Meghan Markle recuerda sus orígenes humildes y habla de su vida familiar en una carta para pedir un derecho muy necesario

CARTA A LAS AUTORIDADES

Meghan Markle recuerda sus orígenes humildes y habla de su vida familiar en una carta para pedir un derecho muy necesario

La Duquesa de Sussex ha recordado sus propias experiencias para pedir al Senado y a la Cámara de Representantes de Estados Unidos que aprueben el permiso de paternidad retribuido.

Meghan Markle recuerda sus orígenes humildes y habla de su vida familiar en una carta para pedir un derecho muy necesario

Meghan Markle es consciente de su existencia privilegiada. Empezó a tener una vida acomodada cuando triunfó como actriz en 'Suits', tiempo en el que ya dedicó parte de su tiempo a contribuir a hacer de este un mundo mejor. Con su entrada en la Familia Real Británica al casarse con el Príncipe Harry, su posición creció de forma inimaginable para ella. Además, tras su salida de la Casa Real Británica, su poder se ha incrementado en el sentido de que pueda usar su voz para lo que quiera, y no solo para las causas aceptadas por la Corona.

El Príncipe Harry y Meghan Markle en Nueva York en su vuelta a la vida públicaEl Príncipe Harry y Meghan Markle en Nueva York en su vuelta a la vida pública

De este modo, no ha tenido inconveniente en escribir una carta al Senado y a la Cámara de Representantes, y más concretamente a Charles Schumer y Nancy Pelosi, para pedirles que trabajen para conseguir el permiso de paternidad y maternidad retribuido: "No soy funcionaria electa y no soy política. Soy, como muchos, una ciudadana comprometida y una madre. Y debido a que usted y sus colegas del Congreso tienen un papel que impactará en las generaciones venideras, les escribo en este momento tan importante, como madre, para abogar por la baja por paternidad y maternidad retribuida. Durante los últimos 20 meses, la pandemia ha dejado al descubierto las grietas que existen desde hace mucho tiempo en nuestras comunidades. A un ritmo alarmante, millones de mujeres abandonaron el trabajo y se quedaron en casa con sus hijos mientras las escuelas y guarderías estaban cerradas, y cuidaron a sus seres queridos a tiempo completo. La madre o el padre que trabaja se enfrenta al conflicto de estar presente o salir a ganarse el sueldo. El sacrificio de cualquiera de los dos tiene un enorme precio. Para muchos, este sacrificio se remonta a más de los últimos 20 meses. Son 20 o 30 años, incluso más, años de dedicar tiempo y energía sin fin, no solo a la búsqueda del 'sueño americano', sino simplemente al sueño de la estabilidad", señaló la Duquesa de Sussex.

Sus propias experiencias

"Me crie con ensaladas de 4,99 dólares. Puede que entonces costara menos (para ser honesta, no lo recuerdo), pero lo que sí recuerdo es la sensación: sabía lo duro que trabajaron mis padres para pagar esto porque incluso a cinco dólares, salir a comer era algo especial y me sentía afortunada. Y como 'Girl Scout', cuando mi tropa iba a cenar para una gran celebración, volvía a la misma barra de ensaladas o The Old Spaghetti Factory, porque eso es lo que esas familias también podían permitirse. Comencé a trabajar (en la tienda de yogurt congelado local) a los 13 años. Serví mesas y cuidé niños. Trabajé toda mi vida y ahorré todo lo que pude, pero incluso eso era un lujo, porque por lo general se trataba de llegar a fin de mes y tener lo suficiente para pagar el alquiler y echar gasolina", añadió sobre su propia experiencia. "Espero que muchos de sus electores tengan su propia versión de esa historia. Quizás tú también. La gente en nuestro país trabaja increíblemente duro y, sin embargo, la petición es esta: igualdad de condiciones para lograr su versión de un sueño común: lo que es justo, equitativo y correcto".

