La visita más especial de los Obama a Londres: así conocieron al Príncipe Jorge de Cambridge

EN KENSINGTON PALACE

La visita más especial de los Obama a Londres: así conocieron al Príncipe Jorge de Cambridge

Tras almorzar con la Reina Isabel y el Duque de Edimburgo, los Obama cenaron con los Duques de Cambridge y el Príncipe Harry en Kensington Palace.

Una vez en el castillo, la pareja real obsequió a los Obama con un almuerzo privado privado. El mandatario y la Primera Dama tuvieron la ocasión de felicitar a la Monarca, que el 21 de abril cumplió 90 años y que al igual que su consorte, se encuentra bien de salud y con ganas de seguir ciñendo la Corona y cumplir con sus responsabilidades como Jefa del Estado.

Los Obama partieron después a Kensington Palace, donde les esperaban los miembros principales más jóvenes de la realeza, los Duques de Cambridge y el Príncipe Harry, con los que departieron en sus estancias privadas del edificio real, y con quienes cenaron.

Los Duques de Cambridge, el Principe Jorge y el Príncipe Harry con los Obama en Kensington PalaceLos Duques de Cambridge, el Principe Jorge y el Príncipe Harry con los Obama en Kensington Palace

El Duque de Cambridge se sentó a hablar en un sofá con el presidente de Estados Unidos, mientras enfrente conversaron Kate Middleton, Michelle Obama y Enrique de Gales, que trataron temas distintos a los discutidos por el Príncipe Guillermo y Barack Obama.

Jorge de Cambridge, un principito con batín

Aunque la conversación fue interesante y el encuentro importante, lo más llamativo fue que apareció un invitado que quizás los Obama no esperaban y a quien les hizo mucha ilusión conocer: el Príncipe Jorge. El pequeño fue a conocer al presidente de Estados Unidos y a la Primera Dama antes de irse a dormir, motivo por el cual llevaba un pijama y un batín con los que estaba adorable.

Barack y Michelle Obama conocen al Príncipe Jorge en Kensington PalaceBarack y Michelle Obama conocen al Príncipe Jorge en Kensington Palace

Como ha ocurrido con todos los que le conocen, Jorge de Cambridge robó el corazón de los Obama, que quedaron encantados por quien un día será Rey de Inglaterra. Solo faltó la Princesa Carlota, que como es tan pequeña, seguramente ya estaría plácidamente dormida.

Te puede interesar