Así son y así se llevan Haakon y Marta Luisa de Noruega: dos hermanos muy polémicos en el amor

HERMANÍSIMOS

Así son y así se llevan Haakon y Marta Luisa de Noruega: dos hermanos muy polémicos en el amor

Los descontentos generados sus relaciones amorosas no parecen haber hecho mella en su relación, de la que dicen es excepcional.

Así son y así se llevan Haakon y Marta Luisa de Noruega: dos hermanos muy polémicos en el amor

La Familia Real de Noruega suele caracterizarse por las caras sonrientes, las buenas formas y la casi ausencia de escándalos. El Rey Harald V y la Reina Sonia encabezan una de las familias más reservadas y discretas del panorama real europeo, aunque ello tampoco les exime de haber protagonizado ciertas situaciones de dudoso gusto para sus ciudadanos. Concretamente han sido sus líos amorosos los que mayores disgustos y reprobaciones les ha costado, pues los hijos de los Reyes no es que lo hayan tenido fácil en este aspecto. Pero, ¿a qué han tenido que enfrentarse Haakon y Marta Luisa de Noruega y cómo ha incidido en su relación?

Haakon de Noruega

El hijo pequeño de los Reyes Harald V y Sonia de Noruega nació en 1973, apenas dos años más tarde de que lo hiciera la Princesa Marta Luisa. Sin embargo, el hecho de que en su nacimiento todavía persistiera la Ley Sálica, hizo que Haakon de Noruega se postulara como el Heredero al trono, para perjuicio de su hermana. A pesar de que entonces ya se conocía la importancia del pequeño, sus padres decidieron esperar tres días hasta revelar el nombre completo del recién nacido, que sería Haakon Magnus. Además, otro detalle que tampoco dejó indiferente a nadie fueron los padrinos del pequeño: ni más ni menos que la Reina Margarita II de Dinamarca, el Rey Carlos XVI Gustavo de Suecia y su abuelo, Olaf de Noruega fueron los encargados de acompañar al que un día será Rey del país escandinavo.

Haakon y Marta Luisa de Noruega junto a su padre y abuelo en un barco/Foto:InstagramHaakon y Marta Luisa de Noruega junto a su padre y abuelo en un barco/Foto:Instagram

Por otro lado, si hay algo que ha caracterizado a la Familia Real Noruega, han sido sus intentos de pasar desapercibidos y no alardear de ningún tipo de ostentosidad ante sus ciudadanos. De ahí que los Reyes Harald V y Sonia tomaran la firme decisión de que el Heredero acudiera a la escuela pública para, por un lado, entrar en contacto con cualquier otro niño del país, así como para demostrar su confianza hacia la educación del país.

Primero fue el colegio Smestad y más tarde el Gymnasium, al que tradicionalmente acudirían las generaciones pasadas de la Familia Real. No obstante, cuando cumplió los veinte años decidió dar el salto fuera de su país. El destino elegido fue Estados Unidos, concretamente la Universidad de Californa hasta donde se trasladó para estudiar Ciencias Políticas y donde permanecería hasta 1999. Sin embargo, estos no son los únicos estudios del Príncipe, sino que tras su regreso a Oslo comenzó sus estudios de Ciencias Sociales, así como de Economía.

El Príncipe Haakon en la celebración del 200 aniversario de la Constitución de NoruegaEl Príncipe Haakon en la celebración del 200 aniversario de la Constitución de Noruega

Ahora bien, dada su posición en la línea sucesoria, son muchos los compromisos y deberes que han obligado al Príncipe a permanecer en el país y que, además, no le han permitido moverse con la facilidad de quienes no están llamados a ocupar un día la máxima representación de la Corona. Sin embargo, sus obligaciones no han sido el único quebradero de cabeza para Haakon de Noruega, sino que sus relaciones amorosas, en concreto con Mette-Marit, han sido también objeto de polémica en el país

Ambos se conocieron a finales de la década de los 90 en un festival de rock, aunque todavía deberían pasar unos años hasta que finalmente decidieran iniciar formalmente su relación. Pero, ¿por qué causó tanto revuelto esta historia de amor? Fundamentalmente por el pasado de ella, quien fue protagonista de un reality para buscar pareja de la televisión nacional, además de haber sido pareja de un traficante de drogas, con el que además había tenido un hijo.

