Las consecuencias que sufrió Lady Di tras su entrevista y de las que debería aprender el Príncipe Harry

LA MISMA HISTORIA

Las consecuencias que sufrió Lady Di tras su entrevista y de las que debería aprender el Príncipe Harry

Patrick Jephson, antiguo secretario privado de la Princesa Diana de Gales, ha explicado a hora todo lo que ocurrió tras aquella mediática aparición en televisión.

Las consecuencias que sufrió Lady Di tras su entrevista y de las que debería aprender el Príncipe Harry

25 años después de la emisión de la entrevista de Lady Di a Martin Bashir para el programa 'Panorama' de la BBC se ha abierto la Caja Pandora para dejar libres los fantasmas del pasado que mostrarían ahora al mundo todos los oscuros secretos que rodearon los días previos a aquella grabación que acabaría de golpe y porrazo con el matrimonio de Diana de Gales con el Príncipe Carlos a petición de la mismísima Reina Isabel II.

Lady Di en su escandalosa entrevista en televisiónLady Di en su escandalosa entrevista en televisión

Mientras una investigación abierta por la BBC intenta esclarecer qué acciones de persuasión fueron llevadas por el periodista para conseguir aquella íntima conversación con Diana Spencer, el que fue su secretario privado en aquellos años de la madre del Príncipe Guillermo y el Príncipe Harry desvela las graves e inmediatas consecuencias que sufrió por pronunciar aquellas palabras delante de más de 23 millones de telespectadores.

La vida de Lady Di después de 'Panorama'

"Las consecuencias de 'Panorama' fueron demasiado tóxicas e hirientes como para ser perdonadas y, mucho menos, olvidadas", revela el propio Patrick Jephson en el Saturday's Mail. Este recuerda que, días después de su entrevista, el íntimo amigo del Príncipe Carlos, Nicholas Soames, declaró también en la BBC que la Princesa Diana, después de lo que había hecho, había demostrado públicamente que estaba en "una avanzada etapa de paranoia". Unas palabras que demostraban qué era lo que realmente pensaba la Familia Real Británica sin necesidad de tener que articular palabra.

Aquella consideraba traición a la que todavía era su familia política acabó teniendo consecuencias inmediatas para Lady Di. Desde entonces, pese a seguir teniendo una agenda pública repleta, ninguno de esos actos estaría respaldada por la Crorona, teniendo esta que buscarse patrocinadores externos, como la Cruz Roja británica, además de perder la oportunidad de tener encuentros con importantes personajes políticos del lugar al que acudía.

Lady Di en su campaña contra las minas antipersonasLady Di en su campaña contra las minas antipersonas

"Un día un Ministro me dijo: 'Su jefa tiene un don por el que cualquier política daría su brazo derecho: es capaz de hablar más allá de lo que le dicen sus asesores oficial y llegar directamente al corazón de la gente común'", recuerda Jephson. Incluso la propia Diana apeló a todas esas personas -a esos millones de personas- durante su entrevista: "Quiero asegurarles a todas aquellas personas que me han amado y apoyado durante los últimos 15 años que nunca los defraudaré". Una promesa que, sin saberlo, le costaría muy caro.

Porque lejos de acercarse a aquel pueblo al que apelaba, la Princesa Diana dejaría de pertenecer a la Familia Real y entonces cobraría el status de celebridad. Diana Spencer necesitaría de la protección de personas multimillonarias para seguir manteniendo el nivel de vida que había alcanzado con su papel de Princesa. "Mientras decía esas palabras, Diana estaba decepcionado ya a todas esas personas' y, en cierto modo, la vieja Diana del deber y el sentido común lo sabía también, al igual que sabía que 'Panorama' era el golpe de gracia para terminar su carrera real".

Lady Di con un niño enfermo en una visita a un hospitalLady Di con un niño enfermo en una visita a un hospital

Jephson lo tiene claro, con aquella entrevista había dos claros ganadores: la BBC y, especialmente, Martin Bashir. La cadena alcanzó un récord de audiencia que había duplicado a la que había tenido un año atrás la entrevista de Príncipe Carlos en el que reconocía públicamente su infidelidad a la Princesa Diana. Además, esta trajo consigo también ganancias para la cadena que se contaban en millones y recibió un sinfín de premios por la considerada como 'la entrevista del siglo'.

También Martin Bashir salió muy bien parado por aquel entonces. De hecho, asegura el exsecretario de Diana de Gales, que fue verdaderamente el único beneficiado visible de aquella entrevista. Gracias a su papel de entrevistador fue desde entonces considerado como periodista de alto nivel en todo el mundo y, especialmente, en los noticiarios de Estados Unidos, consiguiendo entrevistas como otros importantes personajes públicos como Michael Jackson. "Todos aquellos que idearon la entrevista salieron ganando, pero no la Princesa", asegura Jephson.

El paralelismo entre Lady Di y su hijo Harry

Ante esta situación, el exsecretario real no duda en hacer un paralelismo entre lo que en su día hizo la Princesa Diana con lo que están haciendo ahora el Príncipe Harry y Meghan Markle: "Ya no anclados en las preocupaciones monótonas de los asuntos británicos, prefieren la fiebre del ego propio de un reconocimiento mundial y los halagos superficiales de los ricos y los famosos internacionales", apunta: "Puedes escapar de Palacio, pero encontrar relevancia y respeto como una celebridad es mucho, mucho más difícil".

El Príncipe Harry y Meghan Markle plantando flores con unos niños en Preschool Learning Center de Los AngelesEl Príncipe Harry y Meghan Markle plantando flores con unos niños en Preschool Learning Center de Los Angeles

El exsecretario de Diana tiene claro que lo más inteligente hubiera sido quedarse e intentar cambiar las cosas que salir huyendo. "La mejor esperanza para la realeza puede estar en la visión de futuro que Diana comenzó a explicar en su entrevista", asegura: "Hay algunas cosas que podrían cambiar y que, a veces, complican la relación entre la monarquía y el público. Creo que podrían caminar de la mano en lugar de estar tan distantes". Jepshon tiene claro que el punto fuerte de Lady Di fueron "los hechos, no las palabras", y que el verdadero valor público de los Duques de Sussex ahora mimos estaría precisamente ahí: "Las redes sociales facilitan que al gente de la realeza haga declaraciones grandiosas e idealistas ya que es tan fácil para ellos decirnos al resto qué pensar y cómo vivir, pero la sólida lealtad que necesita una monarquía exitosa para sobrevivir se acaba marchitando".

Te puede interesar