Diego Torres, Pepote Ballester, Jaume Matas, Salvador Trinxet y los Tejeiro, las otras piezas del 'Caso Urdangarín'

'CASO URDANGARÍN'

Diego Torres, Pepote Ballester, Jaume Matas, Salvador Trinxet y los Tejeiro, las otras piezas del 'Caso Urdangarín'

La declaración del Duque de Palma cierra un mes plagado de comparecencias del resto de los implicados en la trama Nóos.

Diego TorresDiego Torres
Iñaki Urdangarín declara este sábado 25 de febrero a las 09:00 horas en el juzgado número 3 de Palma de Mallorca ante el juez José Castro. Pero el Duque de Palma, primer miembro de la Familia Real Española que ha sido imputado, no está solo en el 'Caso Urdangarín'. Antes que él han declarado los otros implicados en la trama Nóos. Los primeros en comparecer ante la Justicia han sido Diego Torres, los hermanos Tejeiro, Ana María, Miguel y Marco Antonio, Salvador Trinxet, Jaume Matas y Jose Luis Ballester, conocido como Pepote Ballester.

Diego Torres Pérez, nacido en la ciudad menorquica de Mahón en 1965, trabajó como profesor asociado del departamento de Política de Empresa de ESADE, lugar en el que conoció al Duque de Palma cuando este estudió un Máster en Formación e Intervención de Empresas y Máster en Business Administration. Torres era un profesional especializado en patrocinio deportivo y mecenazgo, así como en responsabilidad social corporativa y había fundado el Instituto Nóos en 1999. Por su parte, el Duque de Palma, ya retirado del balonmano y con sus aspiraciones rotas de ascender en el COE buscaba triunfar en los negocios, y Torres un nombre con el que medrar, por lo que ambos se embarcaron en una aventura empresarial en el Instituto Nóos.

Entre 2004 y 2006, Iñaki Urdangarín fue presidente del Instituto Nóos, cargo que tuvo que abandonar por orden de Casa del Rey, por lo que Diego Torres ocupó su puesto. A pesar de ello, su relación profesional continuó hasta que en 2008 rompieron de forma poco amistosa, y es que según declaró el imputado Miguel Zorio, Urdangarín acusó a Torres de robarle, mientras que el exprofesor señaló que Urdangarín no trabajaba y solo buscaba beneficios. El 6 de junio de 2011 las cosas se ponían difíciles para Torres debido a que el juez José Castro le imputó en el caso Palma Arena; además Torres era señalado por la policía judicial como el gran cerebro de la trama Nóos. Siete meses después de la imputación, Torres acudía a declarar en los juzgados de Palma de Mallorca, sin embargo se acogió a su derecho a no declarar.

Pepote culpó a Urdangarín y exculpó a la Infanta

Quien sí declaró fue Jose Luis Ballester, conocido como Pepote Ballester, exdeportista de élite, y director general de Deportes del Gobierno Balear entre 2003 y 2007, que fue imputado el 19 de julio de 2011. Pese a no pertenecer al Partido Popular, Jaume Matas le fichó por sus éxitos deportivos, además de por su amistad con las Infantas Elena y Cristina y con el Príncipe Felipe. La relación de Pepote con la Familia Real no solo llegaba a los hijos de los Reyes, sino que también estaba vinculado con Iñaki Urdangarín, con quien coincidió a finales de los 80 en la Residencia Joaquín Blume de Barcelona para deportistas de élite, donde entablaron una amistad que ahora se ha roto para siempre.

La Infanta Cristina y el Príncipe Felipe con Pepote Ballester el día de su bodaLa Infanta Cristina y el Príncipe Felipe con Pepote Ballester el día de su boda

Y es que Ballester alcanzó un pacto con Anticorrupción para confesar y dio las claves que complicaron la situación de Iñaki Urdangarín. Además, señaló que el Duque de Palma fue quien obtuvo contratos por casi tres millones de euros, apuntando también al expresidente Matas como a la persona que los admitió. Pepote también apuntó que recibió órdenes de contratar siempre a empresas de Urdangarín. Asimismo, en su extensa declaración, Pepote alejó a la Infanta Cristina de toda sospecha confirmando que desconocía que Doña Cristina tuviera conocimiento de los negocios de su marido y que no participó en ninguna reunión. Sin embargo afirmó que habían tratado temas laborales en Marivent y que había recibido la orden de Matas de que aceptase todo lo que viniese de Iñaki Urdangarín.

Matas calificó al Duque como un aval de garantía

El propio Matas, presidente de Illes Balears entre 2003 y 2007, fue quien según Pepote le dijo: "déjalo correr y paga", en referencia a las peticiones que le habría hecho Iñaki Urdangarín. También reconoció que habia hecho negocios con el Duque de Palma por ser quien es y lo que representa, señalando que era "un aval de garantía".

Por su parte, Miguel Tejeiro Losada era asesor financiero y fiscal de Iñaki Urdangarín y Diego Torres y presunto cerebro del plan de facturas cruzadas para desviar cantidades millonarias desde Nóos; su hermano Marco Antonio era el administrador de las empresas de la trama, mientras que Ana María Tejeiro, esposa de Diego Torres, era testaferro de su marido en algunas sociedades y figura como responsable del área jurídica fiscal.

Los Duques de Palma y Jaume MatasLos Duques de Palma y Jaume Matas

Finalmente Salvador Trinxet es la pieza que apareció más tarde en las vidas de los protagonistas de la trama, pues se le acusa de ser el máximo responsable de la evasión fiscal a la que presuntamente recurrió Nóos para llevar dinero a paraísos fiscales cuando Miguel Tejeiro admitió que no tenía las nociones de fiscalidad internacional necesarias para realizarlo.

Te puede interesar