El 10 Years challenge de la Familia Real: cambios físicos, una ausencia y una imagen irrepetible

UNA DÉCADA

El 10 Years challenge de la Familia Real: cambios físicos, una ausencia y una imagen irrepetible

Echar la vista atrás una década permite ver imágenes que muestran lo que ha cambiado la realeza española.

El 10 Years challenge de la Familia Real: cambios físicos, una ausencia y una imagen irrepetible

El 10 Years challenge ha sacado lo mejor o lo peor de cada uno y cada una, depende de cómo se vea ahora y cómo se aprecia echando la vista atrás hace una década. A la Familia Real no se le ha ocurrido divulgar imágenes de cómo estaban hace 10 años, al menos públicamente, pero no hay nada como tirar de hemeroteca y de archivo para encontrar imágenes de los Borbones. En 2009 se tomaron muchas imágenes de la entonces Familia Real, hoy considerada como la descendencia de los Reyes Juan Carlos I al haber salido las Infantas Elena y Cristina y sus proles de ella, pero hay una en concreto que dice mucho de cómo era y cómo es hoy la rama principal de la dinastía borbónica.

El 23 de mayo de 2009, la entonces Familia Real Española se reunió al completo en el Convento de los Padres Capuchinos de Sarriá (Barcelona) con motivo de la Primera Comunión de Juan y Pablo Urdangarin, hijos mayores de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. Fue un momento muy feliz que sirvió para se encontraran de nuevo. En aquel momento ya faltaba Jaime de Marichalar, separado desde noviembre de 2007 de la Infanta Elena, y que volvió a verse las caras con algunos Borbones cuatro días después del encuentro de Barcelona, esta vez en la Primera Comunión de Victoria Federica, que no fue tan multitudinaria como la de los Urdangarin.

¿Qué se vio en esa imagen? Lo primero, a todos muy jóvenes. El Rey Juan Carlos estaba muy bien de salud. Su declive empezó un año más tarde (mayo de 2010), cuando fue operado de un nódulo pulmonar que finalmente fue benigno. Después se trató de sus problemas de movilidad, que han terminado por mermar la calidad de vida de quien fue Rey de España hasta que abdicó el 2 de junio de 2014. Precisamente en eso también hay diferencia, ya que en aquel momento era el jefe de la Dinastía, el patrón, y ahora ya no lo es.

Los Reyes Felipe y Letizia y sus hijas, los Reyes Juan Carlos y Sofía, la Infanta Elena y sus hijos y la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin con sus hijosLos Reyes Felipe y Letizia y sus hijas, los Reyes Juan Carlos y Sofía, la Infanta Elena y sus hijos y la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin con sus hijos

La Reina Sofía no ha cambiado mucho. Estaba bien entonces, con 70 años, y está bien 10 años después. Evidentemente el paso del tiempo hace mella, pero se encuentra estupendamente. El Rey Felipe sí ha cambiado mucho en este tiempo, y no solo en estatus, ya que las arrugas han ido poblando su cara y las canas han tomado parte de su cabello. Además, en aquel momento no llevaba barba, look por el que sí apuesta una década más tarde. Aunque si Felipe VI ha cambiado, la Reina Letizia no es ni su sombra. Más allá de que, evidentemente, haya envejecido, su cambio de look es evidente.

Las Infantas Elena y Cristina se han mantenido bastante bien, y no han cambiado de peinado. Para quien parece que ha pasado un siglo es para Iñaki Urdangarin, que dos años y medio después de esta imagen fue salpicado por el Caso Nóos. Una década más tarde está demacrado y en la cárcel de Brieva (Ávila), donde cumple condena por los delitos de malversación, prevaricación, fraude a la administración, tráfico de influencias, y dos delitos fiscales.

Y por último los niños. Las dos hijas del Rey y sus seis sobrinos han pasado de niños y niñas, a adolescentes y jóvenes. Todos ellos han cambiado mucho, aunque los más acusados son los de Pablo e Irene Urdangarin, así como el de Froilán, pese a que sigue teniendo la misma cara que entonces. Victoria Federica sale tapada en la foto, pero estaba, y su rostro tampoco ha cambiado mucho.

Muchos cambios, y no todos buenos

10 años después, o siendo exactos, 9 años, cinco meses y 10 días después, pero lo daremos por bueno para un 10 Years challenge, la Familia Real volvió a reunirse para un acontecimiento, el 80 cumpleaños de la Reina Sofía. En ese caso ya no era esa Familia Real, de hecho, para marcar la diferencia, los miembros de la Casa Real posaron en la escalinata de abajo en el Palacio de La Zarzuela, mientras que la Familia del Rey lo hizo en la de arriba.

Los Reyes Juan Carlos y Sofía con sus hijos, el Rey Felipe y las Infantas Elena y Cristina, sus ocho nietos y la Reina LetiziaLos Reyes Juan Carlos y Sofía con sus hijos, el Rey Felipe y las Infantas Elena y Cristina, sus ocho nietos y la Reina Letizia

¿Qué diferencias hay? Lo primero, el deterioro físico del Rey Emérito, cuya pierna derecha denota su serie de operaciones y sus problemas de movidad. La Reina Sofía sigue muy bien, y aunque los Reyes Felipe y Letizia y las Infantas Elena y Cristina se mantienen, se nota el paso del tiempo. Pero los que se llevan la palma son los ocho nietos de los Reyes Juan Carlos y Sofía, que se han hecho mayores. Los cuatro Urdangarin han cambiado mucho y para mejor salvo Pablo Urdangarin, que era el más guapo, pero que no salió muy bien en la foto. La segunda diferencia es la ausencia de Iñaki Urdangarin, que no aparece en la imagen porque está en prisión, aunque si estuviera libre no hubiera ido a La Zarzuela, donde es persona non grata.

Así, la foto de la Primera Comunión es irrepetible, o bueno, para ser justo, se repitió en 2011 cuando Miguel Urdangarin tomó el Sacramento en La Zarzuela. Lo más parecido vino ese verano en Mallorca, aunque sin el Rey Juan Carlos, y después en precisamente la foto del 80 cumpleaños de la Reina Sofía. Lo dicho, han cambiado muchas cosas en una década...

Te puede interesar