La accidentada despedida de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda con sus hijas de Sevilla

ADIÓS A LA FERIA

La accidentada despedida de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda con sus hijas de Sevilla

La Familia Real Holandesa ha disfrutado de la Feria de Abril al máximo, pero el broche final de la fiesta lo puso un curioso incidente.

La accidentada despedida de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda con sus hijas de Sevilla

Los Reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda se conocieron en 1999, en las mismas calles del Real donde ahora se pasean con sus hijas las Princesas Amalia, Alexia y Ariane. Un bonito momento que han querido rememorar durante la Feria de Abril de este año, acudiendo a casetas, celebrando fiestas en la intimidad y hasta pasando el día en el campo.

Los Reyes de Holanda y sus hijas en la Feria de Abril 2019Los Reyes de Holanda y sus hijas en la Feria de Abril 2019

Los Orange se han alojado en la casa de unos anfitriones excelentes: Philippe Laffont, financiero belga, y la abogada Ana Isabel Diez de Rivera y de Elzaburu. Un matrimonio poderoso que ha abierto las puertas de su residencia en el barrio de Santa Cruz a la Familia Real Holandesa. Era en esta casa donde el último día sucedió un incidente, ambas familias se preparaban para acudir a la cena de despedida en el Palacio de Pilatos, cuando la electricidad se fue. La Reina y sus hijas tuvieron que maquillarse bajo la luz de las velas, una anécdota que vivieron con naturalidad y no les impidió lucir increíbles.

La Familia Real Holandesa en el Día del Rey 2019La Familia Real Holandesa en el Día del Rey 2019

Entre los asistentes a esta fiesta se encontraban el torero Miguel Báez Litri, Fernando Martínez de Irujo con su pareja, Cristóbal Martínez Bordiú y Patricia Medina, entre otros. Una cena en honor a la Familia Real organizada por José Antonio Ruiz Berdejo. Tras esta magnífica velada, el domingo 13 los Orange abandonaban la capital hispalense después de dejar una huella en ella. La hija mayor de los Reyes, la Princesa Amalia, ha hecho amistades en Sevilla, mientras que Máxima de Holanda no ha parado de bailar, está claro que la relación de la familia con esta ciudad cada vez es más fuerte.

Su paso por la Feria de Abril

En el Real, los Reyes de Holanda y sus hijas disfrutaron de la música, la comida y los bailes en la caseta del Real Club de Andalucía, más conocida como El Aero, la misma en la el matrimonio cruzó miradas hace 20 primaveras. Cumpliendo con la tradición, Máxima y sus hijas se vistieron de gitanas con trajes diseñados por Fabiola García Liñán y rieron junto a invitados como los Duques de Huéscar o Simoneta Gómez-Acebo.

Guillermo y Máxima de Holanda junto a sus hijas en el posado veraniego 2018Guillermo y Máxima de Holanda junto a sus hijas en el posado veraniego 2018

La jornada siguiente la pasaron en el campo, en una finca cercana a Jerez de la Frontera, para acudir por la noche a la fiesta organizada por el cónsul honorario de Bélgica en Sevilla. Unos días llenos de naturalidad que han demostrado la amabilidad propia de los Orange y ha servido para afirmar la imagen cercana de la Monarquía Holandesa.

Te puede interesar