La recepción de los Reyes Felipe y Letizia y la Reina Sofía en Mallorca: cambio de escenario, complicidad y 'estilo british'

RECEPCIÓN EN MARIVENT

La recepción de los Reyes Felipe y Letizia y la Reina Sofía en Mallorca: cambio de escenario, complicidad y 'estilo british'

Don Felipe y Doña Letizia, acompañados por la Reina Sofía, abrieron por primera vez Marivent a una recepción que recordó en cierto modo a las garden parties de la Familia Real Británica.

La recepción de los Reyes Felipe y Letizia y la Reina Sofía en Mallorca: cambio de escenario, complicidad y 'estilo british'

Uno de los actos habituales dentro de la estancia de verano de la Familia Real en Mallorca es la recepción ofrecida a las autoridades de las Illes Balears y a una representación de la sociedad balear. En tiempo de Juan Carlos I se ofrecía una cena a las autoridades baleares, pero al subir al trono Felipe VI dictaminó que además de las personas con relevancia política era necesario invitar también a representantes de la sociedad balear que hubieran destacado por el motivo que fuera.

Los Reyes Felipe y Letizia y la Reina Sofía en la recepción a la sociedad balear en MariventLos Reyes Felipe y Letizia y la Reina Sofía en la recepción a la sociedad balear en Marivent

Y así se ha hecho desde entonces en el que supone uno de los pocos actos oficiales que comparten los Reyes Felipe y Letizia con la Reina Sofía, que, desaparecida la tradición de la Misa de Pascua en Palma, solo vuelven a coincidir a nivel institucional en los Premios Princesa de Asturias cada octubre en Oviedo. En el verano de 2022 no ha habido sorpresas a este respecto y un año más esta recepción ha contado con los Reyes y Doña Sofía, pero sí se produjo un enorme cambio al optar por otro escenario.

Era costumbre que la recepción se celebrara en el Palacio Real de La Almudaina de Palma, donde el Rey comienza su estancia en Mallorca recibiendo a las autoridades de Illes Balears, pero la Familia Real optó por abrir por primera vez para este acto Marivent, la residencia en la que permanecen unos días entre julio y agosto en el caso de los Reyes y sus hijas, y varias semanas en el caso de la Reina Sofía e Irene de Grecia, esta última siempre ausente en la recepción al no ser miembro de la Familia Real. Curiosamente ocurrió lo contrario con el despacho de verano entre Felipe VI y Pedro Sánchez, que tuvo el martes 2 de agosto de 2022 en La Almudaina, en lugar de en Marivent, como solía ser habitual.

El Felipe y la Reina Sofía del brazo en la recepción a la sociedad balear en MariventEl Felipe y la Reina Sofía del brazo en la recepción a la sociedad balear en Marivent

Eran las 21:00 horas cuando apareció la Familia Real. Don Felipe y Doña Letizia, acompañados de la Reina Sofía llegaron juntos mostrando una gran complicidad sobre todo en el caso de suegra y nuera. Tras acontecimientos pasados que prefieren no recordar, ambas prefieren mostrar una sintonía que no parezca forzada, y Marivent parece el escenario perfecto para dejar ver que el pasado ha quedado atrás.

Felipe VI dejó que Doña Letizia y Doña Sofía compartieran confidencias, que charlaran brevemente antes de los besamanos y que se mostraran cómplices. Nada gusta más a Don Felipe que su esposa y su madre se lleven bien, o al menos que tengan una relación cordial y que lo dejen ver en público. La Monarquía es imagen y hay veces que la Familia Real lo recuerda.

La Reina Letizia y la Reina Sofía, muy cómplices en la recepción a la sociedad balear en MariventLa Reina Letizia y la Reina Sofía, muy cómplices en la recepción a la sociedad balear en Marivent

Más allá de la complicidad llamó la atención, aparte de que Felipe VI haya llevado corbata pese al calor y la humedad (el protocolo es más fuerte que el calor estival mallorquín), el intenso bronceado de la Reina Letizia. Ya en Madrid estaba morena, y al llegar a Marivent, donde hay a su disposición una piscina y mucho espacio para tomar el sol y broncearse, ha cogido todavía más color, lo que se acentuó con respecto a su paso por el Atlàntida Mallorca Film Fest 2022 o su visita a Valldemossa quizás porque ha tenido más tiempo para tomar el sol y por la elección de su atuendo, que fue otro detalle llamativo.

Doña Letizia, siempre un modelo de estilo, se enfundó un vestido firmado por Charo Ruiz, firma balear, llamado Aryana. De color naranja, lleva un estampado con cactus verdes y amarillos perfecto para las noches de verano. Se calzó además unas alpargatas también naranjas.

Los Reyes Felipe y Letizia y la Reina Sofía saludan a Joan Monar Martínez en la recepción a la sociedad balear en MariventLos Reyes Felipe y Letizia y la Reina Sofía saludan a Joan Monar Martínez en la recepción a la sociedad balear en Marivent

Comenzó entonces el besamanos en la explanada frente al Palacio de Marivent, el lugar que ocupan Doña Sofía y la Princesa Irene, por el que pasaron unas 400 personas empezando por las autoridades de Baleares. Tras 10 minutos de saludos, la Familia Real caminó hacia el final de la explanada, donde se habían colocado las mesas de cóctel para disfrutar de un menú servido por Santi Taura en el que destacaron exquisiteces como mini pastel de berenjenas, canuto crujiente de tartar de atún picante, gamba roja con arroz y huevo frito, gilda de bacalao, así como tomates y piparras y ceviche de marisco en su concha, entre otros platos.

El estilo de la Familia Real Británica

Se fueron formando corrillos en los que participaban los Reyes y la Reina Sofía, a veces juntos y otras veces separados para llegar a más gente. Esta forma de actuar y haber elegido este lugar, su casa, o al menos los jardines de la residencia que ocupan en verano, hace recordar a las famosas garden parties que cada primavera se celebran en Buckingham Palace y Holyroodhouse.

Los Reyes Felipe y Letizia y la Reina Sofía hablando con invitados a la recepción a la sociedad balear en MariventLos Reyes Felipe y Letizia y la Reina Sofía hablando con invitados a la recepción a la sociedad balear en Marivent

En esos eventos, los royals comparten durante unas horas, eso sí, durante el día, charlas acompañadas con comida y bebida con personas que han sido invitadas por el mérito que se considere. Este estilo de recepción más desenfadado y en este escenario ha recordado a estas garden parties que suelen ser todo un éxito. De la Familia Real Británica se pueden tomar buenas ideas, y esta es una de ellas, al menos para esta recepción en Mallorca.

Te puede interesar