El Duque de Edimburgo, sometido a una intervención por sus problemas cardíacos

COMUNICADO

El Duque de Edimburgo, sometido a una intervención por sus problemas cardíacos

Buckingham Palace ha emitido una comunicación sobre el estado de salud del Príncipe Felipe, ingresado por una infección y una afección cardíaca ya existente.

El Duque de Edimburgo, sometido a una intervención por sus problemas cardíacos

La Casa Real Británica ha ofrecido información sobre el estado de salud del Duque de Edimburgo para señalar que se ha sometido a una intervención que afortunadamente ha sido un éxito. Sin embargo, su estado de salud todavía hace necesario que se quede durante más tiempo ingresado en lo que supone su mayor estancia en un hospital, superando ampliamente los 11 días que pasó internado en 2013 por una operación de abdomen.

El Duque de Edimburgo en la misa dominical de West NewtonEl Duque de Edimburgo en la misa dominical de West Newton

En concreto, el Príncipe Felipe se sometió con éxito a un procedimiento en relación a la afección cardíaca que ya sufría con anterioridad. Esta intervención se produjo el 3 de marzo de 2021 y aunque todo ha salido bien, Buckingham Palace deja claro que el Duque de Edimburgo seguirá en el St Bartholomew's Hospital para seguir recibiendo tratamiento, descansando y recuperándose hasta que esté plenamente restablecido.

Una infección y un problema cardíaco

El Duque de Edimburgo ingresó en el King Edward VII's Hospital de Londres el 16 de febrero de 2021. La Casa Real Británica no tardó en informar sobre el internamiento del consorte, pero sí esperó una semana antes de comunicar que estaba siendo tratado de una infección. En ese momento no se especificó más, aunque se quiso dejar claro que el Duque de Edimburgo se encontraba relativamente bien y con buen humor, quitando hierro a las especulaciones sobre la gravedad de su condición.

El Duque de Edimburgo en su último acto en el Palacio de BuckinghamEl Duque de Edimburgo en su último acto en el Palacio de Buckingham

Las alarmas saltaron no solo por el ingreso en sí, sino porque a los 4 días de internamiento, el Príncipe Felipe recibió la primera y única visita familiar. El Príncipe Carlos recorrió los 160 kilómetros de distancia que separan Highgrove del King Edward VII's Hospital para reunirse con su padre durante media hora. Que hiciera un viaje tan largo y en plenas restricciones dio pábulo a las rumores sobre un empeoramiento del estado de salud del Duque de Edimburgo.

El 1 de marzo de 2021 Buckingham Palace comunicó que el Duque de Edimburgo había sido trasladado al St Bartholomew's Hospital de Londres. El motivo fue que a la infección se le sumó una afección cardíaca preexistente que complicó la situación del regio paciente. Allí, "los médicos continuarán tratándolo por una infección, además de realizarle pruebas y observaciones en relación a una afección cardíaca preexistente", comunicó la Casa Real Británica en relación al traslado a este centro al que fue llevado para tratar estos problemas cardíacos que han necesitado una intervención.

El Duque de EdimburgoEl Duque de Edimburgo

Además de los comunicados oficiales, que tampoco han sido demasiados, tres miembros de la Familia Real Británica han ofrecido información sobre la salud del Duque de Edimburgo. El primero en hacerlo fue el Príncipe Guillermo, que declaró que el Príncipe Felipe estaba bien y que le estaban vigilando en el hospital. Más tarde fue el Príncipe Eduardo, que manifestó su padre mejoraba y que la Familia Real Británica cruzaba los dedos para que siguiera así.

Horas antes de que Buckingham Palace revelara la intervención, Camilla Parker visitó la iglesia de St Paul de Croydon, que se está utilizando como centro de vacunación. Allí comentó que el Príncipe Felipe estaba mejorando ligeramente, pero que su tratamiento era doloroso en algunos momentos, lo que denotaba que el Duque de Edimburgo no estaba demasiado bien. Al igual que el Conde de Wessex, comentó que seguían cruzando los dedos esperando una pronta recuperación.

Te puede interesar