¿Héroes o Villanos? Así son los hombres y mujeres de mayor peso que se esconden tras la Familia Real Británica

EN LA SOMBRA

¿Héroes o Villanos? Así son los hombres y mujeres de mayor peso que se esconden tras la Familia Real Británica

La Reina, el Heredero y sus hijos cuentan con un exclusivo personal que organiza y controla a diario la institución más querida por los británicos.

¿Héroes o Villanos? Así son los hombres y mujeres de mayor peso que se esconden tras la Familia Real Británica

Aunque hace tres años que llegó al puesto de mayor escala en Buckingham Palace, lo cierto es que Young lleva desde hace más de una década ligado a la Casa Real Británica. Ahora es el hombre por detrás de la Reina, es de hecho el vínculo entre ella y el Gobierno británico y, sin embargo, son los hijos de su jefa quienes ya piden su cabeza. Le ven como una persona blanda e incapaz de manejar los asuntos de la monarca, pero si hay algo que ni el Príncipe Carlos ni la Princesa Ana le perdonan es la forma en la que ha lidiado con la polémica del Príncipe Andrés y su supuesta implicación en el caso Epstein y que terminó con el Príncipe dando un paso atrás como miembro de la Familia Real.

Samantha Cohen

Ha sido la secretaria privada de la Reina Isabel durante años, concretamente desde que en 2003 aterrizara en la Casa Real como miembro del departamento de prensa. Desde entonces ha ido ascendiendo hasta colocarse en el selecto grupo de hombres y mujeres en quienes la monarca confía su propia vida y, por qué no decirlo, el porvenir del resto. Y es que, Samantha Cohen ha sido la encargada de enseñar a Meghan Markle el protocolo para convertirse en la royal perfecta.

La Reina Isabel y Meghan Markle muy cómplices durante un acto en CheshireLa Reina Isabel y Meghan Markle muy cómplices durante un acto en Cheshire

De hecho, no dudó en acompañar a la Duquesa de Sussex y la Reina de Inglaterra cuando ambas acudieron a su primer acto conjunto en el Condado de Cheshire. No obstante, en 2019 Cohen anunció que, una vez se hubiera producido el nacimiento de Archie Harrison, el hijo de Harry y Meghan, ella abandonaría su puesto de trabajo para emprender nuevos proyectos profesionales. Y es que, poco tiempo después se supo que su puesto siempre fue transitorio y que, a pesar de todo lo que se había especulado, su marcha no tuvo nada que ver con una supuesta mala relación con Meghan Markle.

Lady Susan Hussey

Su cargo no es uno al uso, pues de hecho no recibe ningún tipo de compensación por ello, pero sin duda es una de las personas más influyentes en la vida de la monarca británica. Se trata de su dama de compañía, con la que Isabel II lleva compartiendo más de cinco décadas de amistad. Hasta tal punto llega su importancia en el día a día de la Reina y por supuesto en sus apariciones oficiales como Jefa del Estado, que cuando el Duque de Edimburgo no acompaña a su mujer en estos eventos, es ella quien ocupa su lugar en la mesa.

Fiona Mcilwham

Esta diplomática con más de veinte años de carrera en el exterior aterrizó en la vida de los Duques de Sussex tras la renuncia de Samantha Cohen. Desde finales de 2019 trabaja como secretaria personal del nieto de Isabel II y su mujer, en una evidente declaración de intenciones que ya venían haciendo desde hacía un tiempo: su deseo de rodearse de un equipo enteramente femenino. Mcilwham se convirtió en la diplomática de carrera más joven de Reino Unido, una labor que le ha llevado a pasar por múltiples países del mundo siempre en representación del suyo propio.

