Los 75 años del Rey Don Juan Carlos, la intensa y azarosa vida del Monarca español

75 CUMPLEAÑOS

Los 75 años del Rey Don Juan Carlos, la intensa y azarosa vida del Monarca español

Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I de España cumple 75 años el 5 de enero, tres cuartos de siglo de una vida singular.

El Rey Juan CarlosEl Rey Juan Carlos

El Rey Don Juan Carlos cumple este 5 de enero de 2013 75 años, tres cuartos de siglo de una vida agridulce en la que ha habido alegría, desdicha, infortunio y responsabilidad, como en la de cualquier mortal; sin embargo, la existencia de Don Juan Carlos de Borbón no ha sido como la de la mayor parte de los ciudadanos, y por ende, sus avatares tampoco lo han sido.

Don Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón-Dos Sicilias nació el 5 de enero de 1938 en Roma, ciudad en la que se encontraban exiliados sus padres, los Condes de Barcelona, Don Juan de Borbón y Battenberg y María de las Mercedes de Borbón-Dos Sicilias y Orleans.

Juan Carlos de Borbón cazando de niñoJuan Carlos de Borbón cazando de niño

El pequeño infante era el segundo hijo de Don Juan y Doña María, que habían sido padres de la Infanta Pilar (1936) y posteriormente lo serían de la Infanta Margarita (1939) y del Infante Alfonso (1941). Desde su nacimiento se posicionó en segundo lugar en la línea de sucesión a la Corona tras Don Juan, Príncipe de Asturias del entonces inexistente Trono de España.

Juanito, como era conocido para diferenciarlo de su padre, fue bautizado el 26 de enero de 1938 en la capilla de la Orden de Malta de Roma por el que sería posteriormente Pío XII, siendo apadrinado por su abuela paterna, la Reina Victoria Eugenia, y por su abuelo materno, el Príncipe Carlos Tancredo de Borbón-Dos Sicilias.

Juanito, entre Franco y Don Juan

Sus primeros años transcurrieron en Roma, donde los Barcelona vivieron no sin sobresaltos y preocupaciones, pendientes de la Guerra Civil y de los acontecimientos que sucedieron en España tras la victoria del General Franco, que pronto dejó claro al Rey Alfonso XII que no volvería a ser Rey; este, abuelo de Don Juan Carlos, abdicó en favor de Don Juan el 15 de enero de 1941, convirtiéndose así Juanito en heredero de la Corona.

Juan Carlos de Borbón y Francisco FrancoJuan Carlos de Borbón y Francisco Franco

En 1942 los Condes de Barcelona y sus cuatro hijos se establecieron en la ciudad suiza de Lausana a la espera de un regreso a España que no llegaría. Cuatro años más tarde, los Barcelona se trasladaron a la localidad portuguesa de Estoril, pero antes, Juanito estudió en el internado de los marianistas en Friburgo (Alemania).

En 1948 Juanito pisó España por primera vez para estudiar en el país en el que un día reinaría al formalizarse un acuerdo entre Don Juan y Franco. Tras las desavenencias entre el Conde de Barcelona y el dictador, el Príncipe regresó a Estoril, aunque más tarde se trasladó a San Sebastián para seguir estudiando en España.

La trágica muerte del Infante Alfonsito y la boda con Sofía de Grecia

Juanito terminó sus estudios en 1954 y realizó su instrucción militar en la Academia Militar de Zaragoza entre 1955 y 1957. En ese tiempo vivió la gran desgracia de su vida; el 29 de marzo de 1956, día de Jueves Santo, Juanito disparó por accidente a su hermano Alfonsito, que cayó fulminado. Fue en la capilla ardiente instalada en Villa Giralda cuando Don Juan pronunció una frase que nunca ha podido olvidar: "¡Júrame que no lo has hecho a propósito!".

El Rey Juan Carlos y el Infante Alfonso en 1951El Rey Juan Carlos y el Infante Alfonso en 1951

Tiempo antes se celebró el Crucero Agamennon en el que Federica de Grecia reunió a toda la realeza, y fue allí donde conoció a la primogénita de los Reyes helenos, la Princesa Sofía, aunque entonces apenas tuvieron contacto. Tuvieron que pasar varios años y encuentros, además de la ruptura de Juanito con María Gabriela de Saboya, para que surgiera una relación instigada por la Reina Federica de Grecia y la Reina Victoria Eugenia que culminó en boda el 14 de mayo de 1962.

Ahora Juanito ya tenía una compañera fiel, la Princesa Sofía, con quien se instaló en el Palacio de la Zarzuela y que le dio tres hijos, Elena (1963), Cristina (1965) y Felipe (1968), el ansiado varón que aseguraba la continuidad dinástica y apuntalaba el camino del ya entonces Juan Carlos, como fue denominado para evitar confusiones con Don Juan, denostado por el régimen franquista.

