El homenaje al Duque de Edimburgo por su centenario que sigue adelante a pesar de su muerte

UN SIGLO

El homenaje al Duque de Edimburgo por su centenario que sigue adelante a pesar de su muerte

La Reina Isabel ha dado su visto bueno a un homenaje por el centenario que el Duque de Edimburgo no llegó a cumplir.

El homenaje al Duque de Edimburgo por su centenario que sigue adelante a pesar de su muerte

No era ningún secreto que la Casa Real Británica preparaba una serie de homenajes para celebrar el centenario del Duque de Edimburgo, y todo ello a pesar de que el propio Príncipe Felipe había expresado su deseo de no formar ningún alboroto por mucho que alcanzara los 100 años. Ni se le había pasado por la cabeza contar con un desfile en su honor como cuando la Reina Madre llegó al siglo de vida en 2002, y desde luego en Buckingham Palace no pensaban llegar tan lejos, si bien en ese sentido la pandemia tampoco permitía grandes festejos.

El Príncipe Felipe, Duque de EdimburgoEl Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo

Lamentablemente, el Duque de Edimburgo murió el 9 de abril de 2021 a los 99 años, cuando solo le faltaban dos meses y un día para los 100 años. Evidentemente no puede haber celebraciones como tal porque no llegó al siglo, pero eso no quiere decir que alguno de los homenajes previstos no pueda seguir adelante.

Así, al menos uno de ellos sí tiene lugar al haber obtenido el permiso de la Reina Isabel, que a pesar de haber perdido al que fue su marido durante 73 años no pretende que todo se cancele. En concreto, se puede ver una exposición que ha obtenido el beneplácito de la Monarca y que honra la vida del Duque de Edimburgo.

Apoyo al Royal Collection Trust

La muestra en honor al consorte más longevo tiene lugar en Windsor Castle, y de acuerdo con The Mirror repasará la boda con la entonces Princesa Isabel en 1947, momentos familiares, su carrera en la Marina Británica, su labor filantrópica y caritativa o su pasión por las carreras de carruajes.

La Reina Isabel, a la que se va a dar un tour privado, no dudó en dar su visto bueno no solo para honrar al Duque de Edimburgo, sino también para ayudar al Royal Collection Trust, muy afectado por la pandemia con la caída del turismo, que ha supuesto numerosas pérdidas por la falta de unos ingresos que suelen ser muy elevados ante la gran cantidad de visitas que tienen las exposiciones y las residencias reales que están abiertas al público.

Te puede interesar