Haakon y Mette Marit de Noruega en su 10º aniversario de bodaHaakon y Mette Marit de Noruega en su 10º aniversario de boda

De esta forma, los noruegos no terminaban de ver con buenos ojos a la joven, pues no aceptaban que la posición de consorte recayera en una persona con semejante pasado. Sin embargo, el Príncipe Haakon de Noruega no estaba dispuesto a darse por vencido y con el fin de que la sociedad finalmente aprobara su relación, decidió hacer una declaración pública en la que de alguna forma pedía luz verde para poder formalizar su romance. Así que dicho y hecho, el Heredero consiguió su autorización y en 2001 ambos pasaron por el altar de la Catedral Salvador de Oslo en la que fue la primera boda real del siglo XXI.

Tres años más tarde el matrimonio daba la bienvenida a su primera hija, la Princesa Ingrid Alexandra. Ella será la próxima Heredera una vez que su padre se convierta en el monarca noruego, ya que desde la abolición de la Ley Sálica en 1990 las mujeres ya pasaron a ser consideradas en la línea de sucesión al trono. Sin embargo, la joven no es el único vástago de Haakon y Mette-Marit de Noruega. Y es que, apenas un año después de su llegada, los Príncipes se convertirían de nuevo en padres de un niño al que llamaron Sverre Magnus.

Haakon y Mette-Marit de Noruega con sus hijos Ingrid Alexandra y Sverre Magnus en su posado navideñoHaakon y Mette-Marit de Noruega con sus hijos Ingrid Alexandra y Sverre Magnus en su posado navideño

Los cuatro serán un día el futuro de la Monarquía de Noruega y de ahí que sus ciudadanos miren con lupa y reprobación algunas decisiones del matrimonio. En este sentido, no solo polémico fue el hecho de que rompieran con la tradición real optando por escuelas privadas para sus hijos, sino que tampoco sentó nada bien entre sus ciudadanos que el Príncipe Haakon se viera envuelto en un escándalo de tipo económico, cuando decidió alquilar ilegalmente unas viviendas cercanas al Palacio de Skaugum.

Marta Luisa de Noruega

Nació en 1971, convirtiéndose así en la primera hija del Rey Harald V y la Reina Sonia de Noruega. Sin embargo, la vigencia de la ya mencionada Ley Sálica hasta 1990 le impidió convertirse en la Heredera al trono de su país. Al igual que hiciera su hermano, ella también acudió a la escuela pública por deseo expreso de sus padres, hasta que en 1990 hiciera las maletas para trasladarse a la Universidad de Oxford.

Marta Luisa de Noruega posando divertidaMarta Luisa de Noruega posando divertida

Allí estudió una de sus grandes pasiones, la literatura. Sin embargo, a su regreso a Noruega decidió dar un vuelco a su formación optando por la fisioterapia. Si bien es cierto que en ningún momento ha llegado a ejercerla, la Princesa Marta Luisa sí dedicó bastantes años a su preparación llegando incluso a trasladarse a Maastricht para especializarse aún más en la disciplina. Ahora bien, aunque nunca haya trabajado como tal, en la fisioterapia sí encontró a su primer gran amor.

El implicado en cuestión fue el escritor Ari Behn, al que conoció por ser hijo de una de sus profesoras de la universidad. Ambos mantuvieron un breve noviazgo de dos años que finalmente culminó en boda el 24 de mayo de 2002 en la Catedral de Nidaros. Para sorpresa de todos, tan solo cinco meses después del enlace, fuentes reales anunciaron que el recién estrenado matrimonio estaba esperando su primera hija, a la que llamaron Maud Angelica. A ella se sumaría en 2005 Leah Isadora y ya en 2008 se convirtieron en familia numerosa con el nacimiento de la pequeña Emma Tallulah.

