Los gestos de los Borbones con Alberto de Mónaco que emocionarían a la Reina Victoria Eugenia y Grace Kelly

RELACIONES ROYALS

Los gestos de los Borbones con Alberto de Mónaco que emocionarían a la Reina Victoria Eugenia y Grace Kelly

La Familia Real se ha reconciliado definitivamente con Alberto de Mónaco, tal y como le hubiera gustado a la Reina Victoria Eugenia y a Grace Kelly.

Los gestos de los Borbones con Alberto de Mónaco que emocionarían a la Reina Victoria Eugenia y Grace Kelly

También en 2005 se celebró la entronización del Príncipe Alberto, y ningún Borbón acudió, mientras otras Casas Reales sí mandaron representación. En 2008, Alberto de Mónaco sí pasó por La Zarzuela aprovechando un viaje a España. Quizás se acercaron posturas o ya estaba todo olvidado, pero lo cierto en que en 2011 se celebró la boda de Alberto y Charlene de Mónaco, y una vez más fue la Casa Real Española la gran ausente.

Limando asperezas

Las asperezas empezaron a limarse en 2016. En abril de ese año, el Príncipe de Mónaco presentó la sección española de la fundación que lleva su nombre y que tiene como finalidad proteger el medio ambiente. El Rey Felipe le recibió en La Zarzuela y ambos se mostraron felices de encontrarse. Si la relación fuera mala, no habría tenido la deferencia de invitarle, ya que no se trataba de un viaje institucional del Príncipe de Mónaco.

El Rey Felipe saluda a Alberto de Mónaco en la recepción por la Conferencia sobre el Cambio ClimáticoEl Rey Felipe saluda a Alberto de Mónaco en la recepción por la Conferencia sobre el Cambio Climático

2019 fue el año definitivo. En junio, el Soberano de La Roca viajó a Madrid para la entrega de premios de su fundación en el Museo Reina Sofía. Felipe VI invitó a La Zarzuela a su homólogo y le mostró toda su cortesía y amabilidad. De hecho, se les vio más cómplices que nunca, al menos en el tiempo que estuvieron en público. Quizás no son íntimos amigos como lo fueron la Reina Victoria Eugenia y Grace Kelly, pero su relación es cordial y adecuada entre dos Jefes de Estado.

Un mes más tarde de esa reunión hubo una sorpresa al haberse celebrado otro encuentro entre un Borbón y un Grimaldi. En este caso no fue el Rey Felipe, sino la Infanta Cristina. El 5 de julio de 2019, Cristina de Borbón se desplazó a Mónaco para inaugurar la exposición en el Grimaldi Forum 'Dalí. Una historia de la pintura'. Lo hizo en calidad de patrona de la Fundación Gala-Salvador Dalí, cargo que ostenta desde 1998.

La Reina Letizia besa a Alberto de Mónaco en la recepción por la Conferencia sobre el Cambio ClimáticoLa Reina Letizia besa a Alberto de Mónaco en la recepción por la Conferencia sobre el Cambio Climático

El gesto definitivo que emocionaría a la Reina Victoria Eugenia de España y a la Princesa Grace de Mónaco se vivió en diciembre de 2019. Con motivo de la celebración de la Cumbre del Clima en Madrid, los Reyes Felipe y Letizia ejercieron como anfitriones y ofrecieron una recepción a los Jefes de Estado y de Gobierno desplazados a España para asistir a la conferencia sobre el Cambio Climático.

Los saludos protocolarios fueron más allá no solo con el Gran Duque de Luxemburgo, sino también con Alberto de Mónaco. El Rey y el Príncipe se dieron un abrazo, y al llegar el momento de saludar a la Reina Letizia, el Soberano monegasco dio dos besos a Doña Letizia. Las sonrisas y la complicidad marcaron este encuentro. Si alguna vez hubo tensión, se ha desvanecido de una vez por todas. No se repetirá la amistad del pasado entre los Borbón y los Grimaldi, pero al menos reina la cordialidad tan necesaria para el buen mantenimiento de las relaciones internacionales.

También en 2005 se celebró la entronización del Príncipe Alberto, y ningún Borbón acudió, mientras otras Casas Reales sí mandaron representación. En 2008, Alberto de Mónaco sí pasó por La Zarzuela aprovechando un viaje a España. Quizás se acercaron posturas o ya estaba todo olvidado, pero lo cierto en que en 2011 se celebró la boda de Alberto y Charlene de Mónaco, y una vez más fue la Casa Real Española la gran ausente.

Limando asperezas

Las asperezas empezaron a limarse en 2016. En abril de ese año, el Príncipe de Mónaco presentó la sección española de la fundación que lleva su nombre y que tiene como finalidad proteger el medio ambiente. El Rey Felipe le recibió en La Zarzuela y ambos se mostraron felices de encontrarse. Si la relación fuera mala, no habría tenido la deferencia de invitarle, ya que no se trataba de un viaje institucional del Príncipe de Mónaco.

El Rey Felipe saluda a Alberto de Mónaco en la recepción por la Conferencia sobre el Cambio ClimáticoEl Rey Felipe saluda a Alberto de Mónaco en la recepción por la Conferencia sobre el Cambio Climático

2019 fue el año definitivo. En junio, el Soberano de La Roca viajó a Madrid para la entrega de premios de su fundación en el Museo Reina Sofía. Felipe VI invitó a La Zarzuela a su homólogo y le mostró toda su cortesía y amabilidad. De hecho, se les vio más cómplices que nunca, al menos en el tiempo que estuvieron en público. Quizás no son íntimos amigos como lo fueron la Reina Victoria Eugenia y Grace Kelly, pero su relación es cordial y adecuada entre dos Jefes de Estado.

Un mes más tarde de esa reunión hubo una sorpresa al haberse celebrado otro encuentro entre un Borbón y un Grimaldi. En este caso no fue el Rey Felipe, sino la Infanta Cristina. El 5 de julio de 2019, Cristina de Borbón se desplazó a Mónaco para inaugurar la exposición en el Grimaldi Forum 'Dalí. Una historia de la pintura'. Lo hizo en calidad de patrona de la Fundación Gala-Salvador Dalí, cargo que ostenta desde 1998.

La Reina Letizia besa a Alberto de Mónaco en la recepción por la Conferencia sobre el Cambio ClimáticoLa Reina Letizia besa a Alberto de Mónaco en la recepción por la Conferencia sobre el Cambio Climático

El gesto definitivo que emocionaría a la Reina Victoria Eugenia de España y a la Princesa Grace de Mónaco se vivió en diciembre de 2019. Con motivo de la celebración de la Cumbre del Clima en Madrid, los Reyes Felipe y Letizia ejercieron como anfitriones y ofrecieron una recepción a los Jefes de Estado y de Gobierno desplazados a España para asistir a la conferencia sobre el Cambio Climático.

Los saludos protocolarios fueron más allá no solo con el Gran Duque de Luxemburgo, sino también con Alberto de Mónaco. El Rey y el Príncipe se dieron un abrazo, y al llegar el momento de saludar a la Reina Letizia, el Soberano monegasco dio dos besos a Doña Letizia. Las sonrisas y la complicidad marcaron este encuentro. Si alguna vez hubo tensión, se ha desvanecido de una vez por todas. No se repetirá la amistad del pasado entre los Borbón y los Grimaldi, pero al menos reina la cordialidad tan necesaria para el buen mantenimiento de las relaciones internacionales.

Te puede interesar