Sentencia Nóos: Iñaki Urdangarín, condenado a 6 años y 3 meses de cárcel y la Infanta Cristina queda absuelta

CASO NÓOS

Sentencia Nóos: Iñaki Urdangarín, condenado a 6 años y 3 meses de cárcel y la Infanta Cristina queda absuelta

8 meses después del final del juicio, se ha conocido el contenido de la sentencia del Caso Nóos para las 17 personas encausadas.

Sentencia Nóos: Iñaki Urdangarín, condenado a 6 años y 3 meses de cárcel y la Infanta Cristina queda absuelta

Iñaki Urdangarín entra a declarar andando al juzgado de PalmaIñaki Urdangarín entra a declarar andando al juzgado de Palma

El tiempo fue pasando, y todo se ponía cada vez peor para Urdangarín. Sin embargo, la gran sorpresa llegó en abril de 2013, cuando el juez Castro imputó a la Infanta Cristina por su responsabilidad en Aizoon, empresa compartida al cincuenta por ciento por el matrimonio Urdangarín de Borbón. Comenzó así la guerra entre el juez y el fiscal Horrach, que no vio, ve ni verá delito en la actuación de la hermana de Felipe VI.

Un mes más tarde recibió una gran noticia, ya que la Audiencia de Palma retiró la imputación. Cristina de Borbón pudo respirar tranquila hasta que el 7 de enero de 2014 Castro le imputó por blanqueo de capitales y dos delitos fiscales. Esta vez no se libró y tuvo que declarar el 8 de febrero de ese año.

La Infanta Cristina declara como imputadaLa Infanta Cristina declara como imputada

Su comparecencia fue como se esperaba: respondió con evasivas, negó todas las acusaciones y basó su desconocimiento en la confianza ciega que tenía hacia su marido, del que se fiaba totalmente. El juez Castro no la creyó, y el 25 de junio de 2014 anunció que seguía imputada. Posteriormente, la Audiencia de Palma le retiraba la imputación por blanqueo y le mantuvo los dos delitos fiscales. Cristina de Borbón tendría que ir a juicio, pero podía dar gracias, ya que se le había retirado el delito más grave.

Un juicio histórico

El 11 de enero de 2016 empezó el juicio por el Caso Nóos. Uno de los imputados, Miguel Tejeiro, cuñado de Torres, pasó de imputado a testigo tras alcanzar un acuerdo con Manos Limpias, que retiró la única acusación que pesaba sobre él. Iñaki Urdangarín y Diego Torres unieron fuerzas por primera vez para ir contra el que fuera contable de Nóos.

Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina en la primera sesión del juicio por el Caso Nóos en Palma de MallorcaIñaki Urdangarín y la Infanta Cristina en la primera sesión del juicio por el Caso Nóos en Palma de Mallorca

El 'gran' momento del exjugador de balonmano fue el 26 de febrero, cuando se sentó frente a las juezas Rocío Martín, Samantha Romero y Eleonor Moyà y escuchó las preguntas del fiscal Horrach, que pidió para él 19 años y medio de cárcel. Urdangarín se mostró nervioso, negó encargarse de las facturas y acusó a Miguel Tejeiro. Al mes siguiente llegó de nuevo su turno de declarar, y en esta ocasión confesó que todo lo que se hacía en Nóos contaba con la supervisión de Casa Real, desmintió que el Rey Juan Carlos hubiera mediado en sus negocios y desvinculó de nuevo a la Infanta Cristina de Aizoon.

En el caso de Cristina de Borbón, no logró zafarse del juicio al no aceptarse la Doctrina Botín. El 3 de marzo, la Infanta Cristina declaró por primera vez en el juicio, matizando que solo respondería a su abogado, y no a la acusación popular, que fue la única que quiso preguntar a la señora Borbón.

La abogada Virginia López Negrete, abogada de Manos Limpias, realizó una serie de preguntas que tuvieron como respuesta silencio y más silencio, solo interrumpido por las quejas de la jueza Samantha Romero, cabreada por las valoraciones introducidas en las preguntas. Cuando llegó el turno de las cuestiones de su letrado Pau Molins, la acusada recuperó el habla. A grandes rasgos, la Infanta Cristina negó conocer lo que se había pagado con Aizoon y aseguró desconocer la actividad de la empresa.

La Infanta Cristina declara en el juicio por el Caso NóosLa Infanta Cristina declara en el juicio por el Caso Nóos

El 22 de junio terminó el juicio, quedando visto para sentencia. Se esperaba para el otoño, pero la falta de acuerdo entre las tres juezas del tribunal que presidieron el proceso no se ponían de acuerdo. Rocío Martín estaba en contra de una sentencia que consideraba que era favorable y a la baja para Iñaki Urdangarín y Diego Torres. Como se buscaba la unanimidad, Romero suplicó una prórroga al Tribunal Superior de Baleares, concediéndose de plazo hasta el 31 de marzo. Finalmente no ha hecho falta tanto tiempo, y el 17 de febrero se ha conocido una sentencia histórica por afectar a quien ha afectado, dos antiguos miembros de la Familia Real Española que jamás creyeron que tendrían que verse en un trance así.

