Primer aniversario de la cacería de elefantes que costó una disculpa al Rey y el descubrimiento de Corinna

EL GRAN ESCÁNDALO

Primer aniversario de la cacería de elefantes que costó una disculpa al Rey y el descubrimiento de Corinna

Ha pasado un año desde la desafortunada caída que causó graves problemas de salud tanto a su persona como a la Institución que preside desde hace casi cuatro décadas.

El Rey Juan Carlos recibe el alta y abandona el Hospital San José de MadridEl Rey Juan Carlos recibe el alta y abandona el Hospital San José de Madrid

El 14 de abril es una fecha aciaga para la Familia Real Española. Ese día del ya lejano y convulso año 1931 se proclamó la II República, por lo que el Rey Alfonso XIII primero y la Reina Victoria Eugenia y sus hijos después, así como otros regios familiares, tuvieron que abandonar España, un país que algunos de ellos no volverían a pisar jamás.

81 años después de la huída de Alfonso XIII, el Rey tuvo que realizar también un largo viaje, pero en su caso para regresar a España y someterse a una operación de urgencia en Madrid después de haberse roto la cadera derecha tras sufrir una caída accidental por un tropiezo con un escalón.

Juan Carlos de Borbón cazando de niñoJuan Carlos de Borbón cazando de niño

Su Majestad se encontraba en Botsuana, donde había sido invitado a este país para cazar elefantes, unas en principio idílicas vacaciones que se tornaron en una auténtica pesadilla para el primero de los españoles, que al dolor físico tuvo que unir el rechazo a su conducta de gran parte de la ciudadanía, que no entendió tan innecesario viaje.

La Familia Real Española ha cazado a lo largo de la Historia, y Don Juan Carlos no es una excepción, sin embargo el hecho de que las presas fueran elefantes, y de que viajara a Botsuana para hacerlo en un momento en el que la crisis económica golpeaba (y sigue golpeando) a España de forma virulenta, provocaron una oleada de críticas sin precedentes hacia el Jefe del Estado.

El Rey Juan Carlos y Corinna zu Sayn-Wittgenstein en AlemaniaEl Rey Juan Carlos y Corinna zu Sayn-Wittgenstein en Alemania

Cuatro días después del suceso, el miércoles 18, el Rey abandonaba el Hospital San José de Madrid, pero no sin pronunciar once palabras que supusieron un gesto sin precedentes: "Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir". De esta forma, el Monarca pedía perdón a todos los españoles por primera vez.

La aparición de Corinna zu Sayn-Wittgenstein

Sin embargo no todo quedó allí, pues entre la avalancha de informaciones surgidas en esos terribles días para la primera institución, apareció un nombre que había estado oculto durante muchos años, el de una mujer que llegó para quedarse, (o mejor dicho para desaparecer y volver a resugir), Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Esta mujer hasta entonces desconocida para la opinión pública es una alemana nacida en 1965 en Frankfurt. Se ha casado dos veces, primero con el empresario británico Philip Atkins, con quien tuvo una hija llamada Anastasia; tras su divorcio se casó con el Príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Sayn, un enlace del que nació su hijo Alexander en 2002. Su segundo matrimonio también acabó en divorcio, aunque se quedó con el título y el apellido.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein con el Rey Juan Carlos, la Infanta Cristina e Iñaki UrdangarínCorinna zu Sayn-Wittgenstein con el Rey Juan Carlos, la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín

La aparición de esta persona puso en el disparadero el matrimonio de los Reyes de España, del que se ha publicado una y otra vez que actualmente es meramente institucional; pero no solo se habló del plano personal, pues se revelaron datos que apuntaban a que Corinna había sido una conseguidora que habría acompañado a Don Juan Carlos en numerosos viajes oficiales, donde se le dispensó un trato más elevado del que le correspondería en principio, y que trabajó para el Gobierno de España, lo que ella misma confirmó, mientras que tanto el Ejecutivo anterior como el actual (e incluso el CNI) han negado que la alemana realizara gestiones en favor de España.

Un año después las aguas no han terminado de volver a su cauce para una Familia Real Española acosada por varios frentes que intentan hundir el barco, pero sin lugar a dudas, por muy grave que fuera el asunto Botsuana y la llegada de Corinna, el gran mal con el que sigue cargando la Institución es el 'Caso Urdangarín', el mayor de todos los escándalos.

Te puede interesar