Su amplio curriculum en el extranjero conquistó a Harry y Meghan y, por ello, no dudaron en contar con ella para ser la acompañante del Duque de Sussex en la inauguración de los últimos Juegos Invictus que se celebraron, tal y como se hace cada año, en Sudáfrica. Ahora bien, ser la máxima consejera del matrimonio y la persona en la que ellos confían para que les lleva su agenda e imagen real es un deber a medio camino entre el honor y el regalo envenenado. A ella es a quien le ha tocado lidiar no solo con los últimos ataques de la prensa británica hacia Harry y Meghan, sino que ha sido una de las artífices del acuerdo entre los Sussex y la Familia Real Británica para negociar ese deseo expresado por la pareja de dar un paso atrás en sus deberes reales.

Sara Latham

Es la jefa de prensa y encargada de lidiar con los medios de comunicación de los Duques de Sussex. Un trabajo nada sencillo en circunstancias normales, pero que en el caso del nieto de la Reina y su mujer ha adquirido tintes más complejos en los últimos meses. A pesar de lo desconocido que en un principio resultó su nombre, lo cierto es que Sara Latham cuenta con una gran trayectoria profesional a sus espaldas. De nacionalidad americana y británica, en la década de los noventa trabajó en la Casa Blanca durante la Presidencia del Bill Clinton, de la misma forma que ayudaría en las sucesivas campañas electorales de Barack Obama y Hillary Clinton en su carrera a ocupar la Presidencia estadounidense.

No obstante, en 2018 decidió regresar a Reino Unido para ponerse al frente de una agencia de comunicación encargada de llevar la imagen corporativa de algunas de las empresas más influyentes del mundo. Ahora bien, en 2019 le llegó una oferta que no pudo rechazar y que fue la de que Harry de Inglaterra y Meghan Markle se habían fijado en ella para ser su vínculo con la prensa como parte de la renovación de personal que el matrimonio había decidido llevar a cabo tras instalarse en Frogmore Cottage. Así que, dicho y hecho. Sara Latham no se lo pensó y desde mediados de 2019 ha sido la encargada de capear el temporal mediático de los Duques de Sussex.

Melissa Touabti

Solo ha estado seis meses en el cargo, pero han sido suficientes para que Melissa Touabti decidiera abandonar su puesto como asistente personal de Meghan Markle. Artífice también de la boda de los Duques de Sussex, solo unos meses más tarde desde que ellos empezaran su vida en común ya como marido y mujer, Touabti no pudo con la presión y decidió dejar el trabajo. Medios como The Sun afirmaron que fue la enorme carga de trabajo y las continuas demandas de la exactriz las que provocaron su renuncia.

Ahora bien, esta no era la primera vez que Melissa Touabti trabajaba para toda una estrella internacional. Previamente ya había formado parte del equipo más cercano del cantante Robbie Williams, para el que ella solo ha tenido buenas palabras y reconoce haber sido muy feliz. No obstante, parece que el complicado carácter de Meghan Markle o la renovación de personal de la que hablábamos en líneas superiores han hecho que esta se convirtiera en la segunda persona de confianza que abandonaba a los Sussex.

Clara Madden

Esta joven, que apenas pasa la treintena, primero ingresó en la Casa Real Británica como miembro de máxima confianza de los Duques de Cambridge, quienes siempre tuvieron en alta estima a Madden hasta el punto de que durante un viaje oficial a Nueva Zelanda quisieron que la joven les presentara a su familia para poder darles la enhorabuena por el trabajo de su hija en el Kensington Palace. No obstante, antes de que el Príncipe Harry se casara con Meghan Markle, ella comenzó a trabajar con el nieto de la monarca británica y, cuando su matrimonio ya fue una realidad, Clara Madden pasó a convertirse en la jefa de proyectos de la pareja.

A ella se le atribuye el mérito de las primeras apariciones públicas de la Duquesa de Sussex como prometida de Harry de Inglaterra, de la misma forma que fue ella la que decidió que sería durante un viaje del recién estrenado matrimonio a Nueva Zelanda el momento perfecto para dar a conocer la noticia del embarazo. No obstante, la relación de Clara Madden con la realeza británica va un paso más allá de lo estrictamente profesional. Entre proyecto y proyecto, reunión y reunión, la joven se enamoró de Nick Loughran, una de las personas de confianza de los hijos del Príncipe Carlos y Lady Di, que acababa de romper con Rebecca Deacon, la mujer de confianza de Kate Middleton. Finalmente, Madden y Loughran se casaron y está por ver si ella seguirá con los Duques de Sussex o si, ahora que han renunciado a cualquier trabajo como representantes reales, ella será reubicada en el equipo de los Duques de Cambridge.

