Las canas de Carolina de Mónaco, la formalidad de Stefano y Francesco Casiraghi y el futuro prometedor de Jacques de Mónaco

DÍA NACIONAL

Las canas de Carolina de Mónaco, la formalidad de Stefano y Francesco Casiraghi y el futuro prometedor de Jacques de Mónaco

El atípico Día Nacional de Mónaco estuvo marcado por ausencias, pero también por las presencias de cuatro de los pequeños de la dinastía.

Las canas de Carolina de Mónaco, la formalidad de Stefano y Francesco Casiraghi y el futuro prometedor de Jacques de Mónaco

Si hay un adjetivo para describir cómo ha sido el Día Nacional de Mónaco 2020 es atípico, como resulta todo o casi todo debido a la pandemia. Eso no quiere decir que sea mucho peor, sino diferente. Hubo Te Deum, aunque con menos presencia de lo habitual en la Catedral de San Nicolás, e igualmente la Familia Real se reunió en el patio del Palacio Grimaldi, donde Alberto de Mónaco pasó revista a las tropas e impuso la Orden de Grimaldi a la Cruz Roja Monegasca por su labor en la lucha contra la pandemia. Por si fuera poco, se rindió homenaje por el 15 aniversario de reinado de Alberto II y por los 150 años de la Guardia del Príncipe.

Carolina de Mónaco en el Día Nacional de Mónaco 2020Carolina de Mónaco en el Día Nacional de Mónaco 2020

Se evitaron las aglomeraciones y se eliminó el tradicional saludo de los Grimaldi desde los ventanales del Palacio del Príncipe de Mónaco, algo tan habitual como innecesario para ver perfectamente a los miembros de la dinastía que acudieron y a los que no. Se echó en falta a la Princesa Estefanía, que no suele faltar. No llamó tanto la atención que no estuvieran Carlota Casiraghi, Pauline Ducruet ni Camille Gottlieb, que no suelen asistir a los festejos oficiales.

Quien sí estuvo y acaparó todas las miradas, como es habitual en ella por muchos años que pasen es Carolina de Mónaco. La Princesa de Hannover ocupó el lugar principal pero al mismo tiempo secundario que le corresponde por rango. La Princesa Carolina derrochó estilo con un conjunto en blanco y negro de su firma favorita, Chanel, completando su look con unos guantes blanco y una diadema trenza. Sin embargo, lo que más llamó la atención fueron las canas que adornan su cabello castaño y que ha decidido lucir.

Stefano y Francesco Casiraghi en el Día Nacional de Mónaco 2020Stefano y Francesco Casiraghi en el Día Nacional de Mónaco 2020

Además de Carolina de Mónaco estaban el gran protagonista, el Príncipe Alberto, así como la Princesa Charlene. No faltaron Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, que no acudieron con sus hijos, así como Alexandra de Hannover, Louis Ducruet y Marie Chevallier, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, que sí aparecieron con sus dos vástagos.

Los niños Grimaldi

No es habitual ver en público a Stefano, nacido en 2017, y Francesco Casiraghi, que vino al mundo en 2018, pero si hay una ocasión en la que es posible comprobar cómo van creciendo es con motivo del Día Nacional de Mónaco. En este 2020 se ha visto no solo lo guapos que están y lo adorables que iban con un abrigo marrón a juego, sino lo bien que se portan. Los dos se mantuvieron tranquilos de la mano de su padre, Pierre Casiraghi, y demostraron un saber estar poco común para niños tan pequeños.

Jacques de Mónaco y Gabriella de Mónaco haciendo el saludo militar en el Día Nacional de Mónaco 2020Jacques de Mónaco y Gabriella de Mónaco haciendo el saludo militar en el Día Nacional de Mónaco 2020

Más inquietos estuvieron los hijos de Alberto y Charlene de Mónaco, y más concretamente la Princesa Gabriella, que en ciertos momentos bostezó y no paró quieta. Su hermano se mostró más tranquilo, y luciendo un sombrero de carabinero, dejó claro que se está preparando para seguir los pasos de su padre. No dudó en imitar al Príncipe Alberto cuando podía y realizó el saludo militar. Al verle, la Condesa de Carladès hizo lo mismo, aunque no con el mismo empeño que el Marqués de Baux, que a pesar de su corta edad parece asumir ya que como Príncipe Heredero algún día será él quien tenga que hacer lo que realiza su padre.

Te puede interesar