La involuntaria competición entre royals que Carlos de Luxemburgo ha ganado a Archie Harrison

ROYAL BABIES

La involuntaria competición entre royals que Carlos de Luxemburgo ha ganado a Archie Harrison

El primer hijo de Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo ha establecido el récord que mantenía el hijo del Príncipe Harry y Meghan Markle.

La involuntaria competición entre royals que Carlos de Luxemburgo ha ganado a Archie Harrison

Los miembros de las Casas Reales saben que su destino está unido al de la representación de la Corona, o quizás no. De todos modos, al menos durante su infancia y acompañados de sus regios padres pueden participar en determinados actos oficiales o familiares de carácter público. Algunos de ellos no es que acaparen todas las miradas, sino que son los protagonistas del acto en sí.

El Príncipe Jorge jugando en su primer acto oficialEl Príncipe Jorge jugando en su primer acto oficial

En Suecia, los pequeños príncipes y princesas se familiarizan muy pronto con los actos oficiales. A los dos años se les suele iniciar con una visita a la provincia de la que son duques o duquesas si es que se ha tenido a bien realizar algún regalo honorífico al royal en cuestión. Otros van más allá, como el Príncipe Jorge, que realizó su primer viaje oficial con 8 meses al visitar Australia y Nueva Zelanda.

Sin embargo, a todos ellos les han adelantado Carlos de Luxemburgo y Archie Harrison Mountbatten-Windsor. El hijo del Príncipe Harry y Meghan Markle, nacido el 6 de mayo de 2019, no tiene título por deseo de sus padres, y debido al Sussexit nunca representará a la Corona. Sin embargo, antes de que llegara ese momento fue el protagonista de uno de los actos oficiales de los Duques de Sussex en Sudáfrica.

Archie Harrison Mountbatten-Windsor en su primer acto oficial en SudáfricaArchie Harrison Mountbatten-Windsor en su primer acto oficial en Sudáfrica

Tenía cuatro meses y medio cuando viajó al continente africano con sus padres. Allí, el Príncipe Harry y Meghan Markle decidieron que se uniera a ellos en la visita realizada al Arzobispo Desmond Tutu en Ciudad del Cabo. Archie mostró ser un bebé risueño y despierto en el que fue su primer y último acto oficial con cuatro meses y 19 días.

Un árbol en honor a Carlos de Luxemburgo

En esta carrera involuntaria ha ganado Carlos de Luxemburgo. El deseado primer hijo de Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo es el pequeño royal más marcado por la pandemia. Nació el 10 de mayo de 2020 y sus abuelos, los Grandes Duques de Luxemburgo, tuvieron que conocerle por videollamada. Cuatro meses y nueve días después de venir al mundo tuvo lugar su bautizo, que congregó a una parte de la Familia Ducal y a la extensa prole Lannoy en la Abadía de Clervaux.

Carlos de Luxemburgo con Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo en su primer acto oficialCarlos de Luxemburgo con Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo en su primer acto oficial

Dos días después, y con solo cuatro meses y 11 días, el Príncipe Carlos ha asistido a su primer acto oficial, un evento en el que fue el auténtico protagonista porque se celebraba en su honor. Así, por 8 días superó a su pariente lejano Archie. El motivo de la aparición del hijo de los Grandes Duques Herederos fue el visitar el árbol que se había plantado con motivo de su nacimiento.

La pareja heredera acudió con su primogénito al Parque Fondation Pescatore de Luxemburgo para admirar el árbol, junto al que se colocó una placa en la que aparece el tratamiento, el título, los nombres y la fecha de nacimiento de Charles Jean Philippe Joseph Marie Guillaume. Los tres miembros de la Familia Ducal estuvieron acompañados del Primer Ministro, Xavier Bettel, el Viceprimer Ministro, Dan Kersch, la alcaldesa de la ciudad de Luxemburgo, Lydie Polfer, y el primer concejal de la ciudad de Luxemburgo, Serge Wilmes.

Guillermo de Luxemburgo, muy cariñoso con su hijo Carlos de Luxemburgo en su primer acto oficialGuillermo de Luxemburgo, muy cariñoso con su hijo Carlos de Luxemburgo en su primer acto oficial

Todos ellos quedaron embelesados por la ternura del Príncipe Carlos, un adorable bebé que conquista a todo el que le conoce. Sus felices padres, Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo, han esperado tanto el momento de tener un hijo que no solo no desean perderse nada de su pequeño, sino que no les importa ser muy cariñosos con su bebé públicamente. Así, las muestras de amor a Carlos de Luxemburgo fueron constantes. Se nota que los Grandes Duques Herederos son más felices que nunca.

Te puede interesar