El verdadero secreto de Victoria's Secret: abusos, acoso y misoginia por parte de los directivos a sus ángeles

#METOO

El verdadero secreto de Victoria's Secret: abusos, acoso y misoginia por parte de los directivos a sus ángeles

Modelos como Bella Hadid han sido objeto de diferentes abusos por parte del exejecutivo de la marca Ed Razek.

El verdadero secreto de Victoria's Secret: abusos, acoso y misoginia por parte de los directivos a sus ángeles

"A excepción de Les, he estado con L Brands más tiempo que nadie", decía Ed Razek en su discurso de despedida como uno de los directivos más importantes de Victoria's Secret. Desde que empezó a trabajar para la firma en 1983 fue el encargado de subir a la famosa pasarela a modelos desconocidas y convertirlas en las topmodels más deseadas del mundo entero. Tyra Banks, Gisele Bündchen, Heidi Klum o Candice Swanepoel son solo alguno de los nombres que alcanzaron la fama una vez se colgaron las famosas alas de Victoria's Secret.

Ed Razek junto a algunos ángeles de Victoria's Secret | Foto: InstagramEd Razek junto a algunos ángeles de Victoria's Secret | Foto: Instagram

Tal y como apunta el mencionado medio tras hablar con diferentes personas cercanas a él, Razek constantemente recordaba a las modelos que sus carreras profesionales estaban en sus manos. Con esta máxima, las actitudes del directivo rápidamente se acabaron convirtiendo en prácticas abusivas con algunas aspirantes a modelos. Es el caso de Alyssa Miller, quien había sido modelo del catálogo de la marca en diferentes ocasiones y describió su actitud como "masculinidad tóxica", oyendo de él frases como: "Soy el que tiene el poder, puedo convertirte en algo o romperte". Tampoco era de extrañar ver a Razek pasearse por los castings o sesiones de fotos pidiendo su número de teléfono a las modelos que se encontraban en ropa interior. Incluso dos de ellas contaron que les pidió que cenasen a solas con él. Andi Muise, quien había desfilado para la marca en varias ocasiones e incluso había conseguido lucir en varias ocasiones las ansiadas alas, aceptó la invitación en 2007. La joven creía que se trataría de una cena de negocios y que esto podría conseguir el tan ansiado contrato exclusivo de ángel.

La noche en cuestión Ed Razek la recogió en su propio coche en compañía de su chófer. Ya de camino al restaurante el directivo intentó besarla y Muise lo rechazó. Algo que no hizo que este frenase sus intentos. Tras esto fue acosada a base de diferentes emails íntimos a los que el propio New York Times ha tenido acceso. En uno de ellos le sugería que se fuesen a pasar unos días juntos a una de sus casa en las Islas Turcas y en los Caicos. También le pidió que le ayudase a buscar una casa en la República Dominicana: "¡Necesito un lugar sexy al que llevarte!", le insistía. La joven modelo reconoció que tuvo un trato cordial con él vía email por miedo a que pudiese tener algún tipo de repercusión en su carrera profesional. Hasta que un día la invitó a cenar a solas en su apartamento, cita que Muise rechazó. Después de esto, nunca más volvió a conseguir subirse a la pasarela de Victoria's Secret.

Razek a Bella Hadid: "Olvídate las bragas"

Razek estaba siempre presente durante las pruebas de vestuario para los famosos desfiles, lo que implicaba ver durante horas a jóvenes modelos en ropa interior. Fue también durante los 'fittings' cuando diferentes empleados fueron testigos de las prácticas abusivas del directivo. En 2018, mientras tomaban las medidas a Bella Hadid, varios de ellos aseguraron que Razek dijo mientras la observaba: "Olvídate de las bragas". Pero no solo eso, sino que llegó a bromear con que si la red de teledifusión permitirían que la menor de las hermanas Hadid desfilase "por la pista con esas tetas". Pero no solo eso sino que también era costumbre que Razek abrazase a las modelos mientras estaban en ropa interior e incluso en alguno casos llegó a tocar sus partes íntimas.

