Máxima de Holanda vuelve a la Feria de Abril de Sevilla, lugar en el que conoció a Guillermo de Holanda

DOS DÉCADAS DESPUÉS

Máxima de Holanda vuelve a la Feria de Abril de Sevilla, lugar en el que conoció a Guillermo de Holanda

Los Reyes de Holanda han disfrutado junto a sus tres hijas de la Feria de Abril de Sevilla, lugar en el que se conocieron hace dos décadas.

Máxima de Holanda vuelve a la Feria de Abril de Sevilla, lugar en el que conoció a  Guillermo de Holanda

Los Reyes Máxima y Guillermo Alejandro de Holanda han viajado junto a sus tres hijas, las Princesas Amalia, Alexia y Ariane de Holanda, hasta la capital hispalense para disfrutar de su maravillosa Feria de Abril. La familia llegó al Real de Sevilla en un coche de caballos. Mientras que el Rey optaba por un discreto traje de corbata, la Reina y las Princesas optaron por sumergirse de lleno en el espíritu de la Feria y aparecieron vestidas de flamencas con su mantilla y su flor en el pelo.

Una vez en la Feria, toda la familia se mostró muy sonriente y amable con las personas que se acercaban a ellos para saludarles. Los Reyes de Holanda y sus hijas disfrutaron de a música, la comida y las sevillanas en la caseta del Real Club de Andalucía, más conocida como El Aero. Allí coincidieron con José Antonio Ruiz-Berdejo, con el que la hija mayor de los Reyes, Amalia de Holanda, se lanzó a bailar unas Sevillanas. Además, estaba la novia de este, Pía Getty, la hermana de Marie Chantal, y Richard Duke, embajador de Estados Unidos.

Los Reyes Máxima y Guillermo Alejandro de Holanda en la Feria de Abril 2019Los Reyes Máxima y Guillermo Alejandro de Holanda en la Feria de Abril 2019

Se conocieron en la Feria de Abril

La Feria de Abril es una festividad muy importante para Máxima y Guillermo Alejandro de Holanda ya que fue ahí donde se conocieron en 1999. En ese momento, Máxima de Holanda trabajaba en un banco y su vitalidad y alegría llamaron la atención del entonces Príncipe de Holanda. Ambos coincidieron en la misma caseta de la Feria de Abril de 1999 y ahí es donde comenzó su historia de amor.

Ahora, dos décadas después han decidido volver con sus hijas al lugar en el que se enamoraron y que hizo posible que formaran la familia que tienen ahora. A las tres y media de la tarde del viernes 10 de mayo hacían su llegada a la caseta en la que se conocieron y en la que esta vez, ejercieron de invitados de honor. En su honor, habían decorado la caseta con tulipanes naranjas, símbolo de su país.

Te puede interesar