Los seis años de la Infanta Leonor, ¿la cuarta Reina de España?

SUCESIÓN A LA CORONA

Los seis años de la Infanta Leonor, ¿la cuarta Reina de España?

Tras la derogación en Reino Unido, España junto con Mónaco y Liechtenstein son las únicas monarquías europeas en las que el varón tiene preferencia sobre la mujer en la sucesión a la Corona.

Los Príncipes de Asturias con sus hijas, las Infantas Leonor y SofíaLos Príncipes de Asturias y las Infantas Leonor y Sofía

El pasado lunes 31 de octubre fue un día especial para la Familia Real Española debido a que la Infanta Leonor, hija primogénita de los Príncipes Felipe y Letizia, celebraba su sexto cumpleaños. La séptima nieta de los Reyes ostenta el tratamiento de Alteza Real y la dignidad de Infanta de España por ser hija del Príncipe de Asturias, Heredero de la Corona, colocándose desde su nacimiento en el segundo puesto en la línea de sucesión.

Con el nacimiento de una primogénita se abrió el debate de la reforma de la Constitución de 1978 para eliminar la discriminación de la mujer frente el varón en la Sucesión a la Corona, sin embargo el tema ha caído en agua de borrajas. Desde La Zarzuela se han mostrado favorables a la reforma, aunque señalando que no hay prisa. Asimismo, recientemente se ha aprobado una reforma constitucional, una ocasión perfecta y finalmente perdida para eliminar tal discriminación.

Las tres reinas de España

El 29 de abril de 2007 nacía la Infanta Sofía, segunda hija de los Príncipes, con lo que Leonor no perdía sus derechos y continuaba siendo la heredera del heredero. Siete años después de su matrimonio y más de 4 desde el nacimiento de la nieta menor de Sus Majestades nada apunta a que Don Felipe y Doña Letizia pudieran tener un hijo varón. En caso de que así hubiera ocurrido, perpetuaría la tradicional exclusión de la mujer a la hora de acceder al trono.

Comunión de Miguel UrdangarínLa Familia Real Española en la actualidad

La historia de la Monarquía en nuestro país está marcada por la discriminación a la mujer, pues las Infantas solían ser prometidas desde su mocedad con herederos de otros tronos para asegurar pactos familiares entre Casas Reales, y por ende, entre naciones. Así, desde el final de la Reconquista solo ha habido 3 reinas soberanas rigiendo los destinos del país.

La primera de ellas fue Isabel la Católica, Reina de Castilla, que no gobernaba de facto todo el país en soledad, pues su enorme fuerza se debió a su alianza matrimonial con Fernando de Aragón. A su muerte le sucedió su hija Juana I, conocida como Juana la Loca, pronto apartada de la Corona. En el siglo XIX, Isabel II heredó el trono a la muerte de su padre, Fernando VII, (aunque no asumió sus funciones hasta que fue considerada mayor de edad a los 13 años), hecho que tuvo lugar tras la derogación de la Ley Sálica y que provocó las Guerras Carlistas.

Felipe, el esperado heredero de Don Juan Carlos y Doña Sofía

Más tarde Alfonso XII arrebató a su hermana mayor, la Infanta Isabel -la Chata- la dignidad de Princesa de Asturias y posteriormente la Corona, y en la siguiente generación, Alfonso XIII se convirtió en Rey al nacer tras la muerte de su padre, que no llegó a conocerle. De esta manera, el abuelo de Don Juan Carlos asumía la corona, bajo la regencia de la Reina María Cristina durante su minoría de edad, apartando a su hermana mayor, la Infanta María de las Mercedes.

La Reina Victoria Eugenia sostiene al entonces Infante Felipe en su bautizoLa Reina Victoria Eugenia sostiene al entonces Infante Felipe en su bautizo

De igual forma ocurrió con las hijas de Alfonso XIII, las Infantas Beatriz, abuela materna de Alessandro Lequio, y María Cristina, pues tras las renuncias del Príncipe Alfonso y del Infante Jaime, abuelo de Luis Alfonso de Borbón, fue Don Juan, Conde de Barcelona, quien tomó las riendas de la Casa Real. Padre de cuatro hijos y con la Infanta Pilar como primogénita, desde su llegada al mundo el sucesor fue Don Juan Carlos, actual Rey de España. A su vez, los entonces Príncipes Juan Carlos y Sofía no descansaron hasta que tuvieron entre sus brazos a un varón, Don Felipe, que con su nacimiento en 1968 retrasaba un puesto a la Infanta Elena, cuatro años mayor, y a la Infanta Cristina (1965), en la línea de sucesión a la Corona.

En la actualidad, nuestro país, que ha poseído un ministerio de Igualdad y que tiene diversas políticas que pueden presumir de progresistas frente a otros estados europeos, se está quedando atrás en la equiparación de la mujer en la sucesión a la corona, pues es la única Monarquía parlamentaria europea, junto con Mónaco y Liechtenstein, que discrimina a la mujer. Precisamente Reino Unido acaba de salir de esta 'lista negra' al derogar la discriminación hacia la mujer, por lo que el primer hijo que tengan los Duques de Cambridge será coronado Soberano británico independientemente de que sea hombre o mujer.

Te puede interesar