La divertida y musical boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

ENLACE ORIGINAL

La divertida y musical boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist

El hijo mediano de los Reyes de Suecia contrajo matrimonio con su novia desde 2010 en una original boda religiosa llena de momentos emotivos y musicales.

Los novios se dispusieron a salir, no sin antes escuchar más música interpretada en directo para ellos, y tan animada que los invitados tocaron las palmas para hacer la boda aún más divertida. Finalmente, y tras hacer la reverencia al Rey, los ya marido y mujer salieron de la capilla del Palacio Real para coger un coche de caballos con el que recorrieron acompañados por un desfile de las Fuerzas Armadas Castle Hill, el muelle, el Castillo Quay, el Puente Norte, Regeringsgatan, Harbour Street, Nybroplan, Nybrokajen, Hovslagargatan, Sur Blasieholmshamnen y Power Bridge hasta terminar en Logården, donde les recibieron 21 salvas de cañón. Entre aplausos de los ciudadanos que se agolparon para ver a los novios, el Príncipe Carlos Felipe tomó la palabra para ofrecer unas palabras y presentar a los suecos a la Princesa Sofia. Muy emocionado, el Rey también honró a su nuera, y por supuesto a su hijo.

Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist pasean en coche de caballos tras su bodaCarlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist pasean en coche de caballos tras su boda

Cuando parecía que ya se retiraban de escena, Carlos Felipe de Suecia cogió a Sofia Hellqvist y le instó a volver al atril para deleitar a los ciudadanos con un precioso beso, que no fue el único que se dieron, pero sí el más romántico, a la par que multitudinario. Posteriormente entraron en los jardines del Palacio Real para disfrutar de un ágape junto a sus invitados y antes de entrar en el Gran Salón, donde se sirvió el banquete, saludaron una vez más. Sin duda, una boda de ensueño.

Los novios se dispusieron a salir, no sin antes escuchar más música interpretada en directo para ellos, y tan animada que los invitados tocaron las palmas para hacer la boda aún más divertida. Finalmente, y tras hacer la reverencia al Rey, los ya marido y mujer salieron de la capilla del Palacio Real para coger un coche de caballos con el que recorrieron acompañados por un desfile de las Fuerzas Armadas Castle Hill, el muelle, el Castillo Quay, el Puente Norte, Regeringsgatan, Harbour Street, Nybroplan, Nybrokajen, Hovslagargatan, Sur Blasieholmshamnen y Power Bridge hasta terminar en Logården, donde les recibieron 21 salvas de cañón. Entre aplausos de los ciudadanos que se agolparon para ver a los novios, el Príncipe Carlos Felipe tomó la palabra para ofrecer unas palabras y presentar a los suecos a la Princesa Sofia. Muy emocionado, el Rey también honró a su nuera, y por supuesto a su hijo.

Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist pasean en coche de caballos tras su bodaCarlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist pasean en coche de caballos tras su boda

Cuando parecía que ya se retiraban de escena, Carlos Felipe de Suecia cogió a Sofia Hellqvist y le instó a volver al atril para deleitar a los ciudadanos con un precioso beso, que no fue el único que se dieron, pero sí el más romántico, a la par que multitudinario. Posteriormente entraron en los jardines del Palacio Real para disfrutar de un ágape junto a sus invitados y antes de entrar en el Gran Salón, donde se sirvió el banquete, saludaron una vez más. Sin duda, una boda de ensueño.

Te puede interesar