El gran engaño que se esconde detrás de la entrevista más polémica de Lady Di

DOCUMENTOS FALSOS Y MIEDO

El gran engaño que se esconde detrás de la entrevista más polémica de Lady Di

Según nuevas informaciones, Diana de Gales habría accedido a dar esta entrevista a Martin Bashir tras la aparición de unos extractos bancarios falsos y un temor a estar siendo espiada.

El gran engaño que se esconde detrás de la entrevista más polémica de Lady Di

El 20 de noviembre de 1995 se emitió en la BBC la entrevista de Lady Di al programa 'Panorama' con el periodista Martin Bashir que hizo temblar los cimientos de la Casa Real británica. Vergonzosa y hasta con miedo, la todavía esposa del Príncipe Carlos de Inglaterra hablaba abiertamente ante las cámaras de los problemas que tenía en su matrimonio, entre ellos la relación que su marido mantenía con Camilla Parker Bowles: "Éramos tres en este matrimonio", llegó a reconocer la ya fallecida. Un mes más tarde, la Reina Isabel II les mandaba una carta a los herederos al trono para que agilizasen los procesos de de divorcio para poner -de una vez por todas- fin a su matrimonio. Esto ocurrió casi un año después, el 28 de agosto de 1996.

El Príncipe Carlos y Lady Di, distanciadosEl Príncipe Carlos y Lady Di, distanciados

Ahora, casi 25 años más tarde de la emisión de aquel polémica entrevista, el artífice de todo está siendo acusado de haber engañado a Lady Di para que accediese a realizarla, según publica el medio Sunday Times. Lo primero que hizo Bashir fue hablar con el hermano pequeño de Diana Spencer, Charles, haciéndole creer que estaba llevando a cabo una investigación que demostraría que un exjefe de seguridad estaba vendiendo información sobre la familia a varios medios de comunicación, a miembros cercanos a la Familia Real e incluso a miembros del Servicio secreto británico.

"Sin Spencer, Bashir no habría llegado nunca a ella"

El periodista le enseñó al hermano de Diana de Gales varios extractos bancarios falsos en los que se podía comprobar que el grupo editorial News International (por aquel entonces compañía del Sunday Times) y otra empresa off shore desconocida de nombre Penfold Consultants habría realizado un pago total de 11.560 libras (11.560 euros) al mencionado exjefe de seguridad de la familia. "Sin Spencer, Bashir no habría llegado nunca a ella", reconocer una fuente para el medio Times. El miedo infundado en él junto con el temor ya existente en Lady Di sobre la intromisión en su intimidad por parte del Servicio secreto en pleno proceso de separación del Príncipe Carlos hicieron todo lo demás.

The sunday Times también recoge que varios amigos cercanos de la protagonista de esta historia intentaron hacerle cambiar de idea y evitar así la problemática entrevista que luego daría. Uno de ellos fue Lord Puttnam, quien la visitó en el Palacio de Kensington en compañía del Alto funcionario Sir Hayden Phillips, quien por aquel entonces estaba al cargo del Departamento de cultura. La estrategia de ambos fue hacerle creer a Lady Di que cualquier cosa que pudiese decir podría acabar con su reputación y que, si no lo hacía, podría llegar a convertirse en alguien muy importante en el mundo de la cultura tras el divorcio del Príncipe Carlos. Aunque creyeron salir de allí consiguiendo su cometido, la entrevista finalmente fue grabada el 5 de noviembre.

La Princesa Diana de Gales con un mar de fotógrafosLa Princesa Diana de Gales con un mar de fotógrafos

Ya por aquel entonces, en 1996, la BBC había abierto una investigación interna sobre esos documentos probadamente falsos que se decía que Bashir había utilizado en beneficio propio para conseguir la entrevista con Lady Di. En su momento, se publicó lo siguiente: "La BBC ha podido, de forma independiente, verificar que esos documentos no se utilizaron, lo que no tuvo ninguna relación, directa o indirecta, con la entrevista de 'Panorama' con la Princesa de Gales". Años más tarde, en 2004, el libro 'Diana: In Pursuit of Love' de Andrew Morton publicó que el periodista sí le mostró tanto a Diana de Gales como a su hermano estos documentos falsos.

Sunday Times ha intentado ponerse ahora en contacto con el propio Martin Bashir para hablar con él sobre estos hechos pero la propia BBC ha alegado que no podían hablar con él por no se encuentra bien. A pesar de ello, un representante apuntó que "las cuestiones relacionadas con la entrevista de 'Panorama' con la Princesa de Gales y, en particular, la falsificación de los extractos bancarios fueron aclarados por la prensa en ese momento" y que las noticias de su momento "recogen que Martin le había explicado a la cadena que los documentos se le había mostrado al Conde Spencer y que no se le habían hecho llegar a la Princesa", sino que el periodista había conocido a Lady Di "antes de que existieran los documentos y que ella misma reconoció por escrito que dichos documentos no influyeron en su decisión" a la hora de conceder dicha entrevista.

El mayordomo de Lady Di, sobre cómo fueron los encuentros secretos

Con la polémica entrevista puesta de nuevo en el foco de la noticia, ahora ha sido el por aquel entonces mayordomo de Lady Di, Paul Burrell, el que ha querido contar cómo se produjeron los encuentros previos entre Martin Bashir y la todavía esposa del Príncipe Carlos hasta llegar al rodaje de aquella entrevista que dinamitaría de una vez por todas el matrimonio.

Lady Di en su escandalosa entrevista en televisiónLady Di en su escandalosa entrevista en televisión

La primera vez que Diana de Gales le mencionó al conocido periodista fue un mes antes de que se emitiese cuando le pidió que fuera a buscar "a alguien" y que era "un secreto, no queremos que nadie se entera", desvela Burrell en 'Diana: An Interview that Shocked the World', un documental de Canal 5 sobre esta polémica entrevista y que se emitirá el próximo domingo 11 de octubre. "Recuerdo que fui en mi coche a recoger a Martin Bashir y se acostó en el asiento trasero y lo cubrí con una manta".

Y así fue como el periodista entró por primera vez en Kensignton Palace por primera vez :"Era como un niño pequeño saltando por las escaleras", recuerda: "Para él fue muy emocionante". Fue así como se fue fraguando la amistad entre entrevistador y entrevistado. Algo que el propio Burrell nunca creyó que acabase como acabó: "Pensé que la Princesa, que en ese momento tenía pocos amigos, ahora tenía información privilegiada dde la BBC, alguien de los medios que recibiría sus consejos", pero no fue así: "No pensé que la amistad se convertiría en una entrevista importante".

Te puede interesar