Las atípicas vacaciones de la Familia Real en Mallorca: regatas, posados y unidad

VACACIONES REALES

Las atípicas vacaciones de la Familia Real en Mallorca: regatas, posados y unidad

Tras varios veranos en los que la unidad familiar brillaba por su ausencia y el entrañable descanso estival de la Familia Real dejó de lucir como antaño, el estío de 2011 nos ha dejado momentos impagables.

Las atípicas vacaciones de la Familia Real en Mallorca: regatas, posados y unidadLa Familia Real al completo salvo el Rey en Puerto Portals

La Familia Real Española ha disfrutado de sus tradicionales vacaciones en Mallorca, lugar al que se desplazan cada año a finales de julio. Sin embargo en 2011 hemos podido ser testigos de hechos que hasta hace no mucho eran habituales, pero que en los últimos años habían dejado de serlo.

La primera en aterrizar en Mallorca fue la Reina Sofía, quien disfrutó de Marivent acompañada por su inseparable hermana, la Princesa Irene de Grecia. Pese a ello, Su Majestad no se dejó ver hasta que interrumpió su estancia para acudir a la boda del Príncipe Rashid Bin Hassan de Jordania el pasado 23 de julio.

Posteriormente volvió a la isla, donde desembarcaron la Infanta Elena y sus hijos, Don Felipe y Doña Victoria de Marichalar, quienes llegaron justo a tiempo para iniciar un curso de vela en Calanova, quienes volvieron a demostrar la afición de la Familia por la vela. El último fin de semana de julio los Duques de Palma y sus cuatro hijos llegaban a Mallorca para iniciar su periplo estival en Baleares, convirtiendo a los pequeños de la casa en protagonistas cuando Irene y Miguel acudieron junto a Felipe y Victoria al náutico palmesano.

Doña Letizia y las Infantas Leonor y Sofía, la gran sorpresa de las regatas

Mientras tanto, la Princesa Letizia, que había estado en Mallorca en varios actos oficiales, regresó a la península para acudir junto a su hermana Telma al concierto que Bon Jovi ofreció en Barcelona. Por su parte Don Felipe había llegado a la isla para competir en la Copa del rey de Vela a bordo del 'Hispano', mientras que el Rey se desplazó a Marivent para recibir al presidente Zapatero en su último despacho en Mallorca, por lo que solo faltaban la Princesa y las Infantas Leonor y Sofía para que los Borbón y Grecia estuvieron reunidos al completo, hecho poco habitual en los últimos años.

Las atípicas vacaciones de la Familia Real en Mallorca: regatas, posados y unidadEl beso de los Príncipes de Asturias y de los Duques de Palma

Sin embargo, Doña Letizia y sus dos hijas aparecieron por sorpresa en el segundo día de regatas, puesto que aunque no había trascendido, la Princesa y las Infantas volaron a Mallorca junto al Rey Juan Carlos. En el náutico de Palma, la esposa de Don Felipe derrochó simpatía y se deshizo en gestos cariñosos hacia sus sobrinas Irene y Victoria, alejando el rumor de que su relación con los hijos de las Infantas es fría y distante.

Además, los Príncipes de Asturias se dieron un beso en los labios, el primero que hemos podido ver, al igual que los Duques de Palma, que hicieron lo propio el día anterior, ofreciendo una romántica imagen poco habitual en la Casa Real Española.

El paseo de la Princesa Letizia y la Infanta Cristina

Al día siguiente, los Príncipes y las Infantas Leonor y Sofía acudieron al concierto de Jaime Anglada, hecho que se repite cada año, sin embargo la Familia Real seguía sin reunirse hasta que llegó la cena celebrada con motivo del 30 aniversario de la Copa del Rey de Vela, en la que posaron todos los Reyes, los Príncipes, la Infanta Elena y los Duques de Palma en una imagen improvisada y quizás algo fría que no contentó a la opinión pública, además, faltaban los pequeños de la casa, los grandes protagonistas de las vacaciones reales.

Las atípicas vacaciones de la Familia Real en Mallorca: regatas, posados y unidadMaría Zurita, la Princesa Letizia y la Infanta Cristina en Palma | Foto: Telecinco.es

Al día siguiente volvería a haber reunión familiar para la celebración de la cena de autoridades de Baleares, que este año se ha adelantado debido a que la Familia Real deberá estar en Madrid para recibir al Papa Benedicto XVI. Aquí volvió a producirse otro foto de los adultos reales, sin embargo esa misma mañana se produjo un hecho insólito: la Princesa Letizia y la Infanta Cristina compartían paseo por Palma de Mallorca junto a María Zurita, lo que ha contribuido a suavizar las críticas por la supuesta mala relación entre la esposa del Heredero y las Infantas Elena y Cristina.

La Princesa Letizia en bikini, bombazo del final de las vacaciones

Estas atípicas vacaciones en las que las imágenes de unidad se habían multiplicado no habían dejado una foto completa con los nietos de los Reyes, lo que se produjo ese sábado tras compartir una merienda en el restaurante Flanigan de Miguel Arias, en Puerto Portals. Allí tuvo lugar una instantánea para el recuerdo en el que apareció la Familia Real al completo salvo el Monarca, que se montó en un coche para presidir la entrega de premios de la Copa del Rey de Vela, entregando el trofeo de vencedores junto a la Reina y al Príncipe al 'Bribón', el navío que Su Majestad patroneó durante varios años.

Las atípicas vacaciones de la Familia Real en Mallorca: regatas, posados y unidadDoña Letizia en bikini frente a Don Felipe | Foto: '¡Hola!' / Korpa: Antonio Catalán

Cuando parecía que el goteo de imágenes y noticias había terminado llegaron las fotos en las que se podía apreciar a la Familia Real disfrutando de una jornada marinera a bordo del Fortuna en Cabrera, destacando el hecho de que Doña Letizia aparecía en bikini, una imagen que no se producía desde 2007, otro hecho atípico de estas entrañables vacaciones de la Familia Real que ha contribuido a mejor su imagen ante los españoles, que son a quienes sirven y representan.

Te puede interesar