Marta Luisa de Noruega y Ari Behn con sus tres hijasMarta Luisa de Noruega y Ari Behn con sus tres hijas

Ahora bien, lo que parecía ser un matrimonio consolidado finalmente acabó en separación en 2017, cuando ambas partes firmaron el divorcio tras varios meses luchando por arreglar sus diferencias. La Princesa Marta Luisa y el escritor optaron por compartir la custodia de sus tres hijas y dar carpetazo así a una historia de amor que Ari Behn quiso plasmar en una colección de cuadros a la que llamó 'Infierno'.

Sin embargo, ninguno de los dos renunció a enamorarse de nuevo. Mientras que el escritor rehízo su vida con una abogada noruega, el nuevo interés amoroso de la Princesa resultó mucho más polémico. La hija de Harald V pasó a ocupar la portada de numerosas publicaciones cuando trascendió su noviazgo con un chamán llamado Durek Verret. "Cuando conoces a tu alma gemela, lo sabes. He tenido la suerte suficiente como para encontrar a la mía. Shaman Durek ha cambiado mi vida como hace con tanta gente. Me ha hecho darme cuenta de que el amor incondicional realmente existe en este planeta", declaraba Marta Luisa de Noruega con respecto a su nuevo amor.

Marta Luisa de Noruega y su pareja, el chamán Durek Verret/Foto:InstagramMarta Luisa de Noruega y su pareja, el chamán Durek Verret/Foto:Instagram

Ahora bien, no es oro todo lo que reluce y esta relación bien podría costarle su título real a la Princesa. Y es que, el hecho de que el chamán asegurara haber curado a pacientes con leucemia y cáncer desató una ola de críticas en el país que decían no poder permitir que la Casa Real apoyara de alguna manera este discurso. De manera que, entre rumores de expulsión, Marta Luisa de Noruega vive ajena a todo ello y no solo no se desdice, sino que de hecho reitera su amor por Durek Verret.

La relación entre los hijos de los Reyes Harald V y Sonia de Noruega

Cercana e inmejorable. Así podría definirse la relación que mantienen Haakon y Marta Luisa de Noruega. Los dos han crecido muy unidos y el hecho de que no tuvieran más hermanos, propició que ambos se volvieran muy íntimos. De hecho, la hija mayor de los Reyes no duda en compartir instantáneas de su pasado junto a su hermano para recordar así algunos de los momentos más entrañables de su infancia. "Mi hermano y yo navegando con nuestra maravillosa niñera Berit, mi muñeca Ruth, papá y el abuelo", escribía al Princesa junto a una fotografía.

Marta Luisa de Noruega entrevistando a su hermano HaakonMarta Luisa de Noruega entrevistando a su hermano Haakon

No obstante, el polémico novio de su hermana ha situado a Haakon de Noruega entre la espada y la pared. Él sabe mejor que nadie lo que es enfrentarse a la familia por amor y quizás por ello sea el más interesado en no juzgar la relación de la Princesa. Sin embargo, su posición y los deberes que esta conlleva a veces no son compatibles con los sentimientos personales y por ello tanto él como su padre serán los encargados de tomar una decisión al respecto de la continuidad de su hermana como miembro o no de la Familia Real.

Hasta el momento, el Heredero se ha mostrado prudente y tan solo ha declarado: "Seguimos con mucha atención lo que se dice y se escribe. Lo que queremos es hablar con mi hermana, especialmente sobre lo que pasará con el título y sus actividades comerciales". Quien sabe si su relación terminará por enfriarse como consecuencia de la llegada del chamán o si por el contrario cada uno aceptará sus responsabilidades y este obstáculo finalmente no hará mella en una relación que, para muchos, es modelo de cercanía y complicidad entre miembros de la realeza.

Te puede interesar