Iñaki Urdangarín culpa a Diego Torres y desvincula a la Infanta Cristina en su declaración

'CASO URDANGARÍN'

Iñaki Urdangarín culpa a Diego Torres y desvincula a la Infanta Cristina en su declaración

El Duque de Palma ha ofrecido una extensa y minuciosa comparecencia en la que se ha desvinculado de la realización de contratos y de la administración de Nóos.

Iñaki Urdangarín a la salida del juzgadoIñaki Urdangarín
Tras la pausa ordenada por el Juez José Castro a las 14:00 horas, Iñaki Urdangarín regresó al juzgado número 3 de Palma de Mallorca hacia las 15:30 horas junto a su abogado, Mario Pascual Vives, para seguir declarando ante el magistrado, los fiscales y las partes allí presentes. En esta ocasión, el Duque de Palma no hizo declaraciones ante los medios allí presentes, tal y como ocurrió cuando abandonó el juzgado por primera vez, si bien es cierto que contestó afirmativamente y mostró una leve sonrisa cuando fue preguntado por cómo marchaba la comparecencia.

La declaración, que según ha anunciado el juez José Castro no se prolongará más allá de este sábado 25 de febrero aunque todo depende de cómo evolucione, ha servido para que Iñaki Urdangarín dé su versión de los hechos, se defienda y aporte claridad a la trama 'Nóos'. Por su parte, Don Iñaki está protagonizando una declaración larga, pues ha sido claro y minucioso en sus respuestas según los testigos presentes.

Urdangarín se reunió en Marivent con Matas y Pepote

A lo largo de la extensa comparecencia, el Duque de Palma ha cargado con el que fuera su socio en el Instituto Nóos y presunto cerebro de la trama, Diego Torres, pues señaló que él no era quien decidía en materia de contratación porque no era administrador, además de señalar que no es experto en contratación pública. Asimismo, ha respondido a algunas preguntas en ese sentido asegurando que no sabe nada, culpando de ese modo a Torres, quien se negó a declarar cuando fue citado como imputado.

Mario Pascual Vives e Iñaki UrdangarínMario Pascual Vives e Iñaki Urdangarín

Por otro lado ha admitido que se reunió en el Palacio de Marivent, residencia de la Familia Real en Mallorca, con el expresidente de Baleares Jaume Matas y con el exdirector general de Deportes del Gobierno Balear Pepote Ballester, cuyo testimonio fue clave para la imputación del Duque, pues fue él quien dio las claves contra el marido de la Infanta Cristina. En esta reunión se negoció que el Gobierno de las islas patrocinara el equipo ciclista Banesto pero él no realizó el contrato y se desvinculó de su desarrollo y administración.

El Duque ha reconocido ser administrador de Aizoon -y solo de Aizoon-, la empresa que comparte al 50 por ciento con la Infanta Cristina. En ese sentido ha explicado que el papel de Doña Cristina era puramente testimonial, desvinculándola así de cualquier vínculo con la trama que se investiga. Siguiendo en la línea familiar, Castro ha inquirido al Duque de Palma por la empresa Namaste S.L. en la que sus hijos aparecían como socios, a lo que contestó que le hacía ilusión tener una empresa familiar.

Iñaki Urdangarín ha declarado ante el juez José CastroIñaki Urdangarín ha declarado ante el juez José Castro

En la comparecencia, Iñaki Urdangarín ha tenido que explicar su papel en el entramado societario formado por Nóos Consultoría Estratégica, Virtual Strategies, Shiriaimas y Aizoon S.L. y ha reconocido ante el juez José Castro que Casa del Rey instó al Duque de Palma a que abandonase sus negocios privados al frente del Instituto Nóos, citando como fecha marzo de 2006. Pese al empeño de Iñaki Urdangarín, que no estaba dispuesto a dejarlo todo así como así, Casa Real consiguió que dejase sus actividades privadas y tras la intercesión del Rey, el Duque de Palma obtuvo un trabajo en Teléfónica en 2006. Tres años después aceptaba un puesto de la misma empresa para Washington, por lo que los Urdangarín de Borbón se traslaron a la capital de Estados Unidos.