Iñaki Urdangarín entra a declarar andando al juzgado de PalmaIñaki Urdangarín entra a declarar andando al juzgado de Palma

El tiempo fue pasando, y todo se ponía cada vez peor para Urdangarín. Sin embargo, la gran sorpresa llegó en abril de 2013, cuando el juez Castro imputó a la Infanta Cristina por su responsabilidad en Aizoon, empresa compartida al cincuenta por ciento por el matrimonio Urdangarín de Borbón. Comenzó así la guerra entre el juez y el fiscal Horrach, que no vio, ve ni verá delito en la actuación de la hermana de Felipe VI.

Un mes más tarde recibió una gran noticia, ya que la Audiencia de Palma retiró la imputación. Cristina de Borbón pudo respirar tranquila hasta que el 7 de enero de 2014 Castro le imputó por blanqueo de capitales y dos delitos fiscales. Esta vez no se libró y tuvo que declarar el 8 de febrero de ese año.

La Infanta Cristina declara como imputadaLa Infanta Cristina declara como imputada

Su comparecencia fue como se esperaba: respondió con evasivas, negó todas las acusaciones y basó su desconocimiento en la confianza ciega que tenía hacia su marido, del que se fiaba totalmente. El juez Castro no la creyó, y el 25 de junio de 2014 anunció que seguía imputada. Posteriormente, la Audiencia de Palma le retiraba la imputación por blanqueo y le mantuvo los dos delitos fiscales. Cristina de Borbón tendría que ir a juicio, pero podía dar gracias, ya que se le había retirado el delito más grave.

Un juicio histórico

El 11 de enero de 2016 empezó el juicio por el Caso Nóos. Uno de los imputados, Miguel Tejeiro, cuñado de Torres, pasó de imputado a testigo tras alcanzar un acuerdo con Manos Limpias, que retiró la única acusación que pesaba sobre él. Iñaki Urdangarín y Diego Torres unieron fuerzas por primera vez para ir contra el que fuera contable de Nóos.

Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina en la primera sesión del juicio por el Caso Nóos en Palma de MallorcaIñaki Urdangarín y la Infanta Cristina en la primera sesión del juicio por el Caso Nóos en Palma de Mallorca

El 'gran' momento del exjugador de balonmano fue el 26 de febrero, cuando se sentó frente a las juezas Rocío Martín, Samantha Romero y Eleonor Moyà y escuchó las preguntas del fiscal Horrach, que pidió para él 19 años y medio de cárcel. Urdangarín se mostró nervioso, negó encargarse de las facturas y acusó a Miguel Tejeiro. Al mes siguiente llegó de nuevo su turno de declarar, y en esta ocasión confesó que todo lo que se hacía en Nóos contaba con la supervisión de Casa Real, desmintió que el Rey Juan Carlos hubiera mediado en sus negocios y desvinculó de nuevo a la Infanta Cristina de Aizoon.

En el caso de Cristina de Borbón, no logró zafarse del juicio al no aceptarse la Doctrina Botín. El 3 de marzo, la Infanta Cristina declaró por primera vez en el juicio, matizando que solo respondería a su abogado, y no a la acusación popular, que fue la única que quiso preguntar a la señora Borbón.

La abogada Virginia López Negrete, abogada de Manos Limpias, realizó una serie de preguntas que tuvieron como respuesta silencio y más silencio, solo interrumpido por las quejas de la jueza Samantha Romero, cabreada por las valoraciones introducidas en las preguntas. Cuando llegó el turno de las cuestiones de su letrado Pau Molins, la acusada recuperó el habla. A grandes rasgos, la Infanta Cristina negó conocer lo que se había pagado con Aizoon y aseguró desconocer la actividad de la empresa.

La Infanta Cristina declara en el juicio por el Caso NóosLa Infanta Cristina declara en el juicio por el Caso Nóos

El 22 de junio terminó el juicio, quedando visto para sentencia. Se esperaba para el otoño, pero la falta de acuerdo entre las tres juezas del tribunal que presidieron el proceso no se ponían de acuerdo. Rocío Martín estaba en contra de una sentencia que consideraba que era favorable y a la baja para Iñaki Urdangarín y Diego Torres. Como se buscaba la unanimidad, Romero suplicó una prórroga al Tribunal Superior de Baleares, concediéndose de plazo hasta el 31 de marzo. Finalmente no ha hecho falta tanto tiempo, y el 17 de febrero se ha conocido una sentencia histórica por afectar a quien ha afectado, dos antiguos miembros de la Familia Real Española que jamás creyeron que tendrían que verse en un trance así.

Te puede interesar