El Príncipe Guillermo responde a la polémica por su apoyo al fútbol inglés y descarta una investidura como Príncipe de Gales

FAMILIA REAL BRITÁNICA

El Príncipe Guillermo responde a la polémica por su apoyo al fútbol inglés y descarta una investidura como Príncipe de Gales

El Príncipe Guillermo visitó Gales y respondió a la polémica generada por el fútbol. Además, negó que se haya planteado una ceremonia de investidura al estilo de la que tuvo su padre en 1969.

El Príncipe Guillermo responde a la polémica por su apoyo al fútbol inglés y descarta una investidura como Príncipe de Gales

El Príncipe Guillermo asumió la dignidad de Príncipe de Gales el 9 de septiembre de 2022, un día después de convertirse automáticamente en heredero tras la muerte de Isabel II y la subida al trono de Carlos III. Desde el mismo momento en el que falleció su abuelo y comenzó el reinado de su padre, el Príncipe Guillermo tomó los títulos de Duque de Cornualles, Duque de Rothesay, Conde de Chester, Conde de Carrick, Barón de Renfrew, Señor de las Islas y Príncipe y Gran Senescal de Escocia. Mientras tanto, para ser Príncipe de Gales esperó un día más hasta que el Rey Carlos anunció que se lo entregaba en el primer discurso que ofreció como Monarca.

El Príncipe Guillermo y Kate Middleton en su primer acto como Príncipes de GalesEl Príncipe Guillermo y Kate Middleton en su primer acto como Príncipes de Gales

Asumida ya esta dignidad, el Príncipe Guillermo realizó una primera visita a Gales, territorio que había visitado meses atrás, con motivo del Jubileo de Platino en junio de 2022, acompañado por Kate Middleton y sus hijos George y Charlotte. El 16 de noviembre de 2022 el heredero regresó a Gales para una segunda visita oficial desde que asumió el título tras la que realizó en septiembre de 2022 con la Princesa Kate a Anglesey y Swansea. En esta ocasión se reunió con las autoridades galesas y recorrió el Senedd, el Parlamento de Gales.

El Príncipe Guillermo fue recibido por el Primer Ministro de Gales, Mark Drakeford, líder del partido independentista galés, Plaid Cymru, que gobierna en coalición con los laboristas. También estuvo acompañado por Elin Jones, que ocupa el cargo de Llywydd, es decir, Presidenta del Parlamento de Gales, que junto a Drakeford enseñó el edificio al heredero. El Príncipe de Gales se reunió tanto con ellos como con otros líderes políticos en esta importante visita al Senedd, constituido desde que a partir de 1998 las naciones que forman parte de Reino Unido salvo Inglaterra, es decir, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, han podido tener su propio parlamento.

La visita fue muy cordial a pesar de que el heredero tenía muy reciente una polémica. Antes de que la selección de Inglaterra viajara a Catar para el Mundial 2022, el Príncipe Guillermo visitó al combinado inglés en calidad de Presidente de la Asociación Inglesa de Fútbol, cargo honorífico asociado a su rango real. Allí dijo que les quería mostrar que todo el resto del país estaba con ellos. Aunque se refería a Inglaterra, una de las cuatro naciones que forman Reino Unido, no pensó que en las competiciones deportivas, cada país juega por separado. En este caso Escocia e Irlanda del Norte no disputan el Mundial de Catar, pero Gales sí, por lo que sus palabras fueron mal recibidas en el país del que ostenta la dignidad de Príncipe.

Se acusó al heredero de haber apoyado solo a los ingleses y no haber hecho lo mismo con la selección galesa, ya que por mucho que ostente el citado cargo, es Príncipe de Gales y miembro de la Familia Real Británica. Además, se ha dado la casualidad que Inglaterra y Gales coinciden en la fase de grupos. Todo ello ha ayudado a caldear los ánimos en Gales, donde el sentimiento independentista también tiene arraigo.

El Príncipe Guillermo con el Primer Ministro de Gales y la Presidenta del Parlamento galésEl Príncipe Guillermo con el Primer Ministro de Gales y la Presidenta del Parlamento galés | Foto: The Royal Family

Ante la polémica generada, el heredero comentó durante esta visita al Parlamento en Cardiff que apoya a las dos selecciones cuando se enfrenten, aunque por tradición anima a Inglaterra en el fútbol y a Gales en el rugby, un deporte en el que las dos naciones también son rivales: "Les digo a todos que estoy apoyando a ambos. No puedo perder. He apoyado a Inglaterra desde que era bastante pequeño, pero apoyo el rugby galés y así es como lo he hecho siempre porque tuve que tomar una decisión", señaló el Príncipe de Gales, patrón real de la Welsh Rugby Union, que reconoció a su vez que no es bueno si deja de apoyar a Inglaterra para hacerlo con Gales, por lo que debe encontrar un equilibrio que satisfaga a todo el mundo, que sería que se muestre neutral cuando se enfrenten y apoye a ambas selecciones por separado cuando no lo hagan, tanto en el fútbol como en el rugby.

No se volverá a hacer una investidura como la de Carlos

Por si fuera poco, otra cuestión sobrevolaba la visita real a Gales. Se trataba de la posibilidad de realizar una ceremonia de investidura como Príncipe de Gales como la que tuvo su padre en 1969. Aquella vez, la Reina Isabel colocó una corona sobre la cabeza de su heredero, al que entregó formalmente la dignidad de Príncipe de Gales que ya tenía desde 1958 en una ceremonia pomposa que tuvo lugar en el Castillo de Caernarfon. Al formalizarse la sucesión surgieron rumores sobre la posibilidad de que se repitiera algo así, lo que creó opiniones a favor y en contra.

Carlos de Inglaterra siendo coronado como Príncipe de Gales en 1969Carlos de Inglaterra siendo coronado como Príncipe de Gales en 1969

Si bien el partido independentista señaló que el título de Príncipe de Gales no le otorga ni una posición ni responsabilidad en Gales, Kensington Palace manifestó que este viaje del Príncipe Guillermo era una forma para conocer más y mejor los problemas y fortalezas del pueblos galés, con el que busca una mayor cercanía como Príncipe de Gales. Además, se expresó que no se había ni planteado que se celebrara una investidura como aquella de 1969, dando así carpetazo a la posibilidad de esta 'coronación' para el heredero, que prefiere que aquellas ceremonias se queden en el siglo XX.

Te puede interesar