Iñaki Urdangarín entró a declarar andando

Iñaki Urdangarín entraba este sábado 25 de febrero minutos antes de que el reloj marcara las 09:00 horas. Entre gritos y abucheos de los manifestantes congregados en la calle Parellades, el Duque de Palma ha caminado los en torno a 35 metros que separan esta vía de las puertas del juzgado junto a su abogado y portavoz oficial, Mario Pascual Vives. Una vez en el recinto, Iñaki Urdangarín, impecablemente vestido aunque con gesto serio, se ha parado para realizar unas declaraciones ante los medios congregados.

Durante algo menos de medio minuto de comparecencia, el Duque de Palma ha señalado: "Comparezco hoy para demostrar mi inocencia, mi honor y mi actividad profesional. Durante estos años he ejercido mis responsabilidades y he tomado decisiones de manera correcta con total transparencia. Mi intención en el día de hoy es aclarar la verdad de los hechos y estoy convencido de que la declaración de hoy contribuirá a demostrarlo. Muchísimas gracias a todos, muchísimas gracias por su atención".

Iñaki Urdangarín atiende a los medios antes de entrar a declararIñaki Urdangarín atiende a los medios antes de entrar a declarar

Una vez finalizada su declaración ante los medios de comunicación, el Duque ha entrado al juzgado para enfrentarse a su comparecencia ante el juez José Castro, magistrado que le imputó en los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, fraude y falsedad documental

Iñaki Urdangarín declara ante el juez José Castro

Una vez en la sala de visitas F, una estancia de en torno a 20 metros cuadrados, Iñaki Urdangarín se sentó en una silla frente a José Castro, magistrado que le imputó y titular del juzgado número 3, quien tiene tras de sí un retrato de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I de España.

Junto a Castro estaban sentados el secretario judicial y la persona encargada de transcribir la declaración de Urdangarín, pues se aceptó la petición de que no se grabase la comparecencia del Duque de Palma ni en audio ni en vídeo, por lo que sus palabras han sido recogidas en papel y registrado en soporte informático.

El juez José CastroEl juez José Castro

A la derecha de Don Iñaki se han sentado Virginia López, de Manos Limpias, Antonia Perelló, responsable de la Abogacía de Baleares y los fiscales de Anticorrupción de Baleares Pedro Horrach y Juan Carrau, ambos vinculados al Caso Palma Arena. A la izquierda han estado Antonio Alberca, letrado de Jaume Matas, Manuel González-Peeters, abogado de Diego Torres, Ángel Aragón, letrado de Pepote Ballester, y finalmente Mario Pascual Vives, portavoz oficial del Duque de Palma.

Protestas contra Iñaki Urdangarín y la Familia Real

En torno a 500 personas se agolparon en los alrededores del juzgado para esperar al Duque de Palma. Muchos de ellos han proferido gritos de protesta contra la persona de Iñaki Urdangarín, aunque salvo una mujer de 60 años que ha lanzado huevos al vehículo del Duque, ningún otro manifestante ha intentado agredir físicamente al esposo de la Infanta Cristina. Asimismo, mientras Don Iñaki declaraba ha ocurrido un incidente entre algunos manifestantes y la Policía que no ha tenido mayores consecuencias.

Protestas ciudadanas con motivo de la declaración de Iñaki UrdangarínProtestas ciudadanas con motivo de la declaración de Iñaki Urdangarín

No obstante, algunos de estos convocados han lanzado consignas en favor de la proclamación de la República, contra la Familia Real Española en su conjunto y contra el propio Duque. Algunos de ellos han aparecido con caretas de miembros de la Primera Familia y con carteles en los que se podía leer 'Nóos forramos'. Destacó también una mujer ataviada con un disfraz de preso que portaba un cartel que señalaba: "Iñaki noos vemos en tu nuevo palacete. Tu nuevo socio".

Por otro lado, la Infanta Cristina se ha erigido en el gran apoyo de Iñaki Urdangarín pues fue previsiblemente la persona que medió con el Rey para que finalizara la política de aislamiento contra el Duque de Palma a raíz del 'Caso Urdangarín' por parte de la Casa Real. Además, la Infanta voló a Madrid para estar con su marido, con quien se alojó en el pabellón de invitados de Zarzuela, antes de partir a Palma de Mallorca e instalarse en el Palacio de Marivent, donde se asentarán hasta que su presencia deje de ser requerida en la capital balear.

Te puede interesar