Del consejo mal entendido del Príncipe Guillermo al Príncipe Harry al regalo de Kate Middleton que Meghan Markle no aceptó

PROBLEMAS FAMILIARES

Del consejo mal entendido del Príncipe Guillermo al Príncipe Harry al regalo de Kate Middleton que Meghan Markle no aceptó

La compleja relación entre los Duques de Cambridge y los Duques de Sussex provocó un distanciamiento que no tiene fácil solución.

Del consejo mal entendido del Príncipe Guillermo al Príncipe Harry al regalo de Kate Middleton que Meghan Markle no aceptó

La relación entre los Duques de Cambridge y los Duques de Sussex ha pasado por enfrentamientos directos e indirectos, momentos de reconciliación y tiempo de esperanza para arreglar las cosas. Lo que ha pasado realmente solo lo saben ellos cuatro, sin embargo el libro 'Finding Freedom' de Omid Scobie y Carolyn Durand no va a servir para que limen asperezas, sino todo lo contrario. Entre los extractos que se han divulgado aparecen algunos detalles ya conocidos, otros desconocidos y algunos ampliados.

El Príncipe Guillermo y Kate Middleton y el Príncipe Harry y Meghan Markle en el I Forum de la Royal FoundationEl Príncipe Guillermo y Kate Middleton y el Príncipe Harry y Meghan Markle en el I Forum de la Royal Foundation

Entre lo que ya se sabía destaca el origen de los problemas fraternales. Todo habría empezado por un consejo del Príncipe Guillermo que el Príncipe Harry se tomó mal, o quizás fue que su hermano mayor no supo expresarse correctamente al referirse a la mujer de la que el Príncipe Harry estaba enamorado.

Cuando supo que el Príncipe Harry iba en serio con Meghan Markle, a la que había conocido en 2016 en una cita a ciegas en Londres, el Príncipe Guillermo tuvo una conversación con él. Eran dos hermanos muy unidos, y al querer ejercer como hermano mayor e intentar proteger al Príncipe Harry, el Duque de Cambridge le dijo: "Tómate todo el tiempo que necesites para conocer a esta chica". Que le dijera que debía pensarlo o tomarse un tiempo antes de ir en serio no sentó bien al Duque de Sussex, que estaba muy enamorado de la entonces actriz. Los autores hablan de que el Príncipe Guillermo quería "asegurarse de que Harry no estuviera cegado por la lujuria". Por si fuera poco, detectó condescendencia y snobismo en la elección de las palabras 'esta chica' para referirse a Meghan Markle. Había estallado la guerra.

Los Príncipes Guillermo y Harry en la boda del Príncipe Harry y Meghan MarkleLos Príncipes Guillermo y Harry en la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle

No fue el único que vio o sigue viendo con recelo a la Duquesa de Sussex, a quien alguien de la Familia Real calificó como 'la corista de Harry', mientras que otros pensaron que había que limitar su cada vez más enorme influencia y poder de atracción. Hubo quien comentó que "Meghan viene con mucho equipaje", mientras que alguien importante dentro de las personas que trabajan para la Casa Real Británica habría confesado: "Hay algo en ella en lo que no confío".

Poca sintonía entre cuñadas

Por si fuera poco, y más allá del incidente con las medias de las damas de honor de la boda de los Duques de Sussex, las cosas tampoco fueron bien entre Kate Middleton y Meghan Markle. Hubo buenos momentos, hubo intentos de llevarse bien e incluso mostraron públicamente que tenían sintonía, pero la realidad es que nunca hubo demasiado feeling entre las cuñadas.

En el citado libro se acusa a la Duquesa de Cambridge de no haber hecho nada para cerrar la grieta surgida entre los hermanos, algo un tanto extraño teniendo en cuenta la excelente relación entre el Príncipe Harry y el dolor que le ha provocado el distanciamiento familiar. Se comenta que Meghan Markle estaba decepcionada porque esperaba un poco de ayuda por parte de su cuñada, que sabía bien lo que era entrar en la Familia Real Británica y hacerse su sitio con éxito. Los autores señalan que aunque la prensa las enfrentaba, no tenían una nada en contra de la otra, aunque sentían que tampoco tenían nada en común más allá de haberse casado con los hijos del Príncipe de Gales y de vivir en Kensington Palace, siendo esto último algo que tampoco duró mucho.

Eso sí, habría habido situaciones incómodas. Se cuenta también que ambas fueron de compras un día al mismo sitio, pero Kate Middleton fue en su propio coche y dejó a Meghan Markle sola. Por otro lado, Vanity Fair USA añade que buscando la paz entre ellas y por extensión en las dos parejas, la Duquesa de Cambridge envió flores a la Duquesa de Sussex, sin embargo, no quiso aceptarlas porque consideraba que no era suficiente. Había ya poco que hacer.

Te puede interesar