores de cabeza Khloé Kardashian, su relación con Tristan Thompson poco tuvo que envidiarle. Tras varios años dando tumbos por relaciones sin futuro, parecía que este también jugador de baloncesto era el Príncipe Azul de la empresaria. Tras casi un año de relación, la hermana de Kim Kardashian caía embarazada de forma totalmente inesperada. Una feliz noticia para toda la familia. Un embarazo que, tras nueve meses, se coronó a las puertas del paritorio con la primera infidelidad de Thompson con dos jóvenes en una discoteca de Cleveland mientras Khloé dormía en el piso que compartían.

Un hecho que dio lugar a una ruptura y a una reconciliación. Una nueva oportunidad que, un año después, acabó de la misma forma o incluso peor. Durante un fin de semana de Tristan Thompson en Los Ángeles, este le volvía a ser infiel a la empresaria, esta vez con Jordyn Woods, la mejor amiga de Kylie Jenner. Un hecho que dio para meses de dramas en el famosos 'klan'. Pero, para sorpresa de muchos, varias temporadas después (en la 19), Khloé decidía darle una tercera oportunidad al deportista y seguir adelante con sus planes de ampliar la familia.

Te puede interesar