Gabriel de Suecia, el Príncipe que reconcilió a Sofia Hellqvist con el Rey Carlos Gustavo de Suecia

LOS BERNADOTTE

Gabriel de Suecia, el Príncipe que reconcilió a Sofia Hellqvist con el Rey Carlos Gustavo de Suecia

No fue casualidad que el Rey entregara a su nieto el Ducado de Dalarna. El gesto marcó el final de las reticencias que el Monarca tenía con su nuera.

Gabriel de Suecia, el Príncipe que reconcilió a Sofia Hellqvist con el Rey Carlos Gustavo de Suecia

Por mucho que Carlos Felipe de Suecia desmintiera que la Familia Real Sueca hubiera tenido problemas para aceptar a Sofia Hellqvist, no hay duda de que tampoco se lo pusieron fácil. El Rey Carlos XVI Gustavo no veía con buenos ojos al Príncipe Daniel como yerno y consorte, y menos todavía a Sofia Hellqvist, que antes de conocer al Duque de Värmland se había hecho famosa por participar en el reality 'Hotel Paradise'. Aunque quizás no eran el yerno y la nuera que deseaba, quizás olvidó que Silvia de Suecia tampoco era la candidata perfecta para ser Reina en aquellos tiempos, y que de haber vivido su abuelo, Gustavo VI Adolfo de Suecia, fallecido en 1973, Carlos XVI Gustavo y Silvia de Suecia hubieran tenido un camino complicado hasta el altar.

Sofia HellqvistSofia Hellqvist

Si por un lado quería el príncipe perfecto para su heredera oficial, por otro anhelaba una princesa adecuada para su heredero oficioso. No es un secreto que el Monarca no quedó contentó con la reforma realizada por el Parlamento para acabar con la discriminación de la mujer en el acceso al trono. Al ser padre de un varón en 1979 lamentó que el Príncipe Carlos Felipe no pudiera sucederle y que tuviera que hacerlo la Princesa Victoria, nacida en 1977. Su queja no quedó en privado, y de hecho confesó públicamente: "Los ciudadanos suecos también prefieren un rey en el trono". Finalmente aceptó gustosamente a Victoria de Suecia como su heredera, aunque siempre sintió que el Príncipe Carlos Felipe no pudiera ser Rey algún día.

Quizás por eso sintió más que su hijo se enamorase de Sofia Hellqvist y no siguiera su romance con Emma Pernald, que le resultaba más adecuada para formar parte de la Familia Real Sueca y representar a la Corona. No fue así, y tanto el Rey como la Reina tuvieron que entender que Carlos Felipe de Suecia estaba realmente enamorado de Sofia Hellqvist, que era correspondido y que ella estaba dispuesta a soportar todo lo que tuvo que soportar para poder casarse con el amor de su vida.

Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist cogidos de la mano en DalarnaCarlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist cogidos de la mano en Dalarna

La pareja fue dando pasos, siendo uno muy importante cuando Sofia Hellqvist fue invitada al bautizo de Estela de Suecia en mayo de 2012. Lo hizo del brazo de Chris O'Neill, que un año después se casaría con Magdalena de Suecia. Por fin parecía ser aceptada. Su enlace llegó el 13 de junio de 2015, dejando de ser Sofia Kristina Hellqvist para convertirse en Su Alteza Real la Princesa Sofia de Suecia, Duquesa de Värmland. Entró así en la Casa Real Sueca para representar al Rey y a la Corona. Poco a poco comenzó a ser no solo más querida, sino más valorada y escuchada. De haber estado prácticamente repudiada se convirtió en un miembro imprescindible no solo de la Casa Real, sino de la familia Bernadotte. Pero conseguirlo no había sido fácil.

Un detalle con Sofia Hellqvist

Carlos Felipe de Suecia y Sofia Hellqvist tuvieron dos hijos. El mayor, el Príncipe Alejandro, vino al mundo el 19 de abril de 2016, y recibió de su abuelo, además de la dignidad principesca, el título de Duque de Sodermanland. El Ducado de Sodermanland ha sido tradicionalmente ostentado por miembros importante de la Familia Real Sueca, lo que se interpretó como un homenaje a ese primogénito varón de su único hijo varón que nunca reinará.

Los Príncipes Carlos Felipe y Sofia con su hijo Gabriel de Suecia en brazos durante su bautizoLos Príncipes Carlos Felipe y Sofia con su hijo Gabriel de Suecia en brazos durante su bautizo

Cuando el 31 de agosto de 2017 nació el segundo hijo de los Duques de Värmland, esta vez el homenaje fue para Sofia Hellqvist. No fue casualidad que de todos los títulos vacantes, el Monarca eligiera el Ducado de Darlana para el Príncipe Gabriel. La provincia de Dalarna es muy especial para la Princesa Sofia porque fue allí donde se crió. De hecho, dejó clara su vinculación con este territorio cuando realizó una visita oficial con el Príncipe Carlos Felipe en octubre de 2015. Al ver la gran acogida, la Duquesa de Värmland se emocionó y se le escaparon las lágrimas. Además, confesó que no esperaba tanto cariño: "Antes de venir estaba nerviosa porque pensaba que muchos de vosotros no querríais verme, pero al veros a todos aquí siento una ilusión increíble. Dalarna tiene un lugar muy importante en mi corazón y en especial Älvdalen", señaló Sofia Hellqvist.

De esta forma, Carlos XVI Gustavo quiso reconciliarse definitivamente con su nuera otorgando al Príncipe Gabriel el Ducado de Dalarna, un gesto que la Princesa Sofia agradeció en el bautizo de su hijo, celebrado el 1 de diciembre de 2017 en el Palacio de Drottningholm, llevando el traje tradicional de su querida Dalarna. Si había rencor, terminó disipado. Como muestra de ello no hay más que comprobar no solo lo bien que ha terminado encajando con los Bernadotte, sino lo feliz que es Sofia Hellqvist con su labor como Princesa de Suecia. Así lo expresó en el documental 'Princess Sofia - Project Playground', en el que al ser preguntada sobre si seguiría los pasos del Príncipe Harry y Meghan Markle, dejó claro que se siente orgullosa de su pertenencia a la Casa Real Sueca: "Creo que he encontrado un equilibrio fantástico y ahora veo lo positivo. Cuando has pasado por los años más tormentosos, veo que hay una gran ventaja en que tenemos la oportunidad de estar un poco en ambos mundos". No fue fácil, pero Sofia Hellqvist es un ejemplo de éxito.

Te puede interesar