Noruega, Dinamarca, Holanda, Bélgica e Inglaterra: la realeza que sí asistió a la boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

ROYALS

Noruega, Dinamarca, Holanda, Bélgica e Inglaterra: la realeza que sí asistió a la boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

Máxima de Holanda, Matilde de Bélgica, las Familias Reales de Noruega y Dinamarca y los Condes de Wessex acudieron a la boda de Carlos Felipe y Sofia de Suecia.

Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist en su bodaCarlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist en su boda

La boda entre Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist es de semiestado, ya que quien se casa es un príncipe real, ni heredero ni Jefe del Estado. Si en la boda de Victoria de Suecia con Daniel Westling acudieron la mayor parte de los miembros de las Casas Reales de Europa, en la de sus hermanos, el cónclave de royals ha sido menor.

En el caso del enlace del Duque de Värmland, han sido varios los invitados de la realeza, pues casi todas las Casas Reales reinantes (y alguna no reinante) han estado representadas, y por supuesto la Familia Real Sueca, pues han acudido los Reyes, los Príncipes Victoria y Daniel, la Princesa Estela, que ha ejercido de dama de honor, la Princesa Magdalena, Chris O'Neilly la Princesa Leonor, así como otros parientes del novio como la Princesa Brígida.

Haakon y Mette-Marit de Noruega en la boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia HellqvistHaakon y Mette-Marit de Noruega en la boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

Los primeros en llegar han sido los Príncipes Nicolás y Tatiana de Grecia, que han representado al Rey Constantino de los helenos, aunque más a título personal y familiar que oficial, ya que el Trono de Grecia ya no existe.

De Noruega casi estuvieron al completo, ya que solo falló el Rey Harald V. Los Príncipes Haakon y Mette-Marit, así como la Princesa Marta Luisa y Ari Behn, acudieron a la cena previa al enlace y al día siguiente a la boda. La Reina Sonia solo se dejó ver en la boda en el Palacio Real de Estocolmo.

Federico y Mary de Dinamarca en la boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia HellqvistFederico y Mary de Dinamarca en la boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

En el caso de Dinamarca ocurrió lo mismo, acudieron la Reina Margarita con sus dos hijos, los Príncipes Federico y Joaquín, y sus nueras, la Princesas Mary y Marie. En cuanto al Príncipe Enrique, ni estaba, ni se le esperaba, sobre todo tras el escándalo que supuso descubrir su viaje a Venecia después de haberse perdido las celebraciones por el 75 cumpleaños de la Reina aludiendo a una enfermedad que debió tener una recuperación milagrosa.

En cuanto a Holanda y Bélgica, tan solo acudieron sus respectivas reinas, Máxima de Países Bajos y Matilde de los Belgas, que no contaron con la presencia del Rey Guillermo Alejandro y del Rey Felipe, respectivamente. Las dos reinas, que son íntimas amigas, pasaron juntas la mayor parte de la celebración.

Los Condes de Wessex en la boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia HellqvistLos Condes de Wessex en la boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

Aunque la boda fue el mismo día que Trooping the Colour, el desfile con el que se celebra oficialmente el cumpleaños de la Reina, Isabel II envió como representación a los Condes de Wessex, que suelen ser quienes acuden a las bodas reales extranjeras. Desde Japón viajó la Princesa Hisako Takamado, que guarda muy buena relación con las cortes de Europa.

Ni rastro de la Familia Real Española

En cuanto a los ausentes, cuatro fueron quienes no quisieron llevar representación a la boda del hijo mediano de los Reyes de Suecia. Llama la atención que mientras que tres de ellos fueron los dos pequeños principados de Mónaco y Liechtenstein y el Gran Ducado de Luxemburgo, el cuarto fue España, especialista en hacer desplantes de este tipo en las cortes europeas.

Máxima de Holanda en la boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia HellqvistMáxima de Holanda en la boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

Así, ni los Reyes Felipe y Letizia quisieron ir a la boda de Carlos Felipe y Sofia de Suecia, con los que o tienen una relación especialmente estrecha al no tener vínculos familiares directos ni ser estos herederos, ni enviaron a los otros miembros de la Familia Real. El Rey Juan Carlos hace muchos años que no va a bodas, mientras que la Reina Sofía, que sí disfruta mezclándose entre sus primos royals, pasó el día en Ginebra acompañando a la Infanta Cristina en su 50 cumpleaños.

Te puede interesar