La escandalosa forma con la que se ha sabido que Peter Phillips tendría una relación tras su divorcio

FAMILIA REAL BRITÁNICA

La escandalosa forma con la que se ha sabido que Peter Phillips tendría una relación tras su divorcio

El nieto mayor de la Reina Isabel se saltó el confinamiento para ver a una amiga de Zara Phillips. Preguntado por la policía, explicó que el viaje era por trabajo.

La escandalosa forma con la que se ha sabido que Peter Phillips tendría una relación tras su divorcio

No es que Peter Phillips sea un royal demasiado escandaloso, pero sí es cierto que ha tenido algún que otro patinazo, como cuando en enero de 2020 se vio un anuncio en el que sacaba rentabilidad a su pertenencia a la Familia Real Británica para vender leche en China. No es que quedara muy bien, pero al no pertenecer a la Casa Real Británica y tener que ser financieramente independiente, el tema no tuvo mayor recorrido.

Peter Phillips y Autumn Kelly en WindsorPeter Phillips y Autumn Kelly en Windsor

Tampoco lo tuvo su divorcio de Autumn Kelly, que se conoció a las pocas semanas del anuncio de leche. El hijo de la Princesa Ana y la canadiense se habían separado en 2019, pero consideraron que no era necesario anunciarlo oficialmente al no ser miembros al servicio de la Corona. Una filtración hizo que tuvieran que conformar que era cierto. La pareja, que se había casado en Windsor Castle el 17 de mayo de 2008 y tuvo dos hijas, Savannah (2010) e Isla (2012), anunció su deseo de seguir viviendo en Gatcombe Park, residencia de la Princesa Ana. Y allí se han quedado.

Viaje con incógnitas

Eso no quiere decir que haya reconciliación entre la pareja, ni mucho menos. Si antes se dio a entender que no volverían, con lo que se ha sabido posteriormente está claro que no. Peter Phillips tiene novia, o al menos comparte algo especial con Lindsay Wallace, por la que se saltó las restricciones provocadas por la pandemia para reencontrarse en Escocia. La historia saltó en The Sun, que publicó que el nieto mayor de la Reina había viajado desde Gloucestershire a St. Cyrus, pueblo escocés en el que vive Lindsay Wallace, una amiga de la infancia de su hermana, Zara Phillips.

Peter Phillips y su mujer Autumn Phillips en la boda del Príncipe Harry y Meghan MarklePeter Phillips y su mujer Autumn Phillips en la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle

Los vecinos avisaron a la policía, que se personó en casa de Lindsay Wallace para saber por qué había un coche en la puerta y quién estaba con ella saltándose las restricciones. El primogénito de la Princesa Real fue interrogado y contestó que el motivo de su viaje a Escocia, lo que le llevó a recorrer casi 750 kilómetros, fue por trabajo. En este caso sí estaría justificado su traslado. Los agentes le creyeron y la cosa no pasó a más.

Peter Phillips explicó que el viaje era por su empresa XL Medical, que se encarga de proveer de test rápidos de detección del coronavirus, una oportunidad de negocio que el hijo emprendedor de la Princesa Ana desarrolló durante la pandemia. En ese sentido, puede estar cubierto. El problema es que estaba en casa de Lindsay Wallace. ¿Qué hacía allí? Las explicaciones de su entorno es que no fue a un hotel porque no le fue posible encontrar uno. Sin embargo, la siempre avispada prensa británica ha investigado y sí ha localizado plazas hoteles disponibles en las cercanías para esa noche.

Autumn Kelly, Peter Phillips y la Princesa Ana en la Misa de Navidad en SandringhamAutumn Kelly, Peter Phillips y la Princesa Ana en la Misa de Navidad en Sandringham

Además de eso, para quedarse en su casa debería haber formado una burbuja con ella, lo que sería cierto en caso de tener una relación sentimental con Wallace, separada y madre de dos hijos. El caso es que The Sun apuesta fuerte y según una fuente la relación es un hecho. "Peter está locamente enamorado de ella. Lo han estado ocultando durante este tiempo y solo su círculo íntimo conoce su amistad". Ahora lo conoce todo el mundo gracias a la denuncia vecinal.

Te puede interesar