Así fue la Confirmación de Sverre Magnus de Noruega: emoción, reencuentros familiares, curiosos regalos y unas muletas

CEREMONIA

Así fue la Confirmación de Sverre Magnus de Noruega: emoción, reencuentros familiares, curiosos regalos y unas muletas

El hijo de Haakon y Mette-Marit de Noruega celebró su Confirmación con ciertas restricciones y una cena privada con su familia.

Así fue la Confirmación de Sverre Magnus de Noruega: emoción, reencuentros familiares, curiosos regalos y unas muletas

La Familia Real Noruega se reunió con motivo de la celebración de la Confirmación del Príncipe Sverre Magnus. El hijo menor de Haakon y Mette-Marit de Noruega fue confirmado en la religión luterana en una ceremonia televisada que tuvo lugar en la tarde del sábado 5 de septiembre de 2020 en la iglesia de Asker, templo situado cerca de su residencia.

Haakon y Mette-Marit de Noruega con sus hijos Ingrid Alexandra y Sverre Magnus en la Confirmación de Sverre Magnus de NoruegaHaakon y Mette-Marit de Noruega con sus hijos Ingrid Alexandra y Sverre Magnus en la Confirmación de Sverre Magnus de Noruega

Las campanas de la iglesia sonaron cuando hizo su aparición la Familia Real Noruega. El Príncipe Sverre Magnus llevaba una túnica blanca, al igual que los otros 9 jóvenes que celebraron su Confirmación junto a él. Todos ellos pudieron elegir a 16 personas como invitados, una cifra adaptada a las restricciones provocadas por la pandemia.

Aunque en España sería impensable no llevar mascarilla y reunirse tantas personas, las medidas en Noruega no son tan estrictas, como tampoco es igual la situación epidemiológica de ambos países. Sea como fuere, han tenido que renunciar a invitar a más gente, por lo que tanto Sverre Magnus como sus compañeros y compañeras han tenido que dejar fuera a algunos seres queridos.

Sverre Magnus de Noruega en su ConfirmaciónSverre Magnus de Noruega en su Confirmación

Entre los presentes han estado sus padres, Haakon y Mette-Marit de Noruega, sus hermanos, la Princesa Ingrid Alexandra y Marius Borg, que acudió junto a su novia, Juliane Snekkestad, sus abuelos paternos, los Reyes Harald y Sonia, su abuela materna, Marit Tjessem, así como su tía paterna, Marta Luisa de Noruega, y una de sus primas, Leah Behn.

Precisamente ha llamado la atención Marta Luisa de Noruega, que llegó con muletas a consecuencia de una lesión no especificada. Con ella estaba su hija mediana, que portaba el bunad, traje típico noruego que había estrenado una semana antes en su propia Confirmación. Se echó de menos a las restantes hijas de Marta Luisa de Noruega, Maud Angelina y Emma Tallulah, que debido a las restricciones no acudieron, yendo así su hermana Leah, que tiene la misma edad que Sverre Magnus.

Marta Luisa de Noruega y Leah Behn en la Confirmación de Sverre Magnus de NoruegaMarta Luisa de Noruega y Leah Behn en la Confirmación de Sverre Magnus de Noruega

También se echó de menos a los padrinos extranjeros del Príncipe Sverre Magnus. Debido a las restricciones para entrar en Noruega, que había establecido una cuarentena para viajeros procedentes de determinados países, no estuvieron Máxima de Holanda, Rosario Nadal, ni Pablo de Grecia, dos madrinas y un padrino royal de Sverre Magnus. En cambio, sí acudieron sus otros padrinos. Además de la Reina Sonia, abuela y madrina, estuvieron Espen Høiby, que además de padrino es tío de Sverre Magnus, así como Bjørn Andersen-Steinsland y Marianne Gjellestad. Entre los invitados se encontraron también Per Høiby, Kristin Høiby y Julia Høiby, familiares de la Princesa Mette-Marit.

Una cena y varios regalos

Después de una ceremonia en la que Mette-Marit de Noruega estuvo visiblemente emocionada, algo que mostró a su hijo al salir al repartirle sonrisas y abrazos, la celebración se trasladó a Skaugum, residencia de la pareja heredera, donde tuvo lugar una sesión de fotos y una cena privada para los invitados.

Sverre Magnus de Noruega con sus padres, hermanos y abuelos en su ConfirmaciónSverre Magnus de Noruega con sus padres, hermanos y abuelos en su Confirmación

La Casa Real Noruega informó de los regalos recibidos por Sverre Magnus de Noruega. El Parlamento noruego le entregó una canoa con remos y un chaleco. El Gobierno le hizo obsequio de una obra de Morten Andenæs, mientras en el ayuntamiento de Asker le entregó otra de Magne Furuholmen. La Corte Suprema le mandó una tabla de surf y un libro sobre la Corte Suprema, mientras que la Iglesia noruega le regaló una Biblia. Finalmente, los gobernadores de los condados noruegos le enviaron un saco de dormir y una colchoneta.

Te puede interesar