La oferta de la Reina Isabel que el Príncipe Harry y Meghan Markle rechazaron y que podría haber evitado el Sussexit

SUSSEXIT

La oferta de la Reina Isabel que el Príncipe Harry y Meghan Markle rechazaron y que podría haber evitado el Sussexit

La Reina se anticipó sin saberlo a lo que después ocurrió al planear en su momento al Príncipe Harry y Meghan Markle no otorgarles un título real.

La oferta de la Reina Isabel que el Príncipe Harry y Meghan Markle rechazaron y que podría haber evitado el Sussexit

No todos los miembros de la Familia Real Británica representan a la Corona. Un claro ejemplo de ello han sido los maridos de la Princesa Ana o el de la Princesa Margarita, que no trabajan para la Monarquía británica. En el caso de Sir Timothy Laurence, segundo esposo de la Princesa Real, se limita a ejercer de consorte en cenas de gala, Trooping the Colour y otros eventos de este calado.

La Familia Real Británica en Trooping the Colour 2019La Familia Real Británica en Trooping the Colour 2019

Mientras los maridos de las princesas reales no representan a la Reina, es costumbre que las mujeres de los príncipes reales sí lo hagan. Se les da tratamiento de Alteza Real y ostentan el título que se les entregó a ellos si tienen el rango para ello. Además, dejan su carrera para servir a Reino Unido, si es que hay alguna carrera que abandonar. Así pasó con Lady Di, con Sarah Ferguson, con Sophie Rhys-Jones y con Kate Middeton, y lo mismo ocurrió cuando Meghan Markle contrajo matrimonio con el Príncipe Harry.

Parece una obligación que no siempre se toma con gusto, pero no. Al menos asegura The Sun, que publica que la Reina ofreció al Príncipe Harry y Meghan Markle la posibilidad de dar un título o de no dárselo. Si la pareja hubiera rechazado la petición de la Monarca, hubieran podido tener más libertad, sobre todo en el caso de la que desde el 19 de mayo de 2018 es Duquesa de Sussex.

El Príncipe Harry y Meghan Markle saliendo del Castillo de Windsor tras su bodaEl Príncipe Harry y Meghan Markle saliendo del Castillo de Windsor tras su boda

Lo que la Reina quería era una transición paulatina a sus compromisos con la Corona, pero Meghan Markle estaba deseosa de abandonar su carrera como actriz para dedicarse a servir a la Casa Real Británica a tiempo completo. Suena a un ofrecimiento generoso, aunque resulta extraño que Isabel II permitiera a la mujer de su nieto seguir trabajando como actriz, un oficio poco habitual para un miembro de una Familia Real en ejercicio.

El Príncipe Harry y Meghan Markle quisieron seguir adelante con lo que todo el mundo esperaba de ellos. Así, la estadounidense se convirtió en Alteza Real y asumió como consorte los tres títulos que la Monarca otorgó al Príncipe Harry: Duque de Sussex, Conde de Dumbarton y Barón Kilkeel.

El Príncipe Harry mira con cariño a la Reina Isabel ante Meghan Markle en los Queen's Young Leaders AwardsEl Príncipe Harry mira con cariño a la Reina Isabel ante Meghan Markle en los Queen's Young Leaders Awards

Tales honores fueron aparejados de una enorme responsabilidad: la de servir a la Corona, a la Reina y a Reino Unido y la Commonwealth a tiempo completo y para toda la vida. Sin embargo, los Duques de Sussex estaban pletóricos y con ganas de enfrentarse a su nueva etapa juntos. De hecho, el Príncipe Harry manifestó con motivo de su compromiso que hizo ver a Meghan Markle que su vida no iba a ser fácil, pero que ella lo entendió y quiso seguir adelante: "Sé que al final del día ella me elige y yo la elijo a ella, y por lo tanto, sea lo que sea que tengamos que enfrentar juntos o individualmente, siempre lo haremos como un equipo, así que creo que ella será capaz. Es capaz de cualquier cosa". El tiempo demostró que no ha sido capaz.

El compromiso se anunció el 27 de noviembre de 2017. La boda fue el 19 de mayo de 2018. Pasaron casi seis meses en los que la Duquesa de Sussex participó en actos oficiales e incluso paso la Navidad con la Familia Real Británica a pesar de no estar casada todavía. El permiso de la Reina era necesario y la pareja contaba con él. Todo parecía perfecto hasta que el relativo idilio de Meghan Markle con la prensa terminó en noviembre de 2018.

El Príncipe Harry y Meghan Markle durante el posado oficial tras el anuncio de compromisoEl Príncipe Harry y Meghan Markle durante el posado oficial tras el anuncio de compromiso

A partir de ahí, todo fue cuesta abajo. Los Duques de Sussex se fueron dando cuenta de que la responsabilidad era mayor que el honor y que no eran felices. Necesitaban otra vida, aunque ello supusiera romper con todo lo que el Príncipe Harry había conocido y abandonar a la Reina Isabel y el Príncipe Carlos. Anteponer al país y a las obligaciones parecía lo prioritario, pero los Duques de Sussex no pudieron hacerlo. El 8 de enero de 2020 comunicaron su decisión de dejar de ser miembros de la Casa Real Británica a tiempo completo. 10 días más tarde, Buckingham Palace comunicaba la salida total, un Sussexit duro con el que había ruptura completa, aunque manteniendo el Ducado de Sussex, el vínculo con los patronazgos y su cargo en la Queen's Commonwealth Trust como presidente en el caso del Príncipe Harry, y como vicepresidenta en el caso de Meghan Markle.

Te puede interesar