El Príncipe Harry y Meghan Markle con su hijo Archie en SudáfricaEl Príncipe Harry y Meghan Markle con su hijo Archie en Sudáfrica

"En junio, mi esposo y yo dimos la bienvenida a nuestra segunda hija. Como cualquier padre, estábamos muy contentos. Como muchos padres, estábamos abrumados. Como pocos padres, no nos enfrentamos a la dura realidad de pasar esos primeros meses críticos con nuestro bebé o de volver al trabajo. Sabíamos que podíamos llevarla a casa y, en esa etapa vital (y sagrada), dedicarlo todo a nuestros hijos y a nuestra familia. Sabíamos que al hacerlo no tendríamos que tomar decisiones imposibles sobre el cuidado de los niños, el trabajo y la atención médica que tantas personas tienen que tomar todos los días. Ninguna familia debería enfrentarse a estas decisiones. Ninguna familia debería tener que elegir entre ganarse la vida y tener la libertad de cuidar de su hijo (o de un ser querido, o de ellos mismos, como veríamos con un plan integral de vacaciones pagadas)", comentó Meghan Markle sobre su vida familiar.

"Al cuidar a su hijo, cuida a su comunidad y cuida su país, porque cuando la licencia pagada es un derecho, estamos creando una base que ayuda a abordar los resultados de salud mental, los costes de atención médica y la fortaleza económica. En cambio, tal como está ahora, gastamos una fortuna como país pagando por los síntomas en lugar de las causas. Entiendo que con todo lo que está sucediendo en estos días, a la gente le puede resultar fácil mostrar interés sobre lo que está sucediendo en Washington, DC. E igualmente, cuando siente que su voz no importa, tiende a usarla con menos frecuencia. Esa apatía no puede ganar. La mayoría de las naciones ya cuentan con políticas de permisos retribuidos. Estonia, por ejemplo, ofrece más de un año y medio de licencia para compartir con los nuevos padres. Muchos otros países tienen programas sólidos que brindan meses de tiempo para que ambos padres (biológicos o adoptivos) estén en casa con sus hijos. Estados Unidos, por contra, no garantiza federalmente a ninguna persona un solo día de licencia pagada. Y menos de uno de cada cuatro trabajadores ha dedicado una licencia familiar remunerada a través de su empleador. Estoy seguro de que está de acuerdo en que si vamos a seguir siendo excepcionales, no podemos ser la excepción", prosiguió la Duquesa de Sussex.

El Príncipe Harry y Meghan Markle abrazan a Archie tras anunciar que esperan su segundo hijoEl Príncipe Harry y Meghan Markle abrazan a Archie tras anunciar que esperan su segundo hijo

"Las familias que representa necesitan su fuerte liderazgo. Con la licencia retribuida a punto de convertirse en una realidad nacional, confío en que se encontrará con este momento. Sé que debe escuchar a sus electores acerca de las opciones que enfrentan todos los días para llegar a fin de mes y cuidar a sus familias. El permiso retribuido debería ser un derecho nacional, en lugar de una opción limitada a aquellos cuyos empleadores tienen políticas vigentes, o aquellos que viven en uno de los pocos estados donde existe un programa de permisos. Si vamos a crear una nueva era de políticas en las que se pone la familia por delante, asegurémonos de que incluya un programa sólido de licencias retribuidas para cada estadounidense que esté garantizado, accesible y alentado sin estigma ni penalización. Sé cuán políticamente cargadas pueden (y se han vuelto) las cosas. Pero no se trata de derechas o izquierdas, se trata de lo que está bien y lo que está mal. Se trata de poner a las familias por encima de la política. En un momento en el que todo parece tan divisivo, este debe ser un objetivo compartido que nos una. Por ello, en nombre de mi familia, Archie, Lili y Harry, les agradezco que consideren esta carta, y en nombre de todas las familias, les pido que se aseguren de que este momento trascendental no se pierda", finalizó Meghan, firmando con su nombre y su título.

Te puede interesar