Christian Jones

Es el secretario de comunicación de los Duques de Cambridge, a pesar de que durante algunos meses también fue el encargado de llevar todo lo relativo a la comunicación de los de Sussex. Dado que todos ellos vivían en el complejo del Palacio de Kensington, Christian Jones se convirtió en la persona responsable de manejar todas y cada una de las polémicas relativas a los Duques de Sussex y su supuesta mala relación con el Príncipe Guillermo y Kate Middleton. No obstante, cuando Harry de Inglaterra y Meghan decidieron dejar el bullicio de Palacio y trasladarse a Frogmore Cottage, Jones se quedó con el hijo mayor del Príncipe Carlos.

Licenciado en Economía por la Universidad de Cardiff, comenzó su andadura profesional de la mano de la política. Lo hizo como economista especializado en riesgos y perspectivas globales del Ministerio de Economía, desde donde fue ascendiendo hasta posicionarse como Jefe de Prensa del Ministro y jugar un papel clave en las comunicaciones públicas derivadas de las negociaciones relativas al Brexit. Esta capacidad para hacer frente a las situaciones más complejas fue lo que conquistó a los Duques de Cambridge, quienes han mejorado su imagen entre los británicos desde que Christian Jones forma parte de su equipo de confianza.

Simon Case

Simon Case es la persona de máxima confianza del Príncipe Guillermo de Inglaterra desde 2018, pues es su Secretario Privado. Al igual que la mayoría de los que hemos nombrado en este artículo, el nombre de Case tampoco es que resultara especialmente llamativo a los más puestos en la materia, pero en su caso lo cierto es que puede presumir de tener toda una carrera ligada al ámbito político de más alto nivel. Ha trabajado para el Ministerio de Defensa como asesor, al tiempo que en 2012 formó parte del gabinete de organización de los Juegos Olímpicos de Londres.

En ese mismo año entró a trabajar nada más y nada menos que con el Primer Ministro británico David Cameron y, tras pasar por otros departamentos de su gabinete, en 2016 volvía a ser la persona de máxima confianza del Primer Ministro tras la repentina muerte de Chris Martin, al menos durante un año. Una vez finalizada su función en Downing Street pasó por otras alas del Gobierno como asesor, hasta que finalmente en 2018 fue presentado como nuevo secretario de Guillermo de Inglaterra.

Clive Alderton

Ya hemos hablado de las personas que rodean a la Jefa del Estado, a sus nietos Guillermo y Harry e incluso a las personas de máxima confianza de Kate Middleton y Meghan Markle, pero ¿cómo no íbamos a dedicar unas líneas a aquellas personas de las que se rodea el Heredero a la Corona británica? En este sentido, si hay un nombre propio, ese es el de Clive Alderton. Sus vínculos con la Familia Real nacen en 2006, cuando es propuesto como Secretario Personal del Príncipe Carlos y la Duquesa de Cornualles.

Por aquel entonces, Alderton era uno de los diplomáticos más destacados de Reino Unido dado su amplio historial por muchas de las Embajadas de Europa. No obstante, en 2006 hace un alto en el camino en su carrera como miembro de la Oficina de Exteriores y durante tres años se convirtió en la persona de máxima confianza del hijo de Isabel II. Sin embargo, en 2012 es nombrado Embajador en Marruecos y Mauritania, en donde solo permanecería por un corto período de tiempo, ya que en 2015 volvía a Londres para recuperar su puesto como Secretario Personal del Heredero y la Duquesa de Cornualles.

Te puede interesar