Las extrañas ausencias de la realeza en el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau

CEREMONIA DE RECUERDO

Las extrañas ausencias de la realeza en el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau

Las Casas Reales de España, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Reino Unido, Noruega y Suecia estuvieron representadas, no así la de Dinamarca, Mónaco y Liechtenstein.

Las extrañas ausencias de la realeza en el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau

Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda y Haakon de Noruega en el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz-BirkenauGuillermo Alejandro y Máxima de Holanda y Haakon de Noruega en el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau

Don Felipe y Doña Letizia coincidieron con sus buenos amigos los Reyes de Países Bajos, Guillermo Alejandro y Máxima, que se sentaron juntos. No muy lejos de allí estaban los Reyes Felipe y Matilde de los Belgas, así como el Gran Duque de Luxemburgo. Enrique I viajó con su Primer Ministro, Xavier Bettel, en plena polémica por el Informe Waringo que ha puesto en entredicho la reputación de la Gran Duquesa. Ante las especulaciones, el Gran Duque de Luxemburgo envió un comunicado en el que confirma la existencia del informe, defiende a su consorte y asegura que no va a abdicar.

De Suecia viajó la Princesa Victoria, que acudió sola debido a que el Príncipe Daniel se quedó en su país para presidir y entregar premios en la Gala del Deporte celebrada en Estocolmo. El consorte estuvo acompañado de sus cuñados, el Príncipe Carlos Felipe y Sofia Hellqvist. Solo viajó el Príncipe Haakon, que además de ejercer como Regente, y por tanto con la mayor autoridad de la Jefatura del Estado, no suele estar acompañado de la Princesa Mette-Marit debido a su delicada salud.

El Gran Duque de Luxemburgo y Xavier Bettel en el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz-BirkenauEl Gran Duque de Luxemburgo y Xavier Bettel en el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau

Reino Unido envió a Camilla Parker también en solitario. El Príncipe Carlos había estado días antes en el International Leaders Forum en Israel, mientras que los Duques de Cambridge participaron en un homenaje en Londres en el que se recordó a la Princesa Alicia, que salvó a una familia judía en Atenas. Así, se decidió que se le daría rango a la celebración con una de las personas de mayor rango, aunque no fuera acompañada por el Príncipe de Gales.

Unas ausencias que extrañan más que otras

Hasta ahí las presencias de la realeza. Hay 10 monarquías en Europa. La de Liechtenstein, ni está ni se le suele esperar en nada, por lo que no extrañó que el principado centroeuropeo estuviera representado por su Primer Ministro, Adrian Hasler, y no por un miembro de su Familia Real. En cuanto a Mónaco, asistió su Ministro de Exteriores, Laurent Anselm. En su caso se podía entender la ausencia de los Príncipes Alberto y Charlene debido a las celebraciones de la patrona del país, Santa Devota. Por su parte, a la Princesa Carolina y a la Princesa Estefanía no se les suele enviar a este tipo de ceremonias en el extranjero.

Alberto y Charlene de Mónaco con sus hijos Jacques y Gabriella en Santa Devota 2020Alberto y Charlene de Mónaco con sus hijos Jacques y Gabriella en Santa Devota 2020

Pero si hubo una ausencia que llamó la atención por mucho que se hubiera anunciado es la de la Casa Real Danesa. La Reina Margarita se quedó ese día en su país atendiendo audiencias. Por su parte, la pareja heredera tiene la agenda a medio gas en Suiza debido a que se han trasladado allí con sus hijos mientras dure su estancia en el Lemania-Verbier International School, una decisión que ha sido criticado. Por su parte, Joaquín y Marie de Dinamarca viven en París, donde el hijo de la Reina realiza un curso militar de un año al que fue invitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores Francés y tampoco se han trasladado a Polonia para el homenaje.

Te puede interesar