El adiós definitivo a 'OT 2017': la edición que marcó a una generación

UNA ETERNA DESPEDIDA

El adiós definitivo a 'OT 2017': la edición que marcó a una generación

Los concursantes del talent musical dijeron adiós por todo lo alto con un segundo concierto en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

El adiós definitivo a 'OT 2017': la edición que marcó a una generación

Aunque parezca mentira, 'OT 2017' ha llegado a su fin de manera definitiva. Es cierto que ha sido una eterna despedida llena de vueltas al escenario y constantes reencuentros entre los concursantes de la edición pero con el segundo concierto en el Palau Sant Jordi en este mes, los jóvenes dicen adiós después de haber marcado a una generación para siempre, como en su día sucedió con 'OT 1'.

Los que fueran concursantes se subían al escenario para despedirse como mejor saben hacerlo, cantando y dejaron a todo el público emocionado con sus actuaciones en las que se apreciaba un toque de 'adiós' y, en el caso de algunos, asomaban las lágrimas que anunciaban despedida. Ana Guerra pedía al público que cantara porque se le quebraba la voz durante su canción con Amaia Romero 'Todas las flores'.

Raoul Vázquez tampoco podía contener la emoción sobre el escenario al ver que una de las etapas más buenas de su vida se cerraba. Miriam Rodríguez sacaba toda la garra que lleva dentro para cantar a capella y hasta sin micro 'No', marcando el ritmo con el tacón de su bota llegando a hacer un divertido agujero sobre el escenario. Todo fueron palabras de agradecimiento a los que les han seguido desde el principio, algo que se trasladó a las redes sociales.

Los mensajes de muchos de los concursantes han sido especiales y bonitos, como en el caso de Mimi, que comentaba: "Gracias a vosotros por estar ahí, no nos olvidéis porfi". Alfred mostraba su alma en Instagram: "OT siempre vivirá en mí. Siempre llevaré el número 1016 con orgullo en el pecho y a esas 15 compañeras y compañeros de camino también, por dentro, en el corazón. Admiración e inspiración. Gracias a todxs por hacerlo posible".

Gestos de complicidad y cariño

Así como en el primero de los dos conciertos del Palau se pudo ver algo más de tensión entre las exparejas, algo que iba a estar en el punto de mira, en este segundo concierto la complicidad reinó por encima de todo. Aitana y Cepeda cantaron su 'No puedo vivir sin ti' algo más cercanos que en la vez anterior y el gallego besó a la catalana en un moflete con mucha intensidad cuando terminaron de cantar, fundiéndose después en un abrazo. Por su parte, Amaia y Alfred también se dedicaron gestos de cariño que se hicieron más evidentes tras cantar 'Camina' y saludar todos en el centro del escenario. Abrazos de ambos, así como de Aitana y Cepeda, llenaban de ilusión a los allí presentes, gente a la que esta edición de 'OT' les ha marcado para siempre.

Te puede interesar