Boda de los Reyes Juan Carlos y Sofía en Atenas en 1962Boda de los Reyes Juan Carlos y Sofía en Atenas en 1962

Don Juan Carlos se convierte en Rey de España

La década de los sesenta fue feliz para el entonces Príncipe, sin embargo la incertidumbre le acechaba, pues su papel era todavía incierto, y es que a pesar de que había sido educado en España, y que el país había sido definido como un Reino, la posición de Juan Carlos era una incógnita y quedaba mucho trabajo por hacer para obtener el Trono, un puesto que según la Ley de Sucesión podría ocupar cualquier varón español, católico, mayor de 30 años y de estirpe regia.

Tras varios años 'en el limbo', donde Don Juan Carlos y Doña Sofía ejercían un tándem perfecto con el que consiguieron ganarse poco a poco el cariño de un pueblo que al principio no les quiso, llegó julio de 1969, fecha en la que en virtud de la Ley de Sucesión de 1947, Francisco Franco designó a Juan Carlos de Borbón como su sucesor en la Jefatura del Estado a título de Rey, creando mientras tanto el título de Príncipe de España que mantuvo durante 6 años.

Ceremonia de proclamación de Don Juan Carlos como Rey de España en 1975Ceremonia de proclamación de Don Juan Carlos como Rey de España en 1975

El 22 de noviembre de 1975, el Príncipe fue coronado Rey en las Cortes Españolas como Juan Carlos I de España y exaltado al Trono el 27 de noviembre. Comenzaba así un reinado difícil y la voladura controlada del régimen franquista, una transición a la Democracia que culminó con la llegada al poder del PSOE en 1982. Fue en esos años cuando consiguió finalmente el favor y el cariño del pueblo español, que votó sí a la Constitución Española en la que Don Juan Carlos pasó a ser un monarca que reina pero no gobierna. Sin embargo, el 23 de febrero de 1981 todo pudo haber cambiado debido al intento de golpe de Estado de militares derechistas, aunque la actuación decidida del Rey dio al traste con las intenciones de los golpistas.

Otro momento importante de entonces llegó el 14 de mayo de 1977, cuando Don Juan renunció a sus derechos dinásticos en favor de su hijo, el Rey, convirtiéndole en Jefe de la Casa Real Española y dándole la legitimidad regia que no tenía; este gesto fue muy importante para mejorar las relaciones entre padre e hijo, muy tirantes por culpa del conflicto dinástico que mantuvieron durante años.

Foto familiar de los Reyes, el Príncipe Felipe y las Infantas Elena y CristinaFoto familiar de los Reyes, el Príncipe Felipe y las Infantas Elena y Cristina

Llegaron años de calma y prosperidad en España, amenazados siempre por el terrorismo de ETA que también puso al Rey en su punto de mira. A lo largo de los ochenta y los noventa, Don Juan Carlos consolidó su reinado y la Monarquía en España, obtuvo gran prestigio internacional y se convirtió en una figura de gran valor para nuestro país.

El perdón del Rey

En su vida personal tuvo que decir adiós a su padre en 1993 y a su madre en 2000; mientras tanto su familia aumentó, pues casó a la Infanta Elena en 1995 con Jaime de Marichalar, a la Infanta Cristina en 1997 con Iñaki Urdangarín y al Príncipe Felipe con Letizia Ortiz en 2004, y se convirtió en un feliz abuelo de ocho nietos. Los últimos años de su vida no han sido los más felices debido a los problemas de la Casa Real y a su salud, pues ha tenido que pasar por quirófano en repetidas ocasiones a lo largo de su existencia, aunque la mayor parte se han concentrado en los dos últimos años.

El Rey Don Juan Carlos IEl Rey Don Juan Carlos I

A todo eso se han sumado los escándalos que ha protagonizado la Familia Real, sobre todo en 2012, donde ni siquiera Don Juan Carlos se ha librado, pues el pasado abril, su operación de cadera descubrió que el Rey estaba cazando elefantes en Botsuana, lo que motivó una crisis sin precedentes en la Casa Real Española a la que el Monarca tuvo que dar también una respuesta sin precedentes al pedir perdón a todos los españoles por su comportamiento no ejemplar.

Consciente del daño que su actuación provocó a la Corona, unido al 'Caso Urdangarín' y a la crisis económica que ha hecho caer en picado la imagen de la Monarquía, el Rey se puso a trabajar con más ahínco si cabe para recuperar un prestigio que se ganó en los primeros años de su reinado y que se resiste a perder, pues Don Juan Carlos, el campechano, quiere seguir siendo el Rey de todos los españoles.

Te puede interesar