Los escándalos de Angélica Rivera, la actriz que fue Primera Dama de México

RUMORES Y SECRETOS

Los escándalos de Angélica Rivera, la actriz que fue Primera Dama de México

Parece que la vida de Angélica Rivera se ha convertido una de las telenovelas donde ella actuaba, debido a los escándalos que le han acompañado mientras fue Primera Dama.

Los escándalos de Angélica Rivera, la actriz que fue Primera Dama de México

Angélica Rivera, la actriz mexicana que interpretó el papel de 'Gaviota' en 'Destilando amor', fue esposa del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto. Seis años fue el tiempo que Angélica Rivera ocupó el cargo de Primera Dama de México. Una mujer que dejó su sueño de actriz para poder dedicarse a su esposo y a sus hijos.

Pero la esposa que pasó de ser actriz a Primera Dama no tuvo una trayectoria limpia y ejemplar. Son muchos los escándalos que rodean a la actriz en su época como Primera Dama, y no lo tuvo fácil a la hora de hacerle frente. Polémica y juzgada, Angélica Rivera siempre ha intentado defenderse de los siguientes escándalos:

Una lujosa residencia

La primera polémica que encendió la chispa del pueblo mexicano fue cuando Angélica Rivera hizo una entrevista para la revista ¡Hola! donde presentaba su residencia familiar en las Lomas de Chapultepe. En el reportaje contaba la buena relación que tenía con su esposo y cómo disfrutaban de la vida juntos.

La Reina Letizia con Angélica Rivera en su Viaje de Estado a MéxicoLa Reina Letizia con Angélica Rivera en su Viaje de Estado a México

Pero lo peor vino después. Una investigación periodística anunció meses más tarde que la lujosa casa que había mostrado Angélica Rivera valorada en 7 millones de dólares había sido comprada por el Grupo Higa, uno de los principales contratistas del Gobierno. Rápidamente el Presidente reaccionó y la Primera Dama salió al paso para defender su inocencia, asegurando que la compra de la casa se había hecho con sus ingresos como actriz.

Una boda por un veto

Angélica Rivera se casó con el expresidente Enrique Peña Nieto en noviembre de 2010 y, cinco años más tarde, una revista llamada Proceso publicó un reportaje que dejaba mal parada a la pareja. El artículo evidenciaba que la boda fue un maquinación eclesiástica y política en manos de la Archidiócesis de México y el Gobierno de México, ya que agilizaron la anulación del matrimonio previo de la que fue Primera Dama.

Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera en MadridEnrique Peña Nieto y Angélica Rivera en Madrid

Las autoridades eclesiásticas mexicanas consideraron al sacerdote que les había casado, Salinas Aranda, responsable de esta simulación y de haberles casado sin licencia . Como consecuencia le castigaron con el veto a ser sacerdote. Pero este castigo, años después, se descubrió que fue injusto puesto que el sacerdote había sufrido una intensa extorsión.

Tiendas de lujo y vestidos caros

Una lujosa casa, una boda en entredicho y una vida con demasiados lujos. Las críticas volvieron sobre la Primera Dama de México cuando se la vio con sus hijas e hijastras en tiendas muy exclusivas y de lujo en Beverly Hills. Este momento fue muy criticado, porque mientras ellas se gastaban el dinero en ropa, miles de mexicanos salían a la calle exigiendo justicia por la desaparición de 43 estudiantes en Iguala.

El Papa Francisco se despide de Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera en MéxicoEl Papa Francisco se despide de Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera en México

A Angélica Rivera se le acusaba de estar despilfarrando el dinero del país mientras que la mitad de los mexicanos viven en la pobreza. Las compras no fue solo un motivo de esta acusación, sino los vestidos tan caros que ha lucido en los eventos oficiales. Uno de ellos fue en el viaje oficial del que fue Presidente de México, donde criticaron tanto a la hija como la madre por el alto coste de sus vestidos. La madre iba con un vestido rojo espectacular de Valentino, mientras que la hija, Sofía Castro, vistió uno de Dolce & Gabbana.

Escándalo de desplantes

No obstante, y a pesar de todo, parece que su vida no era de color de rosa. Por las redes sociales han circulado en diversas ocasiones vídeos en los que se pueden apreciar varios desplantes entre el matrimonio. Entre ellos el ocurrido en julio de 2015, cuando la pareja viajó a Europa para celebrar el Día Nacional de Francia. Todo marchaba bien cuando la cámara captó como Angélica Rivera intentaba coger del brazo a su esposo, y este se lo retiraba de una manera muy marcada. Según apuntaron entonces los diarios de México, fue una venganza del ex Presidente a su mujer porque una vez ella se lo ha hizo a Peña Nieto.

Enrique Peña Nieto y Angélica RiveraEnrique Peña Nieto y Angélica Rivera

A raíz de todo ello comenzó a difundirse la idea de que todo era un montaje. Incluso la escritora Sanjuan Martínez escribió un libro llamado 'Yo soy la dueña', donde se habla de la avaricia y poder, y donde muchos testigos aseguran que fue un montaje para realzar la carrera política de Peña Nieto, ya que la actriz mexicana estaba en auge por el papel de 'Gaviota' en la telenovela 'Destilando amor'.

Apartamento en Miami

Y por si fuera poco, otro escándalo inmobiliario llegó a la vida de Angélica Rivera, esta vez por un lujoso apartamento que tiene la actriz en Miami. El periódico inglés The Guardian aseguró que la propiedad de Florida en Estado Unidos estaba comprada por Pierdant, una empresa que buscaba concretar contratos millonarios con el gobierno mexicano. Aunque esto lo desmintió el Gobierno de México, todavía quedan muchas cuestiones que aclarar.

La Reina Letizia en una reunión con Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera en Los PinosLa Reina Letizia en una reunión con Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera en Los Pinos

Una vida, por tanto, llena de escándalos, de claroscuros,, una montaña rusa de rumores y desmentidos es lo que ha sido la vida de Angélica Rivera como Primera Dama de México. Sacando siempre una sonrisa, pero llena de polémicas y secretos que quizá nunca se aclaren.

Te puede interesar