Bella Hadid desfilando con las alitas en el Victoria's Secret Fashion Show 2017Bella Hadid desfilando con las alitas en el Victoria's Secret Fashion Show 2017

Según The New York Times, un empleado puso en conocimiento del departamento de Recursos Humanos la actitud del también director de marketing presentando un documento con más de 12 casos de los había sido testigo así como de diferentes comentarios degradantes y tocamientos inapropiados a las modelos. Pero este no fue el único caso que se puso en conocimiento de la empresa. Ya en 2015, durante una sesión de fotos, Crowe Taylor (menciona al comienzo del artículo) tuvo un enfrentamiento con Razek quien, tras mirarla de arriba a abajo, le dijo que era mejor que dejase de comer pan y pasta teniendo en cuenta su peso. La joven acabó en el cuarto de baño llorando. Cuando lo contó a los empleados de Recursos Humanos, estos no hicieron nada y Taylor acabó dimitiendo de su cargo semanas después.

La situación era tal con este departamento que hasta Monica Mitro, conocida ejecutiva de relaciones públicas de la marca y los famosos desfiles, también presentó una demanda de acoso contra Ed Razek pero se la hizo llegar a un exmienbro de la junta directiva de L Brands ya que sabía que Recursos Humanos no haría nada y ni siquiera se fiaba de ellos. Por suerte para ella, Mitro finalmente acabó alcanzando un acuerdo económico con la compañía y su denuncia no llegó a instancias mayores.

Russel James y sus desnudos no remunerados

Russell James es uno de los fotógrafos de moda más importantes de las últimas décadas. El australiano empezó a trabajar para Victoria's Secret a mediados de los años 90 y acompañó a la marca hasta su máximo apogeo y reciente caída. James se ganaba rápidamente la confianza de las modelos y todas estaban encantadas de trabajar con él. Tanto que incluso accedían a fotografiarse completamente desnudas después de las sesiones de fotos. Adriana Lima, Doutzen Kroes, Candice Swanepoel, Karlie Kloss, Kendall Jenner... todas ellas posaron desnudas ante el objetivo del australiano completamente gratis ya que esto se tomaba como un divertimento o incluso un favor y no formaba parte de los contratos que firmaban con la marca de lencería. Incluso para ellas era todo un privilegio formar parte de la colección de desnudos de Russell James.

De hecho, ninguna puso problemas a que el fotógrafo publicase en 2014 un libro recopilatorio con las fotografías de las modelos bajo el título 'Angels' y no dudaron en apoyando en su presentación durante la Semana de la Moda de Nueva York. "Este amplio volumen ofrece una visión personal y sin precedentes de las sesiones de retratos más íntimas de James", versa la sinopsis de la publicación: "Los lectores serán llevados a un viaje vouyerista en un mudo sutil de provocación". Un viaje vouyerista que actualmente se venden en la web del fotógrafo al módico precio de 1.800 y 3.600 dólares de los cuales las modelos que aparecen en él no perciben ni un centavo.

Pero el viaje vouyerista no solo se queda en una metáfora en la contraportada de 'Angels'. La modelo Alison Nix contó a The New York Times que cuando tenía 22 años fue invitada a asistir a un evento para recaudar dinero para la fundación sin ánimo de lucro dirigida por Virgin Group, de Richard Branson. El evento tenía lugar en una isla privada que este tenía en el Caribe. Según la modelo, su agente le dijo que se si aceptaba este viaje con todos los gastos pagados tendría que acceder a posar desnuda para Russell James, algo que le pareció bien ya que creyó que "si le gusto a Russell, podría comenzar a trabajar con Victoria's Secret".

Pero una vez pasado el evento, lo que ocurrió en la isla le hizo preguntarse -tanto a ella como al resto de modelos-: "¿Estamos aquí como prostitutas de alto nivel o por la caridad?". Nix recuerda que les dieron grandes cantidades de alcohol y que se esperaba de ellas que estuviesen por allí retozando con lo diferentes hombres que habían sido invitadas al evento. Tras esto posó junto a otras tres modelos en la orilla de la playa. Dos de las fotografías que salieron de esa sesión están incluidas en los mencionados libros de fotografía de Russell James pero reconoce que nunca llegó a recibir una oferta de trabajo por parte de Victoria's Secret. "Para ser sincera, no esperaba mucho después del viaje. Me di cuenta de que no era adecuada para la marca", le reconoció al mencionado periódico.